4 beneficios del running en la salud

20 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por él médico Leonardo Biolatto
Los beneficios del running en la salud son conocidos desde hace tiempo. Se trata de un deporte con muchos adeptos, y es habitual que en las ciudades se disponga de lugares específicos para su práctica.

Los beneficios del running son ensalzados por la comunidad médica y por quienes practican este deporte. Representa un ejercicio que cada vez tiene más adeptos y que se adapta a diversas circunstancias, ya que casi cualquier persona puede practicarlo en diferentes ámbitos, inclusive estando de vacaciones.

La ventaja técnica del running es que no depende de un equipamiento preciso ni se deben cargar elementos contundentes para concretarlo. Esta facilidad lo sitúa entre los deportes que más se indican desde el punto de vista médico, puesto que no hay demasiadas excusas para no realizarlo.

En realidad, la palabra running que utilizamos es la versión inglesa de ‘correr’. Se puede intercambiar con jogging, aunque habría algunas diferencias puntuales. De todas maneras, entendamos que se trata de ir a una velocidad más rápida que la que empleamos para caminar.

Hay beneficios del running que se asocian a la salud psicológica, y otros que repercuten con claridad en las partes físicas del cuerpo. Te vamos a contar en este artículo sobre algunos efectos positivos de este deporte.

1. El running previene enfermedades

Uno de los beneficios del running es la posibilidad de prevenir la aparición de enfermedades. Por eso es tan indicado por los médicos en general, casi en cualquier especialidad.

Si hablamos de los cardiólogos, hay pocas contraindicaciones que deben considerar para recomendarlo. Los pacientes cardiológicos entrenan su corazón al correr y lo vuelven más eficiente, lo que disminuye sus valores de presión arterial a largo plazo.

Además, el ejercicio obliga al músculo a buscar energía de los tejidos circundantes, incluido el adiposo. Es así que resulta útil para el descenso de peso, con lo que se controla el factor de riesgo de la obesidad y la hipercolesterolemia.

Dos mujeres haciendo running al aire libre.

Otra fuente de energía muscular de la glucosa. Cuando hacemos running, uno de los beneficios es el ingreso de azúcar a los miocitos —células musculares— para producir energía y sostener la actividad física. Esa glucosa que sale de la sangre disminuye los valores plasmáticos, y así se previene la diabetes tipo 2 y se ayuda al control de la patología ya existente.

En última instancia, el sistema inmune también se beneficia del running. Eso sí, tiene que ser una actividad moderada y no intensiva como los maratones.

2. Huesos más fuertes al correr

Si una persona tiene la costumbre de practicar running, su tejido óseo se fortalecerá con el tiempo. El impacto de la marcha acelerada consolida el hueso y previene la osteoporosis. Este beneficio del running es clave para las mujeres, sobre todo cuando llegan a la edad menopáusica.

En la menopausia hay una caída de los niveles de estrógeno que acelera la pérdida de minerales por parte del hueso. Ese calcio que se pierde origina porosidad en el tejido óseo y acrecienta el riesgo de fracturas.

Si la mujer ha practicado deportes regularmente antes de la menopausia, limitará la pérdida de calcio. Eso la pondrá en una situación ventajosa para competir contra la baja de los estrógenos.

3. Los beneficios del running en el peso corporal

Parte del tratamiento para bajar de peso consiste en la actividad física, y una de las recomendaciones suele ser correr. Junto a la dieta, el ejercicio es un pilar clave para el control del volumen corporal.

Al correr se queman calorías que el músculo busca en el tejido adiposo. Cuando desciende el peso corporal, también es posible sostenerlo al lograr un equilibrio entre las calorías gastadas en el running y las ingeridas.

El descenso de peso representa protección para enfermedades como la hipertensión y la diabetes. Es decir que se elimina uno de los factores de riesgo de ambas patologías.

4. Beneficios psicológicos del running

No solo a nivel físico hay beneficios del running. La mente puede aprovechar los cambios neuronales al correr para entrar en estados de relajación y felicidad.

Esto se acentúa si la práctica es al aire libre, donde se aumenta la secreción de endorfinas por estar en contacto con el exterior, por la luz solar y por estar realizando algo agradable.

Los beneficios del running también se reflejan en el aspecto psicológico.

El cansancio de la actividad física funciona, también, como un somnífero eficiente. Gracias a ello, se podrá descansar mejor por la noche si durante el día se realiza un deporte.

No podemos menospreciar tampoco la elevación de la autoestima que se asocia a los objetivos cumplidos. Alcanzar metas y notar mejorías corporales contribuye a que nos sintamos conectados con nuestro interior y con lo que queremos para nuestras vidas.

¡Los beneficios del running nos esperan!

Estos que te contamos son solo algunos beneficios de este ejercicio, entre tantos otros que pueden desprenderse de practicar running. Si estabas en duda respecto a iniciarte o no en este deporte, pues no hay mucho que discutir. Si ya eres un corredor, entonces es mejor continuar siéndolo para potenciar estas ventajas.

  • Andreu, J. Prieto. Experiencia deportiva, ansiedad y motivación en corredores populares. Cuadernos de Psicología del Deporte 17.1 (2017): 51-58.
  • Díaz, JF Jiménez, and Joaquín María López. Nutrición deportiva avanzada. (2013).
  • Lee, Duck-chul, et al. Running as a key lifestyle medicine for longevity. Progress in cardiovascular diseases 60.1 (2017): 45-55.
  • Szabo, Attila, and Júlia Ábrahám. The psychological benefits of recreational running: a field study. Psychology, health & medicine 18.3 (2013): 251-261.