Historia y conceptos básicos del reglamento de competición del remo

Francisco María García·
27 Febrero, 2020
Probablemente, lo más interesante respecto al reglamento de competición del remo es entender que, detrás de sus normas, existe una historia. El paso de ser un método de propulsión de embarcaciones para convertirse en un exitoso deporte olímpico es un proceso histórico repleto de transformaciones.
 

A pesar de que sus orígenes se remontan a tradiciones milenarias, el remo como deporte sigue estando en plena vigencia en Europa y en el mundo. Su dinámica y la complejidad de sus técnicas lo vuelven muy atractivo para los jóvenes. Quienes sueñen con triunfar en esta modalidad necesitarán dedicarse a conocer el reglamento de competición del remo.

Las principales normas técnicas y deportivas del remo orientan la práctica profesional del deporte en los eventos oficiales. No obstante, hablar sobre la regulación del remo a nivel competitivo no se trata solo de memorizar una lista de requisitos y obligaciones, sino también diferenciar sus modalidades y otros conceptos.

Las primeras reglas de competición del remo

El remo no ‘nace’ como un deporte, sino como uno de los primeros métodos de propulsión manual de embarcaciones. Probablemente, haya estado presente en todas las civilizaciones antiguas que habitaban en regiones con extensas masas de agua y su desarrollo inicial haya sido crucial para la alimentación, la movilidad y la supervivencia de los pueblos originarios.

Sin embargo, la historia del remo como deporte empieza en la Europa del siglo XVII, más precisamente en Inglaterra. Durante varios años, su práctica solo ha estado al alcance de los caballeros británicos, y era considerado un deporte señorial.

 

Solo a mediados del siglo XIX, el remo cruzaría fronteras y empezarían a surgir los primeros clubes en España, Portugal y Argentina. En esta época también comenzarían a desarrollarse las primeras reglas para las competiciones deportivas.

A finales de ese mismo siglo, también se fundaría la Federación Internacional de Remo (FISA). Hasta la actualidad, este es el principal organismo responsable de regular y promover la práctica del remo a nivel global. Para ello, debe garantizar que el reglamento de competición del remo se mantenga actualizado con las transformaciones del deporte y sus deportistas.

Personas haciendo piragüismo en un club náutico.

Las modalidades de remo y sus reglas 

La adopción de nuevas técnicas y tecnologías en el remado ha permitido que el deporte se diversificara rápidamente. No solo en cuestión de estilo del deporte, sino también en la construcción y el diseño de las embarcaciones.

Para tener una idea, el programa olímpico actual del remo comprende catorce modalidades. Estas son disputadas por hombres y mujeres, en pesos ligero y pesado, siguiendo las normas establecidas en el reglamento correspondiente.

 

Por otro lado, existen muchas otras modalidades de remo de competición que no son olímpicas, pero que también poseen sus propias reglas, además de las particularidades de las embarcaciones y del tipo de ‘terreno’ donde se desarrollan las carreras.

Es por ello que actualmente no es posible hablar de una sola modalidad ni de un solo reglamento de competición del remo. No obstante, sí existen algunos conceptos y reglas básicas que deben cumplirse en prácticamente todas las competiciones. Veamos algunos ejemplos de ello.

Conceptos básicos del reglamento de competición del remo

En primer lugar, es necesario entender el concepto oficial de competición de remo. Según el reglamento, una competición de remo se disputa mediante una carrera en aguas tranquilas y cursos rectos. De esta forma, en las competiciones oficiales, las únicas variables que diferencian las modalidades son el peso y las especialidades de los remeros.

Aunque las calles estén señalizadas, el reglamento no exige que las embarcaciones permanezcan necesariamente dentro de ellas. Solo determina que las embarcaciones no deben interferir entre sí durante las carreras y los deportistas deben respetar una distancia mínima.

Durante las competiciones oficiales, suelen celebrarse pruebas eliminatorias, semifinales y la final. Generalmente, los equipos participantes se dividen en dos o más grupos y el evento dura al menos cuatro días. Asimismo, la cantidad de grupos y la duración de las competiciones variarán fundamentalmente según la cantidad de tripulaciones.

 

Salida y llegada 

El inicio de las pruebas de remo implica un metódico ritual por parte del encargado de dar la salida. Desde que avisa “Dos minutos”, esta persona será responsable de certificar que todas las tripulaciones y los jueces estén en condiciones de empezar la carrera.

Salida en una competición de remo.

Solo después de que se nombren una por una las tripulaciones, el juez de salida interviene para confirmar o retrasar la salida. Si el juez da la luz blanca, el encargado dice “Atención”, una sirena suena y un mecanismo libera la proa de los barcos. Ello significa que la carrera ha empezado.

La llegada es un poco más sencilla. Cuando la proa del barco ganador cruza la línea de meta, la sirena vuelve a sonar. Igualmente, serán los trece jueces de llegada que decidirán en caso de haber photo finish, para determinar qué tripulación ha sido la vencedora.

Para saber más sobre el reglamento de competición del remo

En el sitio web de la FISA es posible encontrar muchísima información sobre las reglas, los eventos y las competiciones internacionales del remo. A nivel nacional, la Federación Española de Remo (Federemo), también comparte los reglamentos, los calendarios y las noticias destacadas del remo español.

 
  • Web oficial Fereración Internacional de Remo. Extraído de: http://www.worldrowing.com/
  • Web oficial Fereración Española de Remo. Extraído de: http://federemo.org/