Aspectos legales de la retribución del deporte profesional

Francisco María García·
09 Marzo, 2020
¿En qué se diferencia la retribución del deporte profesional respecto a la del deporte aficionado o amateur? El contrato de trabajo y los convenios colectivos son elementos fundamentales, pero hay más cuestiones para tener en cuenta.
 

La retribución del deporte profesional tiene grandes diferencias con el deporte amateur. La razón radica en que los primeros tienen un contrato de trabajo que los obliga a cumplir con las leyes y viven de la práctica de dicha actividad deportiva.

Pero ¿cuáles son los aspectos legales más importantes en lo que se refiere a la retribución del deporte profesional? Estos giran en torno al contrato en sí, la duración del mismo, las vacaciones y el descanso, la jornada laboral y, por supuesto, las retribuciones económicas.

Retribución del deporte profesional: aspectos principales

Uno de los aspectos más importantes de cualquier contrato deportivo profesional es lo relativo a la retribución. En general, esta será convenida o pactada de forma individual o bajo los parámetros del convenio colectivo.

Un aspecto clave en este sentido es que se considera de carácter legal como salario todo lo que el deportista perciba de la entidad deportiva o el club. Cabe destacar que dicha retribución puede ser tanto en dinero físico o metálico como también en especies.

En materia de lo que se entiende por retribuciones y de acuerdo a lo pactado, es posible que queden excluidos bonos u otras cantidades que carezcan de carácter salarial. Por otro lado están las cantidades que se puedan obtener de la gestión de la imagen del deportista.

 

La retribución del deporte profesional es de suma importancia. De hecho, constituye uno de los elementos claves que diferenciarán al jugador profesional del aficionado.

En este sentido, los organismos competentes deberán evaluar si la retribución que percibe el deportista es considerada un salario. De ser así, no importa si el jugador se encuentra en una liga considerada como no profesional.

La fiscalidad deportiva es un aspecto que todo deportista debería conocer.

Aspectos legales del contrato de trabajo de un deportista

Además de la retribución profesional, también existen otros aspectos que son claves en el contrato laboral de un deportista profesional. Tal es el caso de la duración del vínculo, las vacaciones y el descanso, las cesiones y la jornada laboral. Todo ello determina si una persona es o no considerada un profesional del deporte.

En lo que se refiere a la duración del contrato, este suele ser por un tiempo determinado. Se puede especificar, por ejemplo, un cierto número de actuaciones siempre y cuando haya posibilidad de determinar este parámetro de una forma clara y concisa en unidades. En el caso de convenios colectivos, es más factible la posibilidad de hacer contratos prorrogables.

 

Por otro lado, el contrato de un deportista debe ser formalizado a través de un documento legal que tenga un triplicado destinado a cada una de las partes involucradas. Esto incluye, por supuesto, la oficina pública de empleo.

De esta forma, tanto el jugador como el club y las demás entidades deportivas podrán solicitar a la oficina pública de empleo los certificados que correspondan en cada caso. Igualmente, hay que probar el pago a la Seguridad Social por el deportista.

Jornada laboral y días de descanso

Los otros dos elementos de vital importancia que deben estar presentes son los que tienen que ver con la jornada laboral y lo relativo a las vacaciones y el descanso del deportista.

Con respecto a la jornada laboral, esta deberá comprender tanto la prestación efectiva del servicio frente al público como todo el tiempo de entrenamiento y que esté bajo las órdenes del club. Por otro lado, la duración de la jornada será la fijada en el contrato individual o colectivo.

En lo que se refiere al descanso y las vacaciones del deportista, por ley es obligatorio que tenga día y medio de descanso como mínimo. Asimismo, dichos días no deben coincidir con presentaciones deportivas al público.

Mujer descansando durante las vacaciones.
 

Las vacaciones también pueden variar, aunque lo mínimo estipulado suelen ser 30 días naturales o consecutivos. De igual forma, dichos días de disfrute pueden ser fraccionados según convengan las partes interesadas.

Las cesiones de contrato también suelen ser un recurso muy utilizado por los clubes o las entidades deportivas. Estas cesiones consisten en ceder de forma temporal los servicios a otro club o entidad, siempre y cuando se cuente con la aprobación expresa y directa del jugador. Dichos acuerdos de cesiones pueden variar de un caso al otro.

Conclusión

El aspecto legal de la retribución del deporte profesional constituye, sin lugar a dudas, uno de los elementos claves en el contrato de todo profesional. Además, también se deben considerar otros factores como los anteriormente mencionados: cesiones, jornadas laborales, vacaciones, entre otros.

Se trata de una cuestión que, por lo general, es administrada por profesionales de confianza que asesoran al deportista, como abogados o representantes. El accionar de estos agentes se ve a menudo en los medios, sobre todo cuando se trata de futbolistas muy mediáticos.

 
  • Los derechos "comunes" del deportista profesional. Fulgencio Pagán Martín-Portugués. 2015. Extraído de: https://eciencia.urjc.es/bitstream/handle/10115/13224/Tesis%20Fulgencio%20Pagan.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • La retribución como elemento delimitador deportistas profesionales. Francisco Javier Arcones Benito. 2010. Estraído de: https://revistasocialesyjuridicas.files.wordpress.com/2010/09/03-tl-03.pdf