¿En qué consiste la alimentación complementaria?

23 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Cuando se sufre un proceso de desnutrición, puede ser necesario incluir nutrientes mediante la alimentación complementaria, con el objetivo de monitorizar la ingesta. ¿De qué se trata?

En algunas ocasiones, puede ser necesario introducir una alimentación complementaria, bien por un problema de digestión o deglución o por un aporte ineficiente de nutrientes mediante la dieta. Esta situación suele darse en los adultos mayores o en aquellas personas que sufren alguna patología que afecta al tubo digestivo.

A continuación, te vamos a contar en qué consiste este tipo de alimentación, para que tengas una idea de qué productos elegir y lo importante que es pautarla adecuadamente. No te olvides que el profesional de la nutrición o el médico es el único capaz de aconsejar el inicio de este protocolo dietético. Ponerlo en marcha sin su aprobación puede causar perjuicios para la salud.

Alimentación complementaria en el cáncer

Los pacientes de cáncer de tubo digestivo pueden tener problemas a la hora de deglutir los alimentos, sobre todo cuando los tumores se sitúan en la garganta o en la cavidad bucal. En esta situación, es necesario administrar una alimentación complementaria en forma de batido, procurando incorporar todos los nutrientes que el sujeto necesita para continuar con sus funciones vitales.

A la hora de elegir un producto dietético para el paciente con cáncer, hay que recurrir a un tipo de fórmula sin azúcares y con pocos o ningún carbohidrato. Esto se debe a que la dieta cetogénica ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la enfermedad según una investigación publicada en Recent Results in Cancer Research, la cual afirma que es capaz de retrasar el crecimiento tumoral y mejorar los efectos de la quimioterapia.

Además, es vital que la fórmula contenga altas dosis de vitamina D y C. Ambos nutrientes ayudan a reducir el estado inflamatorio y la producción de radicales libres, lo que resulta un punto de inflexión en el tratamiento de los procesos tumorales, como afirma un estudio publicado en la revista Biochemical Society Transactions.

La alimentación complementaria se realiza generalmente a través de batidos.

Alimentación complementaria para ancianos

Otra de las situaciones en las que se puede introducir la alimentación complementaria es en el caso de los ancianos. Muchas veces, estos sujetos no consiguen incorporar todos los nutrientes que necesitan por medio de la dieta sólida, dado que la inapetencia y la falta de gusto pueden condicionar el consumo de alimentos.

En estos casos, es necesario elegir un batido que, además de un sabor potente para estimular el gusto, sea ligeramente hipercalórico. No se trata de provocar un incremento de peso en el anciano, pero sí de cubrir sus requerimientos calóricos. De lo contrario, podría incurrirse en un proceso de desnutrición que acabaría con el desarrollo de patologías que pondrían en peligro su vida.

Las personas con desnutrición también pueden consumir batidos

El último de los casos que vamos a comentar es el de los adultos desnutridos. En ocasiones, un sujeto puede sufrir un proceso de desnutrición, bien por una causa patológica o debido a la imposibilidad de conseguir alimentos. Sea como fuere, una vez llegado a este punto, es preciso ser meticulosos con la dieta.

Con el objetivo de incorporar los nutrientes que se necesitan, puede emplearse la opción de introducir la alimentación complementaria. No obstante, en este tipo de circunstancias es necesario incrementar la carga calórica de manera muy gradual.

De lo contrario, podría experimentarse el síndrome de la realimentación, que cursa con una hipopotasemia —es decir, un nivel bajo de potasio en sangre— capaz de causar la muerte. Lo más adecuado es que estos problemas los gestione un profesional sanitario, para impedir que se cometan ineficiencias en el aporte de nutrientes.

Batido de fresa como parte de la alimentación complementaria.

La alimentación complementaria, un recurso dietético

La introducción de nutrientes en forma líquida es una estrategia que va más allá del contexto deportivo. Es posible utilizar la alimentación complementaria también en sujetos adultos con o sin patologías, con el objetivo de maximizar el aporte de nutrientes o de mejorar el manejo de algunas enfermedades.

A pesar de todo, es importante consultar siempre con un nutricionista antes de tomar esta decisión. Se debe tener en cuenta que consumir siempre los nutrientes mediante líquidos o batidos puede condicionar la producción enzimática a nivel intestinal, lo cual es un problema en muchas situaciones.

Lo óptimo es plantear una dieta equilibrada basada en el consumo de alimentos sólidos. Sin embargo, en ciertas ocasiones esto no es posible, por lo que la alimentación complementaria supone una manera eficaz de evitar déficits de nutrientes y mejorar el estado de salud. Incluso puede ser útil para manejar patologías como el cáncer, en las que incrementar el aporte de algunas sustancias y reducir el de otras presenta ventajas.

  • Smyl C., Ketogenic diet and cancer a perspective. Recent Results Cancer Res, 2016. 207: 233-40.
  • Ang A., Pullar JM., Currie MJ., Vissers MCM., Vitamin C and immune cell function in inflammation and cancer. Biochem Soc Trans, 2018. 46 (5): 1147-1159.