El dopaje en el boxeo: aspectos legales

Francisco María García·
15 Febrero, 2020
Las recientes denuncias sobre métodos supuestamente indetectables han reubicado el dopaje en el boxeo en el centro de las polémicas. Aquí te contamos un poco más.
 

A pesar de todas sus conquistas y personajes inolvidables, el boxeo figura en un ranking nada digno de orgullo. Según las cifras recompiladas por la WADA (Agencia Mundial Antidopaje), está entre las 10 disciplinas con más casos de dopaje positivo en la historia del deporte. Te contamos más sobre el dopaje en el boxeo.

¿Hay un dopaje imperceptible en el boxeo?

A finales de 2017, la medicina deportiva fue revolucionada por una alarmante constatación de dos médicos de la WADA. Según ellos, conocimientos y tecnologías provenientes de la terapia génica estaban siendo empleados para lograr un dopaje imperceptible.

En estos datos que se fueron conociendo, se analizó la inyección voluntaria de un virus en el organismo del pugilista, capaz de modificar su información genética.

Esta charla de Nicholas Rizzo y Raúl Saucedo durante la 96ta. Convención Anual por la Asociación Mundial de Boxeo. En esa jornada, se reveló un panorama completamente nuevo y bastante sombrío.

Estos casos famosos han dejado en evidencia que las pruebas de laboratorio y las normativas deportivas no dan cuenta de las nuevas metodologías y técnicas de dopaje en el boxeo.

Por un lado, las brechas tecnológicas impedían que los laboratorios de la WADA detecten casos como el llamado ‘dopaje genético’. Por otra parte, aunque se lograra detectar la presencia de determinado virus en el organismo del pugilista, sería improbable sancionarlo.

 

Se trata de una práctica que no está expresamente prohibida en la legislación deportiva o en los códigos de la Agencia Mundial Antidopaje. ¿Es, entonces, una laguna en la normativa?

Por lo tanto, la prevención y el combate al que podríamos llamar ‘de futuro’ del dopaje en el boxeo, dependería inevitablemente del avance de la ciencia y de la medicina deportiva. Eso mismo aplica para la actualización de los textos legales y normativas éticas que rigen la práctica del deporte a nivel internacional.

Aspectos legales del dopaje: la importancia de actualizarse 

El caso anterior es un ejemplo evidente de que los aspectos legales del boxeo deben actualizarse constantemente. No es lógico pretender que, en un mundo que cambia cada vez más aceleradamente, las leyes y normativas permanezcan siempre iguales. Se debe pensar que tanto el deporte como el deportista estarán en constante transformación, siguiendo el ritmo de la sociedad.

Las sustancias prohibidas por el dopaje promueven la práctica de deporte limpio.

Si hablamos específicamente sobre el dopaje, vemos claramente como la modernización del propio concepto ha permitido avanzar significativamente en su prevención. Tradicionalmente, se interpretaba como dopaje o dopaje al empleo de métodos, elementos o sustancias químicas prohibidas o no reglamentarias.

 

Pero con el paso de los años y el surgimiento de nuevas metodologías, el dopaje fue tomando una dimensión más amplia en el ámbito deportivo. Y tras la publicación del Código Mundial Antidopaje de la Agencia Mundial Anti dopaje (WADA-AMA), el concepto ha empezado a incorporar cualquier acto que viole las reglas antidopaje en el deporte.

Este entendimiento más amplio también ha permitido hablar legalmente del dopaje más allá del deportista. Desde hace varios años, también los entrenadores, los médicos deportivos y los demás miembros del cuerpo técnico, medico y directivo pueden incurrir en el delito de dopaje.

¿Qué se considera legalmente dopaje en el boxeo?

Básicamente, toda práctica o acto que infrinja las normas del Código Mundial Antidopaje es considerado de este modo. A continuación, mencionamos algunos ejemplos que pueden clasificarse como dopaje deportivo:

  • Emplear métodos o sustancias prohibidas —o intentar hacerlo— durante las competencias o eventos deportivos.
  • Presentar sustancias prohibidas, bien como sus metabolismos o marcadores, en el torrente sanguíneo, orina u otros fluidos corporales de los deportistas.
  • El rechazo a aportar muestras o evadir estudios clínicos/médicos sin causas justificadas.
  • Hacer cualquier tipo de engaño o fraude en los controles y estudios, bien como adulterar los resultados.
 
El dopaje en el boxeo también puede provenir del entorno del deportista.

  • Ausentarse de las pruebas programadas fuera de competición.
  • Comprar, vender o tener en su poder sustancias y métodos prohibidos (o intentar hacerlo).
  • Facilitar, aplicar o recetar sustancias químicas prohibidas a atletas, así como estimularlos o alentarlos a consumirlas, comprarlas, venderlas o facilitarlas a otros deportistas.
  • Fundar, promover o participar de asociaciones prohibidas.
  • Actuar como cómplice de cualquiera de las conductas mencionadas anteriormente, encubriendo o no reportando dichas infracciones a las autoridades competentes.

Tras las polémicas por el dopaje genético en el boxeo, la WADA se ha visto obligada a incorporar también la terapia génica en su Lista Prohibida.

Por todo lo anterior, en la actualidad y según WADA, podrán ser acusados del delito de dopaje quienes practiquen “uso no terapéutico de células, genes o elementos genéticos, o de la modulación de la expresión génica, con el fin de incrementar el rendimiento atlético«.

 
  • Código Mundial Antidopaje. 2009. Extraído de: https://www.wada-ama.org/sites/default/files/resources/files/wada-code-2009-esp.pdf
  • Asociación Mundial de Boxeo. Extraído de: https://www.wbaboxing.com/es/tag/asociacion-mundial-de-boxeo#.XkZigShKiUk