El derecho de retención de futbolistas

Francisco María García·
24 Enero, 2020
Los contratos de futbolistas tratan de blindar al jugador de las posibles tentaciones y ofertas que les hacen otros clubes. El derecho de retención de futbolistas está cada vez más regulado legalmente.
 

El derecho de retención de futbolistas en España fue un problema para muchos jugadores y clubes hasta 1985. En ese entonces, este protocolo se aplicaba para los jugadores profesionales. Con la llegada de la famosa cláusula de rescisión, las cosas cambiaron, aunque los juveniles siguen siendo sujetos a las retenciones.

El articulado legal de la RFEF recoge todo el derecho español aplicado a esta particularidad del fútbol juvenil. El derecho de retención de juveniles aparece en Capitulo II sobre la licencia de los futbolistas. Puntualmente, el artículo 122 establece todo lo relacionado con la clasificación de las licencias de los futbolistas.

¿Qué es el derecho de retención de futbolistas juveniles?

Los equipos tienen un derecho temporal sobre las fichas de sus jugadores juveniles. En España, este tipo de ficha es llamada ‘F’ y se aplica para los jugadores con 17 años de edad. Si un jugador en formación cumple esta edad, desde el 1 de enero de cada temporada puede entrar en esta clasificación.

Solo los clubes que tienen equipo en la primera categoría pueden incluir en sus contratos este derecho. De esta manera, los jóvenes quedan atados durante tres temporadas consecutivas. Esto pasa sobre todo cuando el club cuenta con este tipo de jugadores para actuar en la primera plantilla.

En algunos casos, estas situaciones pueden ser perjudiciales para la progresión futbolística y la carrera de los jugadores jóvenes. En todo caso, los representantes y padres de este tipo de deportistas deben analizar bien los contratos, y a eso apuntan las reglas de la FIFA.

 

El juvenil podrá quedar más tiempo retenido

El problema con el derecho de retención de futbolistas jóvenes va más allá de los dos años de retención. Según el artículo 134, al cumplir 19 años, el atleta «permanecerá afecto al club como aficionado durante las dos temporadas siguientes». Esto quiere decir que el derecho sobre el jugador joven puede ir de los 16 años hasta los 21.

El inconveniente está en el caso de que el jugador no tenga minutos de juego. También están los casos de jugadores que pasan la mayoría de edad y quieren ir a otros clubes. El hecho de no entrar todavía en la categoría de jugador profesional suele generarles dificultades a los atletas en formación.

El derecho de retención de futbolistas es importante para no perder a las estrellas del fútbol juvenil.

Claro que, en ciertas circunstancias, hay formas de regular esta retención, y por supuesto que también hay excepciones. El hecho es que la retención es diferente según la licencia federativa de cada jugador. La escritura del contrato es lo que se debe estudiar en todo momento, así como los convenios colectivos respectivos.

 

Retención según la licencia federativa

Los jóvenes con licencia tipo C de cadete extinguen su compromiso con el equipo al culminar cada temporada.  Si se mantienen en el club el último año de esta categoría, entran en la licencia tipo J. En este caso, se podría generar algún acuerdo para liberar al jugador. Para retener, el club debe tener equipo en liga juvenil.

Los jugadores con licencias J —juvenil— son quizás los más afectados. Estos deben cumplir la retención mínima y, si alcanzan la licencia A, deben pasar dos temporadas más, hasta los 21 años. En este caso, lo que podría ocurrir es que el jugador se niegue a firmar como aficionado. Se coloca la mención “procedente del juvenil” en los contratos.

Aquellos que adquieren la ficha tipo A tampoco tienen forma de deshacer su compromiso. En la práctica, todo dependerá de que el club quiera liberarlos antes o mediante acuerdo. De hecho, algunas excepciones aplican al derecho de retención de futbolistas.

Un entrenador que se precie terminará siendo casi como un padre para los deportistas.

Excepciones al derecho de retención de futbolistas

 

Anteriormente, se estableció que para que un equipo pueda retener a un jugador debe participar en un torneo de nivel superior. Por ejemplo, si una persona tiene licencia J, su equipo solo podrá hacer la retención si participa en liga profesional.

Si el jugador es dado de baja, tampoco se aplica la retención.  Además, cuando un equipo no presenta la licencia de renovación antes del 20 de agosto de cada temporada, este derecho se pierde. La llegada del contrato profesional también libera de esta norma, ya que se pasa a tener cláusula de recisión.

Igualmente, es posible que los padres del juvenil negocien otra duración de la retención. Por eso, es importante analizar los contratos e ilustrarse sobre las reglas del fútbol juvenil.

En definitiva, las retenciones son la forma que tienen los equipos de proteger a sus talentos en un mercado que es muy competitivo. Se trata de una herramienta útil, siempre que se use con responsabilidad y sin perjuicio para ninguna de las partes.

 
  • FIFA. Reglamento sobre Estatuto y transferencia de jugadores. Extraído de: https://resources.fifa.com/image/upload/regulations-on-the-status-and-transfer-of-players-2018-2925437-2925438.pdf?cloudid=yugtvcyydgtthvwj9jpv
  • RFEF. Reglamento General. Extraído de: https://www.rfef.es/sites/default/files/pdf/circulares/RG%201314.pdf