¿Cuáles son los beneficios de la soja texturizada en el deporte?

11 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
La soja texturizada es un alimento con una alta cantidad de proteínas en su composición. Incluirla en la dieta puede ser positivo para estimular la recuperación muscular, entre otras cosas.

Las dietas veganas han incluido nuevos alimentos en su espectro con el objetivo de incrementar el aporte proteico y la calidad nutricional. Muchos de estos pueden incluirse también en el marco de la alimentación flexible para hacerla más completa. A continuación, trataremos los beneficios del consumo de la soja texturizada.

Este alimento se elabora mediante la proteína de la soja, de modo que se obtiene un producto de apariencia y textura similar a la carne de ternera picada. No obstante, su sabor es algo insípido. Por este motivo, es preciso acompañarlo de otros ingredientes que mejoren sus características organolépticas.

La soja texturizada, una fuente de proteínas

Si por algo destaca la soja texturizada, es por su aporte proteico. Este alimento contiene proteínas de origen vegetal en gran cantidad. Estos nutrientes son esenciales para promocionar la recuperación muscular tras la práctica deportiva, según un estudio publicado en Journal of Applied Physiology.

Durante décadas se afirmó que lo ideal era consumir 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal al día. Sin embargo, en la actualidad las recomendaciones para deportistas han aumentado hasta los 2 gramos de proteína por kilo de peso.

El 50 % de dicha proteína ha de proceder de alimentos vegetales. En este sentido, la soja texturizada es una gran opción para satisfacer los requerimientos de este nutrientes tan importante.

El aporte de fibra de la soja texturizada

Además de destacar por su contenido en proteínas, la soja texturizada es capaz de aportar una cantidad significativa de fibra. Esta sustancia es esencial para mantener una buena salud intestinal, tal y como afirma una investigación publicada en la revista International Journal of Molecular Sciences.

Uno de los problemas más incómodos en el deportista son los de tipo gastrointestinal, ya que ponen en riesgo el rendimiento. Ingerir una cantidad adecuada de fibra contribuye a reducir la incidencia de esta clase de dolencias, por lo que es útil aprovechar los beneficios de la soja texturizada a través de la dieta habitual para las personas que practican deporte.

La soja texturizada puede usarse en la preparación de diversas recetas.

No contiene isoflavonas

La soja como tal no le sienta igual a todos los hombres. Según las publicaciones científicas recientes, dependiendo del perfil de la microbiota se podría incrementar la producción de estrógenos, hormonas femeninas que contrarrestan los efectos de la testosterona. Tal situación no resulta para nada favorable.

No obstante, esto se produce a partir del metabolismo de las isoflavonas de la soja, nutrientes con capacidad estrogénica. La soja texturizada está constituida solo a partir de la proteína del vegetal, por lo que pierde estos elementos que no resultan beneficiosos para algunos hombres y se puede incluir en la pauta dietética habitual sin mayores riesgos.

Su contenido calórico es bajo

Se trata de un alimento muy bajo en grasa, por lo que sus calorías son también limitadas. Aporta fundamentalmente proteínas y carbohidratos complejos. Dadas estas características, se puede incluir en el contexto de una dieta con un objetivo de pérdida de peso.

Uno de los mayores beneficios de la soja texturizada es que puede asegurar las proteínas necesarias para evitar el catabolismo muscular, al tiempo que aporta pocas calorías. Esto permitirá desequilibrar la balanza energética a favor del gasto.

Además, aporta saciedad, un aspecto importante para evitar los picoteos entre horas de productos industriales ultraprocesados poco recomendables para la salud y para un buen rendimiento deportivo.

Lasaña preparada con soja texturizada.

Incluye soja texturizada en la dieta

Si nunca has probado este alimento, te animamos a hacerlo. Es aconsejable encontrar una receta con otros vegetales, e incluso tomate triturado, para aportarle un sabor adecuado, ya que la soja en cuestión es ciertamente insípida.

Sin embargo, si se mejoran sus características organolépticas por medio de una buena receta, ofrecerá nutrientes esenciales para el funcionamiento correcto del organismo del deportista.

Recuerda que el aporte proteico es muy necesario, aunque en ocasiones se subestima su importancia. Es preciso que asegures la presencia de alimentos de origen animal en la dieta, pero también de aquellos vegetales con una proporción de proteínas considerable. Este sería el caso, por ejemplo, de los frutos secos y de la soja texturizada.

Comienza a incluir este último ingrediente en tus recetas para mejorar la calidad global de la dieta. El rendimiento deportivo se verá afectado positivamente, así como la recuperación muscular.

  • McGlory C., Devries MC., Phillips SM., Skeletal muscle and resistance exercise training; the role of protein synthesis in recovery and remodeling. J Appl Physiol, 2017. 122 (3): 541-548.
  • Wong C., Harris PJ., Ferguson LR., Potential benefits of dietary fibre intervention in inflammatory bowel disease. Int J Mol Sci, 2016.