Curry: especia beneficiosa para el organismo

Jorge Camón Claveria·
16 Febrero, 2019
Gracias a su mezcla de ingredientes, el curry concentra múltiples beneficios para nuestra salud, los cuales podemos disfrutar con un solo producto y sin necesidad de consumir grandes cantidades
 

Curry​ es el nombre generalmente adoptado en occidente para describir un conjunto de platos elaborados con una mezcla de especias, más o menos picantes, desarrolladas en las cocinas asiáticas, del este y sureste asiático.

Se trata de una mezcla basada en diferentes especias de color amarillo que se utilizan en la India , para guisos o estofados con salsa; asimismo se refiere a los platos preparados con esa salsa.

Prevención del alzhéimer

Según estudios realizados por el Instituto de Neurociencia y Medicina de Jülich, en Alemania, los efectos de la cúrcuma, incluido en el curry, ayudan a la recuperación y autorreparación de las funciones del cerebro.

En estos estudios, se ha demostrado que este ingrediente del curry, puede prevenir la propagación de placas amiloideas que causan el alzhéimer.

Bueno para la digestión

El curry favorece la reducción de problemas digestivos como el mal aliento y los cólicos, además de calmar el intestino y bloquear intoxicaciones alimentarias.

Antiinflamatorio

 

Las propiedades antiinflamatorias de la curcumina, ingrediente activo de la cúrcuma y presente en el curry, disminuyen el dolor en las articulaciones.

Es especialmente eficaz para aquellos asociados a males como la artritis reumatoide. Sus efectos se han comparado incluso con las propiedades antiespasmódicas del ibuprofeno.

Acción antioxidante

Utilizadas de forma tópica, algunas sustancias del curry protegen contra los daños de los radicales libres, ayudando a combatir los signos del envejecimiento.

  • Una forma práctica de uso es a través de mascarillas, las cuales permitirán disminuir las arrugas generadas por la edad.
  • Asimismo, puede ayudar a aclarar la piel en el caso de padecer una pigmentación en el cuerpo.

Fortalece el sistema inmunitario

El consumo regular de curry nos ayuda a combatir numerosas bacterias patógenas y fortalece el sistema inmunitario. También puede prevenir el resfriado y sus síntomas, y es muy efectivo a la hora de descongestionar las vías respiratorias.

Aprender a respirar.

Beneficioso para los huesos

 

Existen estudios que han demostrado que la inclusión de curcumina, podría reducir el impacto negativo de las fracturas óseas en personas con osteoporosis. Su ingesta, aumenta la resistencia ósea y la velocidad de regeneración y reparación de los huesos.

Previene el cáncer

Las propiedades antioxidantes del curry, previenen determinados tipos de cáncer y su propagación. Entre estos tipos se encuentran el cáncer de mama, de células gástricas, próstata o colon, entre otros.

Reduce la presión arterial

El cardamomo, otro condimento del curry, ayuda a disminuir los niveles de presión arterial. Esta característica favorece la disminución de la incidencia de numerosas enfermedades cardiacas.

  • Tanto esta especia como la albahaca tienen propiedades vasodilatadoras.
  • También son capaces de afectar a las proteínas que disminuyen la tensión de los vasos sanguíneos, lo que deriva en la reducción de la presión arterial.

Previene diabetes

Además el curry estimula el apetito en casos de dispepsia. Por otro lado, el curry previene la diabetes tipo II e incluso la obesidad, al acelerar ligeramente el metabolismo.

Tipos de diabetes.
 

Otros efectos del curry

Además de todos los beneficios anteriormente mencionados, la cúrcuma tiene influencia en la agregación plaquetaria, lo que provoca la ligera licuación de la sangre y mejora el riego cerebral, así como el tratamiento de gripes y resfriados. 

Los beneficios de la cúrcuma son muy similares a los de otro ingrediente habitual del curry, el jengibre. La mezcla de hierbas del esta especia, también desempeña un efecto antibacteriano.

El curry también ayuda a contrarrestar el colesterol, y es beneficioso para el estómago, eficaz contra los problemas o molestias intestinales, como los gases o la hinchazón.