¿Cuáles son los beneficios de federarse?

Francisco María García·
22 Febrero, 2020
Las licencias federativas facilitan la actividad del deportista y, a su vez, ordenan la práctica del deporte en cuestión, la celebración de eventos, el acceso a normativas y actualizaciones, etc. Son muchos los beneficios de federarse.
 

Desde 2014, el número de licencias federativas en España viene incrementándose de forma significativa. Ello significa que ha crecido considerablemente el número de ciudadanos españoles que deciden federarse en un deporte. No obstante, muchos deportistas aficionados aún desconocen la importancia y los beneficios de federarse.

Según el último informe del Consejo Superior de Deportes (CSD), la cantidad de federados en España se ha incremento casi un 3 % durante el 2018. Y en los últimos cuatro años, algunos deportes han registrado aumentos superiores al 20 %. Este es el caso del fútbol, del voleibol y de los deportes de montaña, por ejemplo.

Estas cifras parecen darnos una pista evidente de que son varios los beneficios de federarse en un deporte. Sin embargo, antes de hablar en más detalles sobre estas ventajas, repasemos de qué se trata ser federado.

¿Qué significa federarse u obtener una licencia federativa?

Cuando hablamos de federarse a un deporte en España, nos referimos a la decisión de ser parte de una federación deportiva autonómica. Al realizar este trámite, se otorga una licencia federativa al deportista. Se trata de un documento que certifica que un deportista pertenece a la federación autonómica correspondiente a la disciplina que practica.

Como las federaciones autonómicas casi siempre integran la Real Federación de su modalidad deportiva, dicha licencia suele tener un alcance nacional. En otros términos, podemos decir que la licencia federativa expresa el reconocimiento oficial de la federación deportiva a un deportista profesional o aficionado.

 

Cuando un deportista decide tramitar la licencia y federarse, pasa a ser reconocido como practicante del deporte por la federación autonómica correspondiente. Y por extensión, también por la Real Federación de alcance nacional.

Al contrario, si una persona practica un deporte sin estar federado, ello significa que su trayectoria, sus esfuerzos y conquistas no están avalados por entidades deportivas oficiales. Como consecuencia, no podrán ser tomados en cuenta a la hora de inscribirse para competiciones oficiales o actividades federativas.

En muchos casos, las lesiones comunes de los deportes de invierno se deben a las caídas.

Los beneficios de federarse

Como veíamos, el principal beneficio de federarse es ser oficialmente reconocido como practicante de una o varias modalidades deportivas. Imagina, por ejemplo, que deseas practicar alpinismo u otro deporte de montaña, que naturalmente implican ciertos riesgos para tu integridad y la de las demás personas que contigo se encuentren.

Ahora, imagina también que eliges escalar una cadena montañosa que se ubica en la frontera de España con otros países. Son muestras suficientes para que consideres la importancia de contar con el respaldo de un organismo reconocido internacionalmente para el ejercicio de estas actividades.

 

Además de un respaldo, la licencia federativa también te permite contar con asistencia en caso de emergencias o accidentes. Aunque existan deportes de mayor y menor riesgo inherente, toda precaución es poca.

Otras ventajas de obtener tu licencia federativa en un deporte:

  • Participar de competiciones y eventos federativos, así como de las convocatorias para eventos y subvenciones para deportes de alto rendimiento.
  • Contar con asesoría especializada respecto a la práctica deportiva de una o varias modalidades, bien como sobre cursos, eventos y competiciones.
  • Ser elegible para representar oficialmente a la CCAA o al país en competiciones nacionales o internacionales, en equipo o individualmente.
  • Acceder a los centros técnicos deportivos esparcidos por toda España y pasar a ser parte de programas regionales de tecnificación, así como de capacitaciones en temas relacionados a salud y seguridad, por ejemplo.
  • Conocer a otros deportistas, intercambiar experiencias y generar una red de contactos que te permitan adquirir nuevos conocimientos y estimular a que más personas se interesen por la práctica de la modalidad.
El tenis es uno de los deportes de raqueta más populares.
 

  • Varias federaciones proporcionan descuentos exclusivos para sus federados. No solo en eventos y actividades deportivas, sino también en alojamientos, campings, tiendas deportivas, librerías, etc.
  • Colaborar con proyectos e iniciativas para la enseñanza y el fomento del deporte a nivel autonómico y nacional.

¿Existen desventajas de federarse?

Como toda decisión, federarse también puede tener algunos pros y contras. Por ejemplo, mantener la licencia federativa activa implica una inversión razonable. Y si el deportista no logra disfrutar de sus de los beneficios regularmente, este gasto puede acabar resultando difícil de amortizar, aunque incluya seguro médico y civil por un año.

Por lo general, son muchos más los beneficios de federarse que las posibles desventajas. Asimismo, siempre es recomendable informarse bien antes de decidir tramitar la licencia deportiva. Para ello, puedes entrar en el sitio oficial de la federación autonómica de tu modalidad deportiva, o bien acudir personalmente a una de las sedes.

 
  • Consejo Superior de Deportes. Informe de licencias. Extraído de: https://www.csd.gob.es/es/federaciones-y-asociaciones/federaciones-deportivas-espanolas/licencias
  • Federación Española de Montaña y Escalada. Razones para federarse. Extraído de: https://caminoplata.com/sites/default/files/users/user3/Razones%20para%20federarse_0.pdf