¿Cuáles son los alimentos de la dieta blanda?

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
La dieta blanda es una estrategia alimentaria para tratar los procesos de diarrea aguda. Te enseñamos qué alimentos se deben incluir para evitar déficits de nutrientes.

Si padeces algún tipo de problema gastrointestinal de carácter agudo, quizás sea necesario que realices ciertos retoques en la alimentación, con el objetivo de solucionar el problema cuanto antes. Te vamos a contar cuáles son los alimentos de la dieta blanda, la cual permite plantear un plan dietético básico pero equilibrado y poco agresivo desde el punto de vista digestivo.

Es relativamente frecuente desarrollar algún trastorno como la diarrea. Esta puede estar provocada por una infección vírica, por una bacteria o, simplemente, por una situación de estrés. Un manejo correcto de la dieta evitará problemas mayores como la deshidratación o la pérdida de masa muscular por un inadecuado aporte proteico.

Los alimentos de la dieta blanda

Te vamos a presentar qué alimentos no deben faltar en la dieta blanda. De este modo, te asegurarás de consumir todos los nutrientes que el organismo necesita, aunque en una versión poco agresiva para el tracto intestinal.

Arroz blanco hervido

Supone el alimento básico. Fácil de digerir, consigue aportar los carbohidratos necesarios para mantener unos niveles mínimos de energía. Al mismo tiempo, puede garantizar la ingesta de otros minerales imprescindibles para evitar calambres musculares o problemas en las reacciones fisiológicas del organismo.

Cabe destacar la necesidad de evitar las variedades integrales, puesto que contienen mucha fibra. Dicha sustancia puede ser beneficiosa para el tratamiento de la diarrea, pero cuando se trata de su variedad soluble. Así lo afirma un estudio publicado en la revista PLoS OneEl arroz integral cuenta con una cantidad significativa de fibra insoluble, que puede acentuar la sintomatología del desorden.

Verdura cocida

Los vegetales hervidos pueden formar parte de una dieta blanda.

Mediante el consumo de vegetales, se garantiza el aporte de vitaminas y de minerales esenciales para la salud humana. Estos contienen, además, antioxidantes imprescindibles para luchar contra la formación de radicales libres y contra el envejecimiento, según una investigación publicada en Oxidative Medicine and Cellular Longevity.

Por otras parte, muchos vegetales contienen pectina. Esta sustancia se engloba dentro de la fibra soluble, que ya hemos comentado que ayuda a manejar los procesos diarreicos. Este tipo de fibra es todavía más beneficiosa si se administra junto con un probiótico.

Pollo o pescado hervido o a la plancha

En cualquier dieta equilibrada es necesario garantizar el aporte proteico. De lo contrario, podría ponerse en juego la salud del tejido muscular, lo que resulta nocivo. Las proteínas son las encargadas de remodelar los músculos, repararlos y garantizar su función. Su ingesta diaria es imprescindible.

Dicho esto, cabe destacar que los pescados o carnes bajos en grasa y cocinados con agua o a la plancha son la mejor opción. Presentan la ventaja de no resultar pesados desde el punto de vista digestivo, a la vez que muy densos nutricionalmente.

Incluirlos en la pauta de alimentación es un valor seguro. Además, pueden aportar ciertos micronutrientes que escasean en los alimentos del reino vegetal, como puede ser la vitamina B12.

Tortilla francesa

Otro de los elementos esenciales para maximizar el aporte proteico es el huevo. No obstante, en la dieta blanda ha de evitarse su fritura, ya que condiciona su digestión posterior.

La tortilla francesa es una forma sana de consumir huevo.

Cocinarlo en forma de tortilla francesa es la mejor opción. De este modo, será posible aprovechar todos los nutrientes que este alimento ofrece.

Asegura los nutrientes en la dieta blanda

A pesar de que presenta muchas limitaciones, la dieta blanda ha de garantizar que se cubran los requerimientos de los nutrientes esenciales. Para ello, es imprescindible que introduzcas los alimentos que te hemos mencionado. Así podrás asegurar la calidad de la alimentación, aunque sea menos agresiva desde el punto de vista digestivo.

En el caso de que la diarrea persista, no dudes en contactar con un profesional de la salud. Es posible que necesites un suplemento de probióticos o tratamiento farmacológico para paliar el problema y atacar a su raíz.

De todos modos, la mayor parte de los procesos de diarrea aguda son transitorios y cortos en el tiempo. Con una serie de cambios dietéticos deberían reducirse de manera notable, a no ser que haya una patología compleja de base.

Finalmente, recuerda que llevar una dieta equilibrada, cumplir las normas de higiene alimentaria y evitar el estrés, en la medida de lo posible, son hábitos que reducirán el riesgo de desarrollar un problema de este estilo.

  • Florez ID., Veroniki AA., Khalifah RA., Nuñez JJ., et al., Comparative effectiveness and safety of interventions for acute diarrhea and gastroenteritis in children: a systematic review and network meta analysis. PLoS One, 2018.
  • Mattioli R., Mosca L., Sánchez Lamar A., Tempera I., et al., Natural bioactive compounds acting against oxidative stress in chronic, degenerative and infectious diseases. Oxid Med Cell Longev, 2018.