Dick Fosbury y su técnica para el salto en alto

07 Agosto, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
Podría decirse que hay un antes y un después de Dick Fosbury en el atletismo. Este estadounidense, con solo 21 años, cambió el salto en altura para siempre.
 

Cuando vemos a los deportistas saltar en las pruebas de los Juegos Olímpicos, nos asombra la técnica que emplean. ¿Te gustaría saber quién la inventó? Su nombre es Dick Fosbury y fue un atleta que sin dudas revolucionó para siempre su deporte. Te contaremos sobre él en el siguiente artículo.

¿Cómo era el salto en alto antes de Dick Fosbury?

Antes de hablar del Fosbury Flop, en los Juegos Olímpicos, campeonatos y mundiales de atletismo se saltaba de forma muy diferente. Hasta 1968 había tres técnicas diferentes para el salto en alto:

1. Técnica de la tijera

Tras hacer una carrera ligera, se pasaba de forma lateral por la barra, primero con una pierna y luego con la otra.

2. Técnica del rodillo costal

También conocida como ‘rodillo californiano’, esta técnica incluía una media tijera y un ‘rodaje de espaldas’ al momento de hacer el salto más alto, es decir, sobre el listón. Sería como ´dar un giro en el aire´ sorteando la barra… ¡Para nada sencillo!

3. Técnica del rodillo ventral

Esta tercera técnica del salto en alto se empieza a usar en 1936; consiste en saltar como en la anterior, pero de cara al listón.

Dick Fosbury y su salto para la posteridad

Las técnicas que se usaban hasta el momento eran más bien ‘naturales’ al movimiento de los humanos. Si tenemos que saltar una valla o cualquier otro obstáculo, probablemente usemos la ‘tijera’. Sin embargo, eso no quiere decir que sean las más efectivas en cuanto a deporte nos referimos.

 

Así lo pensó Dick Fosbury, quien dejó a todos boquiabiertos en los Juegos Olímpicos de México 1968, competencia a la que llegó tras ser campeón en su universidad natal (Oregon, Estados Unidos). Pero no hubo ni un ápice de improvisación en su salto; en realidad, comenzó a practicarlo cuando tenía 16 años, allá por 1963.

Dick Fosbury hace su salto característico en México 1968.
Imagen: GlobalSports Matters.

¿En qué consiste la técnica? Básicamente en correr hacia el listón con una trayectoria curva y, al llegar a la barra, saltar de espaldas a esta y extender el brazo más próximo. De esta manera, se reduce el espacio entre el centro de gravedad (el cuerpo del atleta) y el obstáculo a superar (el listón), por lo que se gana en altura.

Por supuesto que para este salto se debieron hacer algunos cambios en las pruebas, como por ejemplo colocar un colchón del otro lado del listón, para evitar lesiones o golpes desafortunados. Hasta entonces se usaba arena, ya que los atletas caían de pie.

El día que Dick Fosbury ganó el oro

Los Juegos Olímpicos de México 1968 tienen varios hitos importantes para destacar. Para empezar, fueron los primeros organizados en Latinoamérica; también fueron los juegos del famoso ´saludo del poder negro´ y, por supuesto, de la revolución de Dick Fosbury en salto en alto.

 

El atleta estadounidense tenía solo 21 años de edad cuando llegó a la capital mexicana dispuesto no solo a llevarse una medalla, sino a cambiar para siempre el mundo del atletismo. En la final marcó 2,24 metros y se llevó la tan ansiada dorada.

Si bien Fosbury nunca pudo superar los 2,28 metros del soviético Valeri Brumel (récord mundial) en la técnica de rodillo ventral, lo cierto es que su aporte al deporte es innegable. Según las investigaciones, su forma de saltar le da unos 40 centímetros más de altura a los atletas.

Dick Fosbury celebra la medalla de oro en los JJOO.
Imagen: The Associated Press.

En la actualidad, todos los saltadores de altura usan el Fosbury Flop, debido a que su eficacia ha quedado totalmente demostrada… aunque en sus inicios los deportistas y expertos en olimpismo dudaron de esta técnica. Incluso se burlaban de Dick y le decían que era un ‘chiflado’ mientras practicaba en el instituto. A su regreso triunfal, aquellos que se reían de su técnica lo convirtieron en su ‘héroe’.

Dick Fosbury se retiró muy joven, luego de no lograr la clasificación a los Juegos Olímpicos de Múnich 1972. Sin ser el saltador más dotado de la época, su innovación le permitió no solo ganar una medalla dorada sino cambiar para siempre la manera de competir en el salto en alto.

 

Con el salto de Dick Fosbury se han logrado marcas realmente impresionantes, como la que ostenta el cubano Javier Sotomayor (2,45 metros) o la búlgara Stefka Kostadinova (2,09 metros). ¡Esto sí que es dejar huella en una disciplina deportiva!

  • Dapena, J. (1980). Mechanics of rotation in the Fosbury-flop. Medicine & Science in Sports & Exercise. https://doi.org/10.1249/00005768-198021000-00010