Beneficios de tomar leche tibia antes de dormir

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Te vamos a enumerar los beneficios de consumir un vaso de leche tibia antes de dormir. Se trata de un alimento beneficioso, siempre y cuando no sufras intolerancia a la lactosa o alergia a las proteínas de vaca.
 

Tomar leche tibia antes de dormir puede tener una serie de beneficios para la salud. A pesar de que algunos expertos se han posicionado en contra de los lácteos, no existen datos objetivos para desaconsejar su consumo. De este modo, dichos productos forman parte de una dieta saludable y equilibrada.

Si no padeces de reacciones adversas frente a estos alimentos, es recomendable que los introduzcas en la alimentación de forma habitual. Solo es necesario retirarlos si un especialista te diagnostica una intolerancia a la lactosa o una alergia a las proteínas de vaca. A continuación, explicamos los beneficios de tomar leche tibia antes de dormir.

La leche tibia antes de dormir ayuda a controlar el sueño

La leche contiene triptófano en su composición. Este aminoácido es un precursor de la serotonina, un neurotransmisor que se vincula con la relajación y con una mejor calidad del sueño y del descanso. Un estudio publicado en la revista Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences encontró una relación entre un menor nivel de triptófano en individuos obesos con una peor calidad del sueño.

Un aporte regular de este aminoácido funciona bien para mejorar el descanso cuando se combina con la suplementación con melatonina. Ambas sustancias son capaces de establecer un efecto sinérgico, lo que resulta positivo para prevenir desórdenes en el sueño y problemas relacionados con la alteración de los ritmos circadianos.

 

La caseína de la leche tibia mejora la síntesis proteica

Otro de los beneficios de tomar leche tibia antes de dormir tiene que ver con su aporte proteico. Se trata de un alimento compuesto fundamentalmente por lípidos saturados y por proteínas.

Niña tomando un vaso de leche tibia antes de irse a dormir.

La relación entre el consumo de este tipo de grasas y el riesgo de enfermedad cardiovascular se pone en duda en la literatura científica actual. Sin embargo, se sabe que es necesario garantizar un correcto aporte proteico con el objetivo de reducir la incidencia de la sarcopenia y de garantizar la función muscular.

La leche contiene proteínas del tipo caseína. Consumir esta clase de nutrientes justo antes de dormir incrementa la síntesis proteica endógena nocturna, lo que se traduce en un mantenimiento de la masa muscular y en una disminución de las pérdidas de tejido magro. Así lo afirma una investigación publicada en la revista The Journal of Nutrition.

Esta estrategia dietética es especialmente beneficiosa en el caso de individuos de edad avanzada, pues en estos la tendencia a la sarcopenia es mayor. Mantener la masa muscular en una proporción y funcionalidad adecuada ayuda a reducir el riesgo de muerte en esta población etaria.

 

El aporte de calcio de los lácteos

Es posible obtener calcio a partir de otras vías, como pueden ser los alimentos vegetales. Sin embargo, la leche contiene una cantidad significativa de este mineral. Además, en muchas ocasiones se encuentra enriquecida con vitamina D, lo que incrementa la absorción y favorece el metabolismo del hueso.

Garantizar un aporte adecuado de ambos nutrientes reduce el riesgo de fracturas, sobre todo entre las mujeres que ya han superado la menopausia. Incluso existen algunos tipos de leche que vienen enriquecidas con ácidos grasos omega 3, lo que podría suponer una ventaja para mejorar la salud cardiovascular y reducir la inflamación sistémica.

Tazas de leche tibia sobre un desayunador de madera.

Tomar leche tibia antes de dormir puede ser beneficioso

Como hemos visto, son varios los beneficios de tomar leche tibia antes de dormir. Se trata de una alimento que, siempre que no haya una intolerancia, aporta nutrientes esenciales para el desarrollo de las funciones fisiológicas. Por este motivo, se aconseja su inclusión en la dieta de manera regular.

 

Ingerir de forma sistemática un vaso de leche tibia antes de ir a la cama puede mejorar la calidad del descanso y la síntesis proteica nocturna. De este modo, se favorecen los procesos de recuperación muscular y se reduce el riesgo de sarcopenia o de pérdidas en el tejido magro.

En última instancia, este alimento es capaz de completar las necesidades diarias de calcio, e incluso incrementar los niveles de vitamina D. Ambos nutrientes son necesarios para garantizar la salud ósea, y la vitamina D es determinante en la prevención de muchas enfermedades complejas, como las metabólicas o las crónicas.

 
  • Samad N., Yasmin F., Naheed S., Bari AZ., et al., Serum levels of leptin, zinc and tryptophan in obese subjects with sleep deficits. Pak J Pharm Sci, 2017. 30: 1431-1438.
  • Szajwska H., Szajewski T., Saturated fat controversy: importance of systematic reviews and meta analysis. Crit Rev Food Sci Nutr, 2016. 56 (12): 1947-51.
  • Kouw IW., Holwerda AM., Trommelen J., Kramer IF., et al., Protein ingestion before sleep increases overnight muscle protein synthesis rates in healthy older men: a randomized controlled trial. J Nutr, 2017. 147 (12): 2252-2261.