¿Qué es la Carta Olímpica?

Francisco María García·
24 Septiembre, 2019
Entre los documentos que rigen el deporte a nivel mundial, sobre todo en lo que a la celebración de pruebas olímpicas se refiere, está la carta olímpica. ¿De qué trata y cuál es su contenido?
 

Se denomina Carta Olímpica al documento rector del movimiento olímpico, en el que se encuentran los principios fundamentales de los Juegos. En ella se encuentran las normas que guían desde la selección de las sedes hasta los requisitos para la participación, las sanciones y el patrocinio del evento.

La Carta Olímpica fue creada en el marco de la renovación de los Juegos Olímpicos por el Comité Olímpico Internacional —COI— y ha sufrido modificaciones con el tiempo.

Los integrantes del movimiento olímpico están agrupados en el COI, y son las federaciones internacionales, los comités olímpicos nacionales y las comisiones responsables de la planificación y organización de los Juegos. En la Carta Olímpica se establecen los derechos y las obligaciones de cada uno de ellos.

¿A quién está dirigida la Carta Olímpica?

En principio, debe entenderse este documento como la ‘palabra última y determinante’ de todo lo inherente al movimiento olímpico. En ella se establece una guía con bases jurídicas y de carácter mundial para todos los que deseen formar parte de este. Es decir, detalla de manera clara y expresa las normas para el funcionamiento de:

  • El movimiento olímpico en general.
  • El COI.
  • Las federaciones internacionales admitidas por el COI.
  • Los comités olímpicos nacionales.
  • Los Juegos Olímpicos.
  • Los procedimientos disciplinarios, sancionadores y la resolución de conflictos que se ocasionen.
 

Fundamentos principales

La Carta Olímpica propicia la propagación del deporte y, en especial, el olimpismo como un estilo de vida. Se trata de principios basados en la ética y en el complemento del deporte como un todo que combina físico, mente y espíritu.

El Comité Olímpico Internacional es el encargado de organizar los Juegos Olímpicos.

Se entiende al desempeño deportivo como una actividad capaz de integrar el crecimiento armónico del ser humano y su aporte en la búsqueda de una sociedad con fuertes principios de humanidad.

El COI identifica en la Carta Olímpica un imperioso deseo de promover una juventud que se eduque a través del deporte. El fin máximo es alcanzar un mundo más pacífico, integrado y que sea capaz de eliminar cualquier indicio de discriminación. Lo que se intenta es promocionar la igualdad de derechos, la solidaridad, el juego limpio y la alegría.

Desde su símbolo universal de los cinco anillos entrelazados, que representan a cada uno de los continentes, se destaca la unión. Todo ser humano tiene el derecho a la práctica de un deporte de acuerdo a sus posibilidades y necesidades.

 

En el mundo del deporte se ha trabajado mucho para que todos los países incluyan en sus equipos olímpicos a las mujeres. Se trata de un hecho que durante muchos años obtuvo resistencias muy férreas por creencias culturales de determinadas naciones.

Obligaciones de los creadores de la Carta Olímpica

El COI, autoridad máxima del movimiento olímpico, tiene la responsabilidad de velar por la periodicidad de los Juegos Olímpicos. Para ello, debe realizar un seguimiento exhaustivo del trabajo de cada participante y la adecuación a los principios que la Carta difunde.

Fruto de diferentes programas de eventos y actividades, el Comité Olímpico Internacional se compromete a promover, difundir, fomentar la coordinación, planificación y desarrollo de cada competición deportiva.

Asimismo, el COI se pone a disposición de diferentes organizaciones privadas o públicas para colocar al deporte al alcance de todos. Además, colaborará para desarrollar planes de acción solidarios para el desarrollo técnico, sostendrá medidas que impulsen la igualdad de género y al acceso en todas las estructuras deportivas.

Con relación a las cuestiones éticas, la Carta Olímpica presenta las medidas que llevan a un juego limpio. Sus acciones están destinadas a evitar problemas de salud en los deportistas, desde cuestiones físicas hasta la erradicación de la droga con su lucha contra el dopaje. En este sentido, combatir la violencia y las adicciones es un punto clave.

 
La Carta Olímpica rige las competencias olímpicas, las cuales premian a sus ganadores con medallas.

Incumplimiento de la Carta Olímpica

Las acciones que no correspondan con las medidas reguladas en la constitución del olimpismo son sancionadas. Existe un protocolo de análisis y evaluación de las personas y actitudes desarrolladas que derivan en diversas penalizaciones. Las consecuencias son advertencias o inadmisión permanente o definitiva al movimiento olímpico.

La discriminación por raza, sexo, cultura o de cualquier índole, una prueba de dopaje positiva u otros actos contra los principios olímpicos son elementos que originan una evaluación del Comité Olímpico Internacional.

 
  • Um.es. 2004. Comité Olímpico Internacional. Carta olímpica. Extraído de: https://www.um.es/documents/933331/0/CartaOlimpica.pdf/8c3b36b2-11a2-4a77-876a-41ae33c4a02b
  • Web oficial Comité Olímpico Español. Extraído de: https://www.coe.es/2012/COEHOME2012.nsf/FHomeDemo?OpenForm