Reglamento del kárate de competición

Francisco María García·
12 Enero, 2020
El kárate de competición se divide en dos. Por un lado, están las Katas, secuencias de figuras y posiciones de ataque y defensa; por otro lado se encuentra el Kumite, el momento del combate.

Desarrollado en el siglo XVI, el kárate se mantiene vigente como una de las artes marciales más populares en todo el mundo. Sus orígenes se remontan a las antiguas islas Ryūkyū, actualmente conocidas como Okinawa y pertenecientes al territorio de Japón, pero su práctica se ha globalizado.

Por ello, no es nada extraño encontrar a personas de varias nacionalidades y culturas interesadas en saber más sobre el reglamento del kárate, ya sea para iniciarse en su práctica o disfrutar de los eventos con mayor entendimiento.

Pensando en ello, aquí analizaremos con detalle las reglas básicas que orientan el kárate de competición, del cual podemos disfrutar en grandes eventos internacionales, como durante los Juegos Olímpicos.

Pero antes de enfocarnos en estas normas, veamos la diferencia entre las dos principales modalidades de kárate que protagonizan las competiciones deportivas.

Kárate de competición: diferencias entre Kata y Kumite

Además de una historia interesantísima, la práctica del kárate está repleta de rituales, métodos, estrategias y técnicas, que lo hacen tan atractivo y complejo tanto para niños como para adultos.

El kárate actual incluye desde ejercicios de acondicionamiento físico y desensibilización ósea hasta técnicas de desequilibrio físico y mental de los oponentes; sin olvidar los estudios detallados y repeticiones exhaustivas de golpes de alta precisión para maximizar el uso de energía en cada movimiento.

El kárate es un arte, con todo lo que este concepto implica, y va más allá de las disputas que disfrutamos en los eventos deportivos. Asimismo, también es cierto que, cuando se trata de captar la atención del público y despertar el interés de nuevos practicantes, el kárate de competición es líder.

Al citar los mejores deportes de contacto, el karate es uno que no se puede obviar.

Aunque en su esencia se utilizan armas en el kárate, actualmente no se suelen usar, y menos en las competiciones. Dentro de esta rama competitiva, encontramos dos grandes modalidades: Kata y Kumite.

Kata: las formas del kárate

El término ‘Kata‘ significa ‘forma’ y se emplea para designar diversas secuencias de técnicas o posturas de defensa y ataque. Estas se ejecutan de forma enlazada y coordinada, como si se llevara a cabo un combate contra un opositor imaginario.

Al contrario de lo que pueda parecer, no se trata solo de una modalidad de exhibición en la que los participantes disputan a ver quién —o quienes— ejecutan con mayor grado de precisión y coordinación las diferentes formas esenciales del kárate.

Las secuencias de Kata consisten en el pilar del entrenamiento clásico del kárate, ya sea como un deporte, un arte marcial o una técnica de defensa personal. Por ello, resultan imprescindibles en la formación de los artistas marciales y deportistas dedicados al desempeño profesional del kárate.

Kumite: el kárate de competición ‘por excelencia’

Naturalmente, cuando hablamos de kárate de competición, tendemos a imaginar inmediatamente los combates directos que vemos en los eventos deportivos.

En el universo de las artes marciales, los combates consisten en la aplicación práctica de las formas,  técnicas y estrategias de ataque y defensa que son asimiladas y perfeccionadas durante el entrenamiento.

Para el caso específico del kárate, esta ejecución combativa de las formas y técnicas lleva el nombre de Kumite, término que puede traducirse como ‘cruzar’, ‘unir las manos’ o —en una versión más interpretativa— ‘combatir’. En esta modalidad, tenemos dos oponentes reales que se enfrentan de forma directa, ya sea de forma tradicional o deportiva.

Reglamento del kárate: el Kumite deportivo

Cuando nos enfocamos en la práctica deportiva, el reglamento del kárate de competición se refiere principalmente al Kumite y resume las principales orientaciones técnicas, normas de conducta y reglas de juego que regulan los combates.

A continuación, mencionamos como ejemplo cinco normas fundamentales del Kumite deportivo:

  • Área de competición: debe ser llana, cuadrada y lisa, libre de riesgos para los deportistas. Sus lados miden ocho metros y cuentan también con áreas de seguridad de dos metros, que se sitúan alrededor de toda la zona de combate (en todos los lados).
  • Posición de competidores, árbitros y jueces: a dos metros del centro de la zona de combate, se traza una línea de un metro de largo para indicar la ubicación correcta del árbitro.
  • A su vez, la posición de los competidores está señalizada por dos líneas paralelas de un metro de largo cada una, que se dibujan a un metro y medio de distancia del centro de la zona de combate, en ángulo recto respecto a la línea del árbitro. Por otro lado, los jueces de sitúan siempre fuera de la zona de combate, permaneciendo en el área de seguridad.
El karate es un deporte que permite ampliar el rango de movimientos de quien lo practica.

  • Vestimentas: tantos los deportistas, como los jueces y miembros del arbitraje deben respetar los uniformes oficiales designados para su función.

Prendas y protecciones

  • Cada competidor debe tener puesto su Karategui —sin rayas o marcas—, en el cual solo podrá lucir el escudo SKIF o el emblema nacional de su país. Errores o infracciones en el uniforme pueden conllevar a la descalificación del competidor.
  • Protectores: además de la vestimenta oficial, los competidores son obligados a llevar un protector bucal. El uso de protector inguinal está permitido y es opcional, mientras los lentes y los protectores de espinilla están expresamente prohibidos en el reglamento del kárate de competición.

Para saber más detalles sobre el reglamento del kárate de competición y las modalidades deportivas de esta arte marcial, te aconsejamos acceder al sitio oficial de la WKF (World Karate Federation), donde también se puede acompañar los principales eventos y noticias del kárate internacional.

  • Federación Internacional de Kárate. Extraído de: https://www.wkf.net/
  • Federación Española de Kárate. Normativa de kata y kumite. 2019. Extraído de: http://www.rfek.es/images/pdf/normativas/NORMATIVA-ARBITRAJE2019.pdf