Los beneficios de practicar un deporte de contacto

Óscar Dorado·
29 Abril, 2019
Si estás pensando en practicar un deporte de contacto, en este artículo te contamos cuáles son sus beneficios. ¡Seguro que te sorprenderán las enormes ventajas que representan para el cuerpo y la mente!
 

Cada vez son más los deportistas que deciden practicar un deporte de contacto. De hecho, estas disciplinas traen consigo increíbles beneficios para la mente y el cuerpo. En este artículo conocerás cuáles son los beneficios de practicarlas. ¡Descúbrelos a continuación!

Los deportes de contacto ofrecen una confrontación entre los luchadores en forma de competición. Sin embargo, uno de los aspectos que más llama la atención de ellos es el respeto entre los deportistas.

Y es que la disciplina y el respeto por los demás convierten a la mayoría de los deportes de contacto en una filosofía de vida. Se trata de componentes esenciales de este tipo de deportes, que ayudan a mantener el control sobre uno mismo y el entorno.

¿Cuáles son los beneficios de practicar un deporte de contacto?

Entre los deportes de contacto más populares y practicados destacan el boxeo, el karate o el kick boxing. No obstante, existen muchas otras disciplinas como el taekwondo, el aikido o incluso el krav maga. En cualquier caso, la práctica de todos ellos conlleva increíbles beneficios para la salud.

1. Bueno para tu cuerpo

En primer lugar, no hay ninguna duda de que uno de los mayores beneficios de practicar un deporte de contacto es que es bueno para tu cuerpo. Sea cual fuere el deporte que practiques, todos ellos tienen algo en común: ejercitas todos los músculos de tu cuerpo.

 

El entrenamiento en los deportes de contacto combina la actividad cardiovascular y el fortalecimiento muscular con la flexibilidad y el equilibrio. Es por eso que es una excelente manera de desarrollar los músculos, mientras a la vez aprendes a defenderte.

Por si fuera poco, todos los deportes de contacto promueven el movimiento constante y la salud cardiovascular. Como consecuencia, nos permiten mejorar la resistencia.

Este trabajo de cardio es posible gracias a los ejercicios que se practican en los entrenamientos y a los movimientos empleados durante los enfrentamientos. Como cualquier actividad deportiva, el combate también estimula el corazón y la circulación y mejora la conciencia corporal.

El kickboxing es un arte marcial que se incluye entre los mejores deportes de contacto.

2. Positivo para la mente

A nivel mental, practicar un deporte de combate también es muy beneficioso. Si eres de aquellas personas que vive con estrés y que necesita desahogarse, hacer un deporte de contacto puede ser la solución que estés buscando.

Este tipo de deportes son ideales para desconectar, olvidarse de la rutina y quitarse, por arte de magia, toda la tensión acumulada para sentirse más liberado.

 

Además, aprender las técnicas de las artes marciales requiere un enfoque y una concentración intensos, algo que es muy positivo para mejorar la atención.

De hecho, practicar un deporte de combate puede enseñarte cómo manejar el estrés, aliviar la presión, desahogarte o canalizar las emociones. En otras palabras, todos los deportes de contacto te ayudarán a sentirte mejor contigo mismo.

3. Coordinación mejorada gracias al deporte de contacto

Por si fuera poco, aquellos deportistas que practiquen deportes de contacto también aprenden a manejar mejor sus reflejos y obtienen una mejor coordinación en los movimientos, algo de lo que se pueden beneficiar en la vida cotidiana.

Estas disciplinas se basan en movimientos específicos que ayudan a desarrollar habilidades de concentración, así como agilidad física. En otras palabras, ayudan a acelerar los reflejos y mejoran la coordinación del cuerpo.

4. Expande tu círculo social

Es posible que no lo tengas en cuenta pero, al igual que como sucede en cualquier otro tipo de actividad deportiva, los deportes de contacto son una manera excelente de conocer gente nueva y, en consecuencia, de hacer crecer nuestro círculo social.

Al citar los mejores deportes de contacto, el karate es uno que no se puede obviar.
 

Puede que pienses que aprender artes marciales no tiene nada que ver con la socialización. Sin embargo, necesitas tener buenas habilidades sociales para interactuar con los instructores y compañeros de clase.

Toma en consideración que en las clases suele existir una muy buena atmósfera de trabajo, con hombres y mujeres de cualquier edad y condición física. Incluso si deseas mejorar, no dudes en compartir tus dudas o prolongar tus entrenamientos con otros compañeros.

Los deportes de combate son innumerables y los hay para todos los gustos y para todas las edades. Además de enseñarte a defenderte y aprender a golpear, los beneficios de llevarlos a cabo son numerosos. ¿Qué estás esperando para escoger tu favorito?

 
  • Woodward, T. W. (2009). A review of the effects of martial arts practice on health. WMJ : Official Publication of the State Medical Society of Wisconsin, 108(1), 40–3. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19326635
  • Burke, D. T., Al-Adawi, S., Lee, Y. T., & Audette, J. (2007, March). Martial arts as sport and therapy. Journal of Sports Medicine and Physical Fitness.
  • Fukuda, D. H., Stout, J. R., Burris, P. M., & Fukuda, R. S. (2011). Judo for children and adolescents: Benefits of combat sports. Strength and Conditioning Journal, 33(6), 60–63. https://doi.org/10.1519/SSC.0b013e3182389e74