¿Qué hacer después de comer en exceso?

25 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Comer en exceso siempre es perjudicial para la salud, y por eso es algo que no se recomienda. No obstante, esto no siempre es posible. Te vamos a indicar qué hacer si te encuentras en esta situación.
 

En ocasiones ingerimos más cantidad de alimento de la necesaria o recomendada. Bien sea por una ocasión especial, como un cumpleaños o una reunión con amigos, o por las características de la comida, es posible que no siempre seamos capaces de parar a tiempo. ¿Qué hacer después de comer en exceso para mitigar las consecuencias?

Uno de los estamentos principales de la dieta saludable es el equilibrio calórico. Es importante no ingerir más calorías de las consumidas, para así no ganar peso graso. Si esto ocurriera, la salud podría verse afectada de manera negativa en un futuro.

A continuación, vamos a enumerarte algunas medidas recomendables para esos momentos en los que no se han cumplido estos lineamientos generales de alimentación, algo que suele darse en ocasiones festivas o durante los fines de semana. ¡Toma nota para la próxima vez!

Después de comer en exceso, consume un digestivo

Cuando hayas terminado de comer, si has ingerido alimentos en exceso, puede ser recomendable que comas alguna fruta con carácter digestivo para evitar posibles molestias gástricas.

Un ejemplo es la piña. Este vegetal contiene bromelina en su composición, una enzima con propiedades proteolíticas que facilita el proceso digestivo posterior.

Además, la piña posee un ligero efecto diurético, por lo que te ayudará a evitar la posible retención de líquidos. Esto resulta especialmente útil para no sufrir la sensación de hinchazón tras una comida copiosa. De este modo, habrá un menor riesgo de padecer molestias de tipo estomacal o intestinal.

 
La piña es un alimento digestivo muy bueno para después de comer en exceso.

Haz ejercicio

Tras comer en exceso, y una vez realizada la digestión, es recomendable activar el organismo para garantizar el equilibrio energético. Se puede realizar actividad física para que se incrementen las calorías gastadas y se mitigue el impacto de la ingesta copiosa de alimentos.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Circulation Research, el sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de tipo cardiovascular. Por este motivo, es fundamental el ejercicio, ya que se trata de un modo eficiente de prevenir dicha situación nociva para el organismo.

Tras comer en exceso… ayuna

El ayuno intermitente es un protocolo dietético que, además de provocar efectos fisiológicos beneficiosos, ayuda a mantener el equilibrio calórico. Después de comer en exceso, es probable que tengas energía suficiente para pasar varias horas sin ingerir alimentos y que esto no suponga ninguna contrapartida a la hora de desarrollar las actividades diarias.

Con el ayuno intermitente, conseguirás reducir el riesgo de aumentar de peso, según un estudio publicado en Clinical Nutrition ESPEN. Además, tendrás una menor resistencia a la insulina, proceso que se ve favorecido por las comidas copiosas ricas en carbohidratos. La resistencia a la insulina es la antesala de la diabetes de tipo 2, una enfermedad crónica que condiciona el modo de vida.

 

Por otra parte, ayunando le darás un descanso al organismo y al sistema digestivo. En el caso de que te entre el apetito y no seas capaz de continuar con el periodo de ayuno, prueba con efectuar una ingesta de alimentos ligera. Por ejemplo, un yogur con frutos secos debería ser suficiente para aportar nutrientes de calidad y para frenar la aparición de apetito o ansiedad.

El ayuno intermitente no es una dieta, sino un protocolo.

Planifica para evitar comer en exceso

A la hora de plantear una dieta, es importante que esta sea variada y equilibrada desde el punto de vista calórico. Lo ideal es no comer en exceso nunca, aunque esto a veces resulta difícil de llevar a la práctica.

Las citas familiares, por ejemplo, son una ocasión en la que todo el mundo tiende a ingerir más cantidad de alimento de la que necesita. Esto no tiene que ser perjudicial para la salud siempre que no se convierta en un hábito.

Si sigues los consejos que te hemos propuesto con anterioridad, conseguirás mitigar el efecto de una ingesta de alimentos excesiva. Recuerda que algunas de las estrategias comentadas pueden aplicarse de manera diaria, ya que presentan beneficios para la salud que han sido demostrados y avalados por la ciencia.

 

En este sentido, tanto la práctica de ejercicio físico de manera diaria como los ayunos intermitentes colaboran en reducir el riesgo de desarrollar enfermedades complejas a medio y a largo plazo. Por este, motivo podemos afirmar que contribuyen a desarrollar un mejor estado de salud evitando las complicaciones originadas a partir del sobrepeso y de la obesidad.

  • Ortega FB., Lavie CJ., Blair SN., Obesity and cardiovascular disease. Circ Res, 2016. 118(11): 1752-70.
  • Santos HO., Macedo RCO., Impact of intermittent fasting on the lipid profile: assessment associated with diet and weight loss. Clin Nutr ESPEN, 2018.