David Goffin, un tenista muy completo

Jorge Camón Claveria·
12 Diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo al
01 Enero, 1970
Uno de los mejores tenistas europeos de la actualidad es David Goffin. Con sus golpes variados e incómodos para los oponentes, ha llegado a estar entre los mejores diez del mundo por las cualidades que aquí describimos.
 

David Goffin es un tenista profesional belga, nacido el 7 de diciembre en el año 1990 en la ciudad de Lieja. Actualmente, se encuentra en el séptimo puesto del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales, denominada comúnmente como ATP.

El belga no es un tenista que posea una gran altura, pero esto no le impide tener un gran físico para triunfar en el mundo del tenis. A continuación, te presentamos un resumen de sus características más destacadas como jugador.

Así juega el belga

David Goffin es un jugador al que se lo observa más cómodo durante los peloteos desde el fondo de la pista. En estas circunstancias de partido, puede mover a su rival de lado a lado, gracias a las aceleraciones que produce con su potente drive.

Debido a su estilo de juego, el belga tiene unas condiciones óptimas para ser un buen jugador en la superficie de polvo de ladrillo. Sin embargo, parece que prefiere las pistas de superficie rápida; de sus cuatro títulos como profesional, tres han sido en canchas duras.

Este jugador tiene características que se asemejan más a un español que a un belga; precisamente, se lo compara a menudo con Rafael Nadal, ya que basa sus puntos en el contraataque y en intentar llegar a todas las bolas, sin dar ninguna por perdida.

Además de compararse con el estilo de juego de Nadal, a David Goffin también se lo puede equiparar con David Ferrer. No obstante, se caracteriza por ceder menos pista al rival que los dos hibéricos. Asimismo, le gusta atacar cuando ve al rival contra las cuerdas.

 
David Goffin es un jugador al que se lo observa más cómodo durante los peloteos desde el fondo de la pista. 
Imagen: atpworldtour.com

El golpe liftado, su preferido

Al no ser un buen sacador, Goffin utiliza una de las técnicas básicas del tenis: realizar un buen servicio liftado abierto para sacar a su rival de la pista y, desde esa posición, llevar la iniciativa del punto.

En el caso de no poder llevar el dominio de un punto, Goffin suele realizar una dejada para hacer subir a su rival a la red y realizar un passing shot; su mejor golpe. Para los menos allegados al tenis, el passing shot es un tiro desde el fondo de la cancha que se usa para superar al rival cuando está en la red.

El belga es un jugador que siempre le pega con efecto liftado a la bola, por lo que la manera de agarrar su raqueta es la continental. Esto le favorece en su estilo de juego para darle diferentes efectos a la pelota, así como variar las direcciones en sus golpes sin ningún problema y realizar sus dejadas tan características.

David Goffin no es un tenista con un golpe definido, como podría ser Roger Federer con su revés a una mano o Juan Martín del Potro con su potente derecha. El belga, en cambio, se destaca por ser un jugador muy completo, con un gran repertorio de golpes. 

 

Pese a ser un gran jugador, tiene su punto débil como todos, y en su caso, se trata del revés. Para intentar hacer más daño al rival, debería imprimirle más fuerza a este golpe, sin conformarse solamente con la variación de la dirección de la bola.

Puede que David Goffin no se destaque como uno de los jugadores más lujosos del circuito, pero no caben dudas de que su juego es muy efectivo.
Imagen: nittoatpfinals.com

«En el caso de no poder llevar el dominio de un punto, Goffin suele realizar una dejada para hacer subir a su rival a la red y realizar un passing shot; su mejor golpe»

Mentalidad ganadora, el arma de David Goffin

El punto fuerte de David Goffin es su mentalidad. Es de destacar la cabeza fría que tiene este jugador, no solo durante el partido, sino antes y después, para analizar tanto las victorias como las derrotas.

Para darse cuenta de ese análisis que realiza, solo hace falta ver el gran cambio físico desde 2009. En aquel entonces, se dio cuenta de que necesitaba musculatura para convertirse en un jugador top y se entrenó duramente en el gimnasio para mejorarla.

A parte de ser un virtuoso de la raqueta, tiene muy clara su táctica, la cual ajusta dependiendo del rival. Como mencionamos, Goffin analiza muy bien a sus contrarios y no a todos les plantea el mismo encuentro. Al belga le gusta jugar a los puntos débiles de los contrincantes.

 

En definitiva, puede que David Goffin no se destaque como uno de los jugadores más lujosos del circuito, pero no caben dudas de que su juego es muy efectivo. Su constante crecimiento así lo demuestra; con 28 años, todavía tiene mucho para dar.