Legalidad y responsabilidades en el deporte de montaña

Francisco María García·
21 Abril, 2020
El deporte de montaña genera aventuras que merecen la pena ser vividas, pero también algunas responsabilidades. ¿Qué tipo de acciones judiciales pueden emprenderse por accidentes sucedidos en la montaña?
 

El deporte de montaña se ha convertido en un estilo de vida que cada vez es más adoptado por más y más personas. Antiguamente, las montañas eran un terreno inhóspito al que solo acudían algunos pocos personajes.

Poco a poco, y a medida que el hombre se ha internado en dichas montañas, se hizo necesario establecer a través del derecho las responsabilidades y demás aspectos legales de los que practiquen un deporte en estos sitios.

Deporte de montaña: principales responsabilidades

Las responsabilidades en el deporte de montaña son muy amplias y plurales. ¿La razón? Es un terreno que no está delimitado, como por ejemplo una pista de fútbol o de básquet.

Se trata de un espacio sumamente abierto, donde los riesgos de accidentes y heridas son considerablemente mayores a los que pueden ocurrir dentro de un espacio controlado. De hecho, los equipos de seguridad son mucho más avanzados, por lo que su manejo requiere de un alto nivel de aprendizaje.

Hasta el momento, no hay una jurisprudencia clara con respecto al tema de las responsabilidades civiles, penales, sociales y administrativas que se desarrolla en las montañas. Lo que sí es cierto es que hay muy pocas regulaciones civiles, por lo que en la mayoría de los casos, lo máximo que se puede establecer son construcciones jurisprudenciales.

Responsabilidad penal

 

La responsabilidad penal en el deporte de montaña constituye uno de los elementos más destacados. Esta implica imponer multas, penas de prisión y otras amonestaciones o penas por delitos. En este aspecto, tanto ante los juzgados como ante los tribunales penales, la persona responsable del acto puede ir a prisión o recibir la pena correspondiente.

La escalada puede practicarse en diferentes superficies y modalidades.

En el caso específico de España, la responsabilidad penal puede determinar también una responsabilidad civil. Es posible que, en la práctica, las personas responsables deban acreditar una indemnización al afectado. Por otro lado, es importante destacar que no es posible una condena sin delito en el área penal.

¿Cuándo puede comenzar un proceso penal? Cuando por ejemplo ocurre el fallecimiento de uno o varios excursionistas. Otro ejemplo es si un niño escalador hace una ruta para la que estaba sobrecalificado y de repente cae y fallece.

Es normal preguntarse, entre otras cosas, si algún adulto revisó el equipo y todos los implementos de seguridad. Por motivos como este y otras cuestiones que pueden surgir, determinar las responsabilidades en cada caso es un asunto complejo, no siempre es sencillo.

 

Responsabilidad civil

En el aspecto civil, al igual que en el penal, se parte del hecho de que la persona debe ser la causante de un daño, ya que sea por acción directa o por omisión. A diferencia del aspecto penal, en el que se presume la inocencia hasta que se pruebe lo contrario, en el área civil puede presumirse la culpabilidad.

Un ejemplo claro de responsabilidad civil es un accidente que sufrió un joven haciendo senderismo. El centro de enseñanza fue considerado responsable del mismo porque los monitores de la actividad no supervisaron el hecho de que el niño no llevaba el calzado adecuado para dicha actividad.

Entre los aspectos más importantes para desenredar el caso de este accidente estaba el equipamiento. El niño en cuestión llevaba botas de fútbol con tacos. Asimismo, permitieron que los niños utilizaran trozos de ramas como especie de bastones.

El deporte de montaña y las responsabilidades legales

Las responsabilidades descritas anteriormente constituyen las más destacadas dentro del deporte de montaña, pero no son las únicas. Es este aspecto, cabe destacar también la responsabilidad contencioso-administrativo.

El trekking es una actividad con muchos beneficios para la salud.
 

En este aspecto, el orden civil no puede determinar la responsabilidad de la administración, mientras que el orden penal sí puede determinar la responsabilidad de la administración que sea derivada de un delito.

La legalidad y responsabilidad en el deporte de montaña todavía es un tema muy discutido. Entre otras cosas, se debe a que, por lo amplio de la situación, no resulta sencillo determinar los parámetros correspondientes.

Pese a todo lo anterior, es importante destacar la responsabilidad que cada deportista debe tener con respecto al cumplimiento de los parámetros de seguridad y demás normativas inherentes al deporte como tal.

Más allá de esto, y como hemos visto, ante cualquier accidente que involucre heridas graves, leves o inclusive fallecimiento, se pueden determinar responsabilidades civiles, penales e incluso administrativas.

 
  • Web oficial de la Federación Española Deportes de Montaña y Escalada. Extraído de: http://www.fedme.es/
  • RESPONSABILIDAD EN ACTIVIDADES DE MONTAÑA. Francisco García Gómez de Mercado. Extraído de: http://www.madrid.org/revistajuridica/attachments/article/113/Responsabilidadenactividadesdemontana.pdf