Convenios colectivos de los futbolistas

Francisco María García·
31 Diciembre, 2019
Debido a los intereses que el fútbol mueve en todas sus esferas, los convenios colectivos de los futbolistas son complejos de negociar. Aquí te contamos un poco más sobre este tipo de normas.
 

Los convenios colectivos de los futbolistas siempre son compilaciones normativas de cierta complejidad. Conoce todo lo más importante sobre este tema en el siguiente artículo.

¿Qué es un convenio colectivo? Se trata de un acuerdo firmado entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios. En él se establecen las condiciones de trabajo y se regulan las buenas relaciones laborales.

Como todos los trabajadores legalmente establecidos, los futbolistas profesionales tienen su convenio colectivo. La Liga Nacional de Fútbol Profesional y la Asociación de Futbolistas Españoles son las entidades que acuerdan las condiciones que regulan los contratos y la vida laboral de los deportistas y las organizaciones contratantes.

Acuerdos en los convenios colectivos de los futbolistas

Los convenios colectivos de los futbolistas siempre generan todo tipo de comentarios. Cada sector —organizaciones y deportistas— trata de obtener los mejores beneficios para sus integrantes. Eso es normal y ocurre en todas las ramas de la actividad.

En el caso de los futbolistas, es mucho el dinero que se mueve y múltiples los intereses en torno a ellos. Por lo tanto, las negociaciones se extienden a todo tipo de detalles. Los deportistas saben que son el centro de un amplio círculo en el que se generan grandes ganancias. Por ende, es normal que quieran que esta situación les genere beneficios a ellos.

 

En fechas recientes, la firma del convenio colectivo de los futbolistas se ha logrado tras varios meses de negociaciones y de conflictos. El principal escollo en la negociación era el sueldo mínimo. Tras amenazas de huelgas e intervención judicial,  se hizo llegó a un acuerdo y el convenio fue firmado.

El Tribunal Administrativo del Deporte es el encargado de impartir justicia en las diferentes disciplinas de España.

En octubre de 2015, la Liga y AFE, patronal y sindicato respectivamente, firmaron el convenio colectivo de los futbolistas profesionales, que fue publicado en noviembre del mismo año.

El punto destacado de este acuerdo es el aumento de un 20 % y 15 % del salario mínimo respectivamente para los futbolistas de Primera y Segunda División. Asimismo, se establecen los mínimos que pueden cobrar los jugadores, que se ajustan anualmente por el IPC.

La paz sin huelgas

Otro punto clave de los convenios colectivos de los futbolistas profesionales es el control de las medidas de presión, en especial las huelgas. En la práctica, cuando los deportistas declaran una huelga, las organizaciones pierden grandes sumas de dinero. Por esta razón, este aspecto de las negociaciones es, junto a los salarios, un aspecto esencial.

 

Con el acuerdo del 2015, se establece la paz entre el sindicato de los futbolistas y la parte patronal. Se trata de un punto de partida que puede despejar el futuro de las competiciones, en lo que a huelgas se refiere.

El fútbol femenino, en acción

El fútbol ha dejado de ser un deporte masculino, y las mujeres reclaman sus derechos. Las futbolistas argumentan que todos se llenan la boca hablando de sus logros, pero no se concreta ese reconocimiento en los beneficios.

En más de un año, infinitas reuniones y discusiones y una huelga masiva en noviembre han marcado el convenio colectivo para la liga femenina de fútbol. Por fin se ha logrado un preacuerdo y se redactó un texto que está siendo estudiado por las partes. Está prevista para el 15 de enero de 2020 la firma del documento definitivo.

Los convenios colectivos y la igualdad de género

La lucha de las mujeres del fútbol muestra una vez más las desigualdades laborales en el sector futbolístico. Las deportistas aspiran a contratos con condiciones similares a las de los hombres, pero las organizaciones deportivas no los admiten. Argumentan que las mujeres no generan las mismas ganancias que los hombres, y por lo tanto, las retribuciones y los beneficios no serán iguales.

Jugadora de fútbol femenino posa con el balón.
 

El primer paso ha sido dado: la patronal y los sindicatos lograron un acuerdo base. En este se establecen el salario mínimo, la duración de la jornada, las vacaciones y las medidas de protección en caso de enfermedad, embarazo o lesiones.

El convenio garantiza un salario mínimo de 16 000 euros anuales para la jornada completa. En tanto, los contratos a tiempo parcial, que son los más frecuentes en el fútbol femenino, se retribuirán con 12 000 euros al año.

No en vano se dice que ‘el fútbol es pasión de multitudes’. Hay mucho dinero en juego, no solo de los eventos deportivos en sí, sino de la explotación de imágenes.

Por tanto, cada parte defiende su derecho a obtener los mayores beneficios. Es por esa razón que los convenios colectivos de los deportistas profesionales intentan un equilibrio que favorezca a todos.

 
  • Resolución de 23 de noviembre de 2015, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el Convenio colectivo para la actividad de fútbol profesional. Extraído de: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-13332
  • Calonge, L. El País. Preacuerdo para el histórico convenio colectivo en la Liga femenina de fútbol. 20 de diciembre de 2019. Extraído de: https://elpais.com/deportes/2019/12/20/actualidad/1576863944_773088.html