El piragüismo como deporte de recreación

04 Agosto, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el periodista deportivo Fernando Clementin
¿Qué te parece la idea de subirte a un kayak o a una canoa y remar para mantenerte saludable y divertirte? Conoce los beneficios de esta gran disciplina.

Es común hacerse la idea del piragüismo como una actividad reservada para los remeros profesionales, que han hecho enormes inversiones para adquirir todo el equipamiento necesario. No obstante, el piragüismo como deporte de recreación es perfectamente viable. A continuación, algunas ideas y reflexiones sobre su práctica.

Piragüismo como deporte de recreación: opciones para practicarlo

Quizás una de las principales virtudes del piragüismo —también llamado kayakismo o canotaje— es que existen muchas maneras de llevarlo a cabo. Para los deportistas aficionados, quienes solo buscan algo de diversión y ejercicio físico para su propio bienestar, la modalidad más recomendable es el piragüismo en aguas tranquilas.

Los más aventureros, en tanto, podrán inclinarse por hacerlo en aguas bravas o, si gustan de hacer deportes en grupo, el rafting. También llamado balsismo, el rafting consiste en atravesar un curso de aguas turbulentas, normalmente con obstáculos, en una embarcación flotante. Es una actividad que se ve muy a menudo en lugares turísticos.

Por otro lado, también está la alternativa de recurrir a deportes menos conocidos, pero sumamente entretenidos, que también se realizan sobre un kayak. Ejemplos de ello son el kayak polo, que se juega con equipos, una portería y un balón, o el kayak surf, que se basa en remontar olas pero utilizando también un remo.

Como ves, las posibilidades son muchas. Precisamente, uno de los puntos fuertes del piragüismo como deporte de recreación es que abre el espectro para que personas de todas las edades y condiciones físicas lo realicen a su antojo.

El equipamiento para hacer piragüsimo

Antes mencionamos que el canotaje suele ser visto como un deporte caro, pero esto no necesariamente es así. Por supuesto que tener materiales propios —kayak o canoa, remos, chaleco salvavidas, casco, indumentaria, etc— tiene su costo.

Hombre haciendo piragüismo como deporte de recreación.

Sin embargo, muchas instituciones como clubes náuticos tienen a disposición de sus afiliados equipamiento de piragüismo para rentar. De esta manera, podrás iniciarte en sus diferentes modalidades y evaluar si alguna te gusta lo suficiente como para gastar algo de dinero en ella. ¡Haz la prueba!

Beneficios de practicar piragüismo como deporte de recreación

Además de todo lo anterior, no podemos obviar que el piragüismo es un ejercicio fantástico. En las siguientes líneas, enumeraremos las principales ventajas que supone para quienes lo practican:

Un gran ejercicio para los músculos

Sobre todo para el tren superior, este deporte representa una excelente manera de dotar a los músculos de fuerza, potencia y resistencia. La acción de tirar y empujar los remos demanda un esfuerzo notable de los hombros, pectorales, brazos y de toda la musculatura de la espalda.

Asimismo, los músculos del abdomen son necesarios para darle estabilidad al cuerpo. Las piernas también ayudan en este sentido, sobre todo en la canoa, en la que a diferencia del kayak, el palista va arrodillado.

Trabajo cardiovascular exigente

Básicamente, el piragüismo podría considerarse una mezcla del trabajo que realizamos en el gimnasio con la máquina de remo y los ejercicios de remo con mancuernas u otros elementos. En el aspecto cardiovascular, se trata de un ejercicio de primer nivel.

La acción de los músculos es prácticamente constante al hacer canotaje, por lo que los requerimientos de oxígeno se mantienen elevados durante toda la sesión. Esto eleva la frecuencia cardíaca y produce mejoras en el funcionamiento del corazón.

Además, los otros beneficios del ejercicio de este tipo se traducen en una mayor quema de grasas, mejora de diversas funciones del organismo —como las digestivas—, mayor salud articular y ósea y un metabolismo más efectivo.

El piragüismo cuenta con muchas opciones para practicarlo.

Consecuencias positivas a nivel mental

Finalmente, la práctica de piragüismo como deporte de recreación también conlleva los mismos beneficios que cualquier otra actividad física. Esto incluye una liberación de endorfinas, que se evidencia en un mayor bienestar y un mejor estado de ánimo, liberación de tensiones y reducción del estrés.

Por otro lado, el contacto permanente y tan cercano con la naturaleza nos permite aprovechar al máximo las bondades del deporte al aire libre. Estas incluyen efectos positivos para la autoestima y la salud emocional, entre otras cosas.

Sin lugar a dudas, escoger el piragüismo como deporte de recreación puede ser una elección fenomenal para mejorar la calidad de vida en general. Si tienes lugares cercanos donde practicarlo, ¡no te pierdas la oportunidad de hacerlo!

  • Carme Adell I Argiles. Piragüismo inclusivo para todos. Real Federación Española de Piragüismo. https://rfep.es/wp-content/uploads/2018/03/RFEP-Piraguismo-inclusivo-para-todos_webabril2014.pdf
  • Manuel Isorna Folgar; Fernando Alacid Cárceles; Juan José Román Malgas. 2014. Entrenamiento en piragüismo de aguas tranquilas.