Extinción de una federación deportiva: ¿qué ocurre después?

Francisco María García·
05 Febrero, 2020
En la mayoría de los deportes en España y en otros países de nuestro entorno, los reglamentos y la actividad están vigilados y regulados por federaciones nacionales. ¿Cuál puede ser el final de estas organizaciones?
 

Parece difícil, pero es posible la extinción de una federación deportiva. Este proceso no suele verse en los países del primer mundo, pero puede ocurrir en cualquier parte. En España, esto ocurre sobre todo con la desintegración de las federaciones autonómicas.

Todo lo concerniente a las federaciones deportivas está regulado por la Ley de Federaciones Deportivas (Real Decreto 1252/1999). Además, el contenido de la Ley del Deporte española vigente también se aplica en aquellos casos en los que no exista regulación específica.

En la práctica, existen articulados legales sobre la revocación y extinción de las federaciones deportivas en la mayoría de los países. A pesar de la complejidad de este tipo de entidades, el proceso queda bastante claro.

Extinción de una federación: motivos e inicio del proceso

El órgano encargado de decidir la extinción de una federación deportiva es la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes. Existen motivos institucionales por los cuales se puede revocar la operatividad y existencia de una federación.

Básicamente, si los motivos que originaron su creación no están vigentes o si la entidad no cumple con sus objetivos, se considera su revocación. En cualquier caso, habrá que estar pendientes de la legislación en vigor.

El Régimen Jurídico del Sector Público rige este proceso de forma supletoria. Por lo general, son las propias autoridades de las federaciones las que solicitan la extinción; se expone el caso a la comisión y, posteriormente, se estudia la mejor medida a seguir.

 

¿Cómo finaliza el proceso? Las propias asambleas generales de estas entidades proponen la desintegración. Algo similar ocurre con las federaciones deportivas autonómicas, de las cuales suelen haber mayores casos.

Para muchos deportes, es recomendable contar con un seguro deportivo.

Motivos por los cuales se propone la desintegración

Igual que ocurre con los equipos y torneos, las federaciones tienen compromisos legales que cumplir. Cuando esto no es posible, entonces se produce la situación de posible desintegración. Este tipo de casos suelen verse en torno a las federaciones autonómicas en España.

La infracción de los estatutos de la RFESS suele ser un motivo para este tipo de solicitud. Otra causa de carácter interno puede ser el impago de tramitaciones referentes a licencias federativas. El incumplimiento agravado de acuerdos concertados mediante asamblea también puede generar esta decisión.

Para hacer la solicitud de desintegración de una federación autonómica, se requiere de una denuncia presentada por el 33 % de la asamblea general. Este procedimiento también se puede iniciar mediante acuerdo de la junta directiva. Hay que recordar que una federación deportiva nacional puede intentar desintegrar a una autonómica.

 

Un caso emblemático: la Federación Catalana de Billar

En el año 2017, la Real Federación Española de Billar —RFEB— trató de desintegrar a la Federación Catalana de dicha disciplina. El problema se suscitó por una supuesta negación a pagar las licencias expedidas para competiciones.

Según declaraciones y documentos oficiales, la Federación de Cataluña había dejado de existir. El problema es que, en su momento, no se cumplió con el requisito del expediente disciplinario; el expediente debía ser abierto por la RFEB y tampoco se abrió la audiencia, por lo cual no hubo derecho a la defensa.

El conflicto estalló cuando los deportistas y equipos del billar catalán dejaron de ser admitidos en competiciones nacionales. Fue cuando la FCB denunció la desintegración indebida ante el ente rector: el Consejo Superior de Deportes (CSD). Ante la falta de un proceso legal sancionador, esta entidad acogió a los equipos y deportistas de dicha comunidad autonómica.

El billar es uno de los deportes que requieren más concentración para lograr la puntería para golpear la bola blanca.

¿Qué pasa tras la extinción de una federación deportiva?

 

Además del proceso legal sancionador, la pregunta que sigue tiene que ver con el proceso para deportistas, clubes y árbitros. El procedimiento de desintegración permite incluso el establecimiento de medidas cautelares de protección para los que hacen vida deportiva.

Por ejemplo, en el año 2013, la Federación Española de Espeleología (FEE) desintegró a casi todas sus federaciones autonómicas. La causa: el incumplimiento del pago de la cuota de permanencia anual. No obstante, se permitió que estas instituciones prestaran sus servicios hasta culminar dicho período anual.

Añadido a esto, la FEE realizó un llamamiento público a los clubes, deportistas, técnicos y árbitros que quedaron sin federación autonómica. En esta llamada, se anunció la posibilidad de que todos estos participantes cursaran licencia directamente en dicha federación nacional.

Cabe destacar que existen muchas realidades políticas y económicas que suceden en toda federación deportiva. No obstante, los mecanismos legales existen, así como el arbitraje de instituciones deportivas superiores. Lo que casi siempre se prioriza es la protección a los entes y las personas que hacen vida deportiva en cada disciplina, así como su práctica.

 
  • Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/2015/BOE-A-2015-10566-consolidado.pdf
  • Real Decreto 1252/1999, de 16 de julio, de modificación parcial del Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre Federaciones Deportivas Españolas y Registro de Asociaciones Deportivas. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1999-15687