El escándalo de dopaje en Rusia

08 Agosto, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el periodista deportivo Fernando Clementin
Pensar en un plan sistemático de un Estado y las federaciones deportivas de un país para ocultar los dopajes de sus atletas parece digno de una película de ficción. Sin embargo, esto pasó hace muy poco tiempo.
 

En la previa a los Juegos Olímpicos de Rio 2016, y justo después de los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014, un escándalo de magnitudes impensadas irrumpió en la escena del deporte mundial. En aquel entonces, se expusieron pruebas de un plan sistemático de fraude al sistema de detección de sustancias prohibidas en deportistas. Conoce todo sobre el escándalo de dopaje en Rusia.

Para promover la igualdad de condiciones en el deporte y la competencia limpia entre todos los participantes, tanto el Comité Olímpico Internacional (COI) como la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) realizan grandes esfuerzos por desarrollar métodos efectivos de detección de sustancias prohibidas. Estas se usan con la intención de potenciar el rendimiento de los deportistas.

Sin embargo, este plan sucumbió ante una estrategia rusa —apoyada incluso desde el Estado— para ‘camuflar’ las sustancias suministradas a los deportistas; así podrían sortear las pruebas sin resultados positivos. El descubrimiento de este secreto significó una de los episodios más dramáticos de la historia del deporte.

Dopaje en Rusia: origen y descubrimiento

El escándalo, que surgió a raíz de una filtración por parte de Vitaly Stepanov, un empleado de la Agencia Antidopaje de Rusia (RUSADA), alcanzó a más de mil deportistas rusos. Muchos deportes estaban incluidos: los de verano, invierno, los paralímpicos… la cuestión era seria, pero de verdad.

 

Si bien el informe principal que Stepanov envió a WADA daba cuenta de las irregularidades cometidas entre 2011 y 2015, también ha habido dudas acerca de la posible implementación de estas prácticas en períodos previos; se investigan, por ejemplo, la primera década del 2000 o la de 1980.

La información salió a la luz en una publicación del New York Times. El periodista británico Nick Harris y la atleta rusa Darya Pishchalnikova fueron algunos de los citados como fuentes documentadas de las faltas concretadas por la federación rusa.

Además, otra investigación privada encomendada por WADA a Richard McLaren en 2016 presentó pruebas contundentes de un plan de ocultamiento de pruebas positivas dirigidas por las fuerzas de seguridad de Rusia.

Las sustancias prohibidas por el dopaje promueven la práctica de deporte limpio.

Los protagonistas del escándalo

Sergei Portugalov fue una de las figuras que saltó al centro de la escena con todo este asunto. Se trata de un químico que participó de la estrategia de la Unión Soviética para brindar a sus deportistas esteroides que les permitieran rendir más durante las competencias.

 

Además de las enormes dudas que siempre se han planteado sobre los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980, el objetivo era todavía más ambicioso para Los Angeles 1984. No obstante, finalmente el país decidió boicotear el evento en suelo norteamericano y no presentó a sus deportistas en aquella cita; la táctica que ideaba Portugalov quedó sin efecto entonces.

Grigory Rodchenkov es otro personaje central en esta historia. Tal y como retrata el documental Icarus, fue uno de los encargados de desarrollar el plan perfecto desde el mismísimo seno de la WADA; Rodchenkov era jefe del laboratorio certificado por WADA donde se realizaban los análisis en Rusia. Desde luego, este centro recibió una suspensión en 2015, cuando todos estos delitos salieron a la luz.

Consecuencias del escándalo de dopaje en Rusia

Dick Pound, el director de la WADA, recomendó a la Federación Internacional de Atletismo suspender a los deportistas rusos en una conferencia brindada en Ginebra, Suiza, en 2015. Este veto habría de incluir también a los JJOO de Rio 2016. La sanción de la IAFF se comunicó casi inmediatamente.

No obstante, el COI no acató estas directivas y decidió analizar la situación de cada deportista de manera particular. Así fue como más de 200 atletas rusos fueron aprobados para participar en la cita olímpica en Brasil, mientras que más de un centenar —la mayoría atletas— fueron excluidos por dopaje.

 

A diferencia de este organismo, el Comité Paralímpico Internacional sí optó por excluir definitivamente a todos los representantes de Rusia para los Juegos Paralímpicos de 2016.

Conclusión y consecuencias

En definitiva, lo que se expuso fue un sistema de fraude orquestado por el gobierno ruso, el Ministerio de Deportes, las fuerzas de seguridad y las federaciones deportivas. Además, también fueron esenciales las acciones de los empleados rusos en el laboratorio de análisis de pruebas de Moscú.

Yelena Isinbayeva festeja una nueva marca en salto en alto.

Sin embargo, desde Rusia tanto funcionarios públicos como hasta el mismo presidente Vladimir Putin se encargaron de desmentir totalmente las acusaciones de dopaje. Incluso deportistas icónicos como Yelena Isinbáyeva han desestimado los cuestionamientos hacia ella y sus colegas.

Lo cierto es que todo el mundo del deporte quedó conmovido ante este suceso. De hecho, muchos deportistas se sintieron defraudados por la inacción de WADA y el COI, los organismos responsables de supervisar estas cuestiones.

 

Para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, algunos deportistas que habían sido suspendidos de por vida tras Sochi 2014 consiguieron permiso para participar. Sin embargo, ya es demasiado tarde: todo el deporte olímpico quedó envuelto en un manto de sospechas que será muy difícil de olvidar.

  • MCLAREN INDEPENDENT INVESTIGATION REPORT - PART II. 2016. WADA. https://www.wada-ama.org/en/resources/doping-control-process/mclaren-independent-investigation-report-part-ii
  • Informe McLaren. Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Informe_McLaren
  • Rusia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Rusia_en_los_Juegos_Ol%C3%ADmpicos_de_R%C3%ADo_de_Janeiro_2016
  • Arribas, C. 10 de diciembre de 2016. Más de 1.000 atletas rusos se beneficiaron de una “conspiración institucional” de dopaje. El País. https://elpais.com/deportes/2016/12/09/actualidad/1481283332_631672.html
  • El TAS anuló la sanción del COI a 28 atletas rusos suspendidos de por vida por dopaje. 1 de febrero de 2018. Infobae. https://www.infobae.com/america/deportes/2018/02/01/28-atletas-rusia-sancion-dopaje-tas-juegos-olimpicos-de-invierno-sochi-2014-pyongyang-2018/
  • Suspendidos por dopaje 12 atletas rusos, entre ellos Ukhov, oro olímpico en 2012. 1 de febrero de 2019. El Comercio. https://www.elcomercio.es/deportes/mas-deportes/suspendidos-dopaje-atletas-20190201173358-ntrc.html