Nikolaus Lauda: un histórico de la F1

30 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el periodista deportivo Fernando Clementin
Todo fanático del automovilismo conoce la emotiva historia de Niki Lauda, recordado por su talento para conducir y su fortaleza para afrontar una situación de vida dramática.
 

El 20 de mayo de 2019 falleció uno de los máximos exponentes de la Fórmula 1 de todos los tiempos. Nikolaus Lauda, más conocido como Niki Lauda, se destacó no solo por haber conseguido llegar a lo más alto del mundo del automovilismo en tres ocasiones, sino también por desafiar al peligro y recuperarse de una situación extrema.

Y es que el accidente que este piloto protagonizó en el año 1976 ha marcado un precedente en la historia de este deporte. Además de promover cambios en materia de seguridad —que igualmente no impedirían otras muertes posteriores—, Niki Lauda también fue un ejemplo de valentía y superación constante.

Desde luego, su enorme talento también está fuera de discusión, así como su fuerte personalidad. Esta combinación condujo al austríaco a destacarse en una disciplina tan competitiva. El recuerdo de Nikolaus Lauda, sobre quien profundizaremos a continuación, será imborrable en los libros de historia de este deporte.

Éxitos deportivos de Nikolaus Lauda

Su enorme desempeño a bordo de los coches son la principal razón por la que este piloto se volvió un ícono de la F1. Lauda fue campeón del mundo en tres temporadas de la Fórmula 1:

  • Temporada 1975: la primera de sus consagraciones llegó a bordo de un Ferrari. Tras un comienzo irregular de año, se impuso en cuatro carreras consecutivas y se consagró en la última, en Estados Unidos.
 
  • 1977, la corona pendiente: luego de no poder consagrarse en el 76, Lauda pudo redimirse al año siguiente, también con Ferrari. Curiosamente, solo gano 3 de las 17 carreras, aunque superó a Jody Scheckter por 17 puntos en la clasificación anual. Su relación con Ferrari ya estaba casi rota.
  • El tricampeonato de 1984: pese a haberse retirado en 1979 cuando comandaba un coche del equipo Brabham, Lauda se subió a un McLaren en 1982 y se coronó dos años después. Ese año, batió por solo medio punto a su compañero de equipo, Alain Prost.
Antes del accidente, asomaba como candidato en cada temporada.
Imagen: BBC.

Con respecto a la temporada 1976, la de su accidente, Lauda lideraba la clasificación hasta ese GP de Alemania; había ganado cinco de las primeras nueve carreras, y sumó además dos podios y un solo abandono.

Sin embargo, su período de recuperación le dio la posibilidad a James Hunt —de McLaren— de aventajarlo por un punto al final del calendario.

La fatídica tarde de Nürburgring

Este circuito alemán fue el escenario en el que Nikolaus Lauda casi pierde la vida a bordo de su auto. Aquella jornada, los pilotos Harald Ertl, Guy Edwards y Arturo Merzario, en conjunto con un policía y cinco espectadores, se vistieron de héroes para rescatar al austríaco.

 

En la segunda curva del circuito, denominada curva de Berwek, Lauda perdió el control de su Ferrari. El coche dio contra una de las paredes de contención externas del circuito y, tras girar un par de veces, comenzó a arder en llamas. Para colmo de males, otro coche impactó contra el auto de Lauda, quien permanecía atrapado en la cabina.

Una vez removido del habitáculo, fue trasladado al hospital en estado crítico; tenía quemaduras de tercer grado en la cabeza y las manos, huesos rotos e intoxicación por inhalación de gases.

Luego de pelear por su vida durante varios días, Nikolaus Lauda volvió a sorprender a propios y extraños al volver a competir solo seis semanas después de su accidente. Sin dudas, aunque algo temeraria, fue una actitud valiente y ambiciosa por parte de un competidor nato.

Niki Lauda será recordado por siempre por sus hazañas en la F1.
Imagen: BBC.

Final de su carrera y adiós definitivo

Desde los noventa en adelante, Nikolaus Lauda siguió ligado al mundo de la Fórmula 1. Primero fue asesor de la escudería Ferrari; a comienzos del 2000 dirigió al equipo Jaguar, y más adelante también fue consejero de McLaren y director de la multiganadora Mercedes. Más allá de cualquier cargo, su palabra siempre fue respetada en todo el ámbito de la F1.

 

Las complicaciones respiratorias le trajeron complicaciones en la recta final de su vida, y fue así como dejó el mundo a los 70 años de edad. Su historia quedará por siempre en la memoria de todos los fanáticos. Niki Lauda fue un ejemplo de resiliencia y bravura frente a la adversidad, y será recordado como el campeón que fue.

  • Puigdemont, Oriol. 2019. Adiós a Niki Lauda, un mito resucitado. El País. https://elpais.com/deportes/2019/05/21/actualidad/1558401009_409568.html
  • El accidente de Lauda en Nürburgring. YouTube Revista Corsa. https://www.youtube.com/watch?v=l2U214HJB1Y
  • Cantore, Alberto. Niki Lauda: el adiós de la leyenda que desafió al fuego. El tiempo. https://www.eltiempo.com/deportes/otros-deportes/niki-lauda-el-adios-de-la-leyenda-que-desafio-al-fuego-365094