¿En qué consiste el parapente?

25 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
Volar en parapente puede ser una de las actividades más divertidas y llenas de adrenalina que existen. Por eso, cada vez tiene más adeptos.

Se lo considera un deporte de riesgo o extremo, aunque la mayoría de los instructores y de quienes han volado afirman que, siguiendo las reglas, es bastante seguro. El parapente es un deporte en el cual planeamos como si fuese con un paracaídas, pero que nos permite volar según las corrientes de aire.

Se trata de un deporte bastante reciente, ya que se practicó por primera vez a fines de los años setenta en los Alpes franceses, más precisamente en la colina de Potuisset, cerca del pueblo de Mieussy. Los que se animaron a hacer esta actividad fueron paracaidistas que decidieron cambiar las caídas libres por una práctica más «placentera».

No se tardó demasiado en llamar la atención de los alpinistas, quienes encontraron en el parapente una nueva manera de descender de las montañas una vez que llegaban a la cima. En 1985 se creó la primera escuela de parapente en los Alpes, y desde entonces, se popularizó bastante. El deporte está nucleado dentro de la Federación Aeronáutica Internacional.

¿Qué equipo incluye el parapente?

Para empezar, se necesita una vela o ala, que es similar a un paracaídas, pero diseñado especialmente para poder planear y maniobrar. Esta vela está atada con cuerdas largas a una silla o arnés, para que el piloto vaya bien sujeto durante el vuelo.

Además, es necesario llevar casco para protegerse en caso de accidentes y un paracaídas de emergencia básico. Como equipo adicional, podemos encontrar un variómetro, el cual indica la velocidad vertical que se alcanza en todo momento, para saber así si estamos subiendo o bajando.

Muchos también llevan un GPS para saber la posición exacta en la que se encuentran. En caso de volar en grupo, una emisora de radio nunca está de más para comunicarse entre todos.

El parapente es un deporte idóneo para los más arriesgados.

¿Hay diferentes tipos de vuelo en parapente?

Podemos practicar diferentes formas de volar con parapente según las características del terreno o del clima. El vuelo en ladera se realiza dentro de una corriente ascendente de aire, en tanto que el vuelo en térmicas aprovecha las corrientes ascendentes provocadas por el calentamiento del aire.

En cambio, el vuelo por arrastre se realiza luego de que un automóvil de tracción nos «arrastra» y va liberando cuerda hasta que el piloto se eleva.

Por último, tenemos que hablar del paramotor, en el cual se le agrega un motor a la aeronave y el vuelo deja de ser libre para contar con propulsión. El motor se ubica en la espalda del piloto y este acelera con un mando a distancia.

Consejos para volar en parapente

El miedo es uno de los motivos por los cuales una persona no se anima a volar el parapente. Este temor muchas veces está fundado en la falta de información. Por lo tanto, como primera medida se recomienda preguntar todas las dudas que se tengan, informarse bien y hablar con los que saben, es decir con instructores y pilotos experimentados.

Controlar la respiración, relajarse y «dejarse llevar» son los mejores consejos que alguien nos puede dar antes de subirnos a un parapente. También podríamos agregar dormir bien la noche anterior, no consumir bebidas alcohólicas y comer liviano.

Durante tus primeros vuelos en parapente, es aconsejable que te acompañe un instructor.

En cuanto a equipo, se necesita calzado cómodo y bien ajustado —para evitar que se salga en pleno vuelo—, gafas de sol, ropa cómoda y protector solar. Sí, porque las corrientes de aire también nos pueden quemar la piel.

Volar en parapente es una experiencia única que muchas veces queda truncada debido a las condiciones climáticas del lugar. Es indispensable entonces preguntar si el clima permite el vuelo ese día. No se podrá volar si los vientos superan los 40 kilómetros por hora o si está lloviendo.

Comienza de a poco y con cuidado

La primera vez que vueles en parapente, tendrás que ir acompañado por un instructor. Para ello existen parapentes biplaza, en los que después de aprender lo básico, el piloto se encarga de que el ala se mueva y se realice el paseo. Si al terminar el vuelo te quedas con ganas de más diversión y adrenalina, puedes incluso hacer un curso y convertirte tú mismo en instructor.

Por último, te aconsejamos que elijas la experiencia de volar en parapente para una ocasión especial, o incluso como una salida diferente con tu grupo de amigos o familia. ¡Lo pasarán de maravillas!

  • Clarín - Parapente, un deporte de riesgo que requiere ciertas precauciones – Febrero 2016 - https://www.clarin.com/tips-de-viajes/turismo-aventura-riesgos-precauciones_0_BJWKEpuDmx.html
  • Castro Rico G, Trece instrucciones para volar en parapente – El Espectador - Agosto 2018 - https://www.elespectador.com/cromos/estilo-de-vida/trece-instrucciones-para-volar-en-parapente/