¿Por qué son tan importantes las vitaminas en la alimentación?

16 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Hasta la fecha, no existe evidencia de que la utilización de multivitamínicos de manera crónica reporte efectos beneficiosos para la salud. Sin embargo, las vitaminas sí son importantes; te contamos los motivos en este artículo.
 

Las vitaminas son unas sustancias presentes en muchos alimentos que constituyen un elemento fundamental en la alimentación humana. Funcionan de manera habitual catalizando múltiples reacciones que ocurren en el organismo.

El aporte constante de estas sustancias garantiza que las reacciones fisiológicas se lleven a cabo de manera satisfactoria. De este modo, se hace posible que el cuerpo desarrolle sus funciones vitales con normalidad.

La ingesta de vitaminas en la alimentación se vincula muy de cerca con el estado de salud o enfermedad del individuo. De hecho, un déficit de estos nutrientes puede llevar a la aparición de un cuadro patológico agudo. Además, podría aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones de salud a medio o largo plazo.

Vitaminas y enfermedades complejas

En los últimos años, se han publicado varios estudios que relacionan el déficit de ciertas vitaminas con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedades. Un ejemplo muy claro es el de la vitamina D.

Este nutriente presenta muchas funciones dentro del organismo; entre ellas, participa en el metabolismo del calcio y en la salud ósea. No obstante, un estudio publicado en Annual Review of Medicine en el año 2016 encontró relación entre la ingesta insuficiente de este nutriente y el aumento del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

 

Por otra parte, existen vitaminas que se vinculan de manera muy directa con el desarrollo de ciertos órganos. Por ejemplo, la ingesta regular de vitaminas del grupo B se asocia con un correcto desarrollo del sistema nervioso.

La dieta vegetariana en el embarazo.

Asimismo, un déficit de este tipo de nutrientes durante el embarazo podría producir defectos en el tubo neural del recién nacido, según un artículo publicado en la Revista Chilena De Pediatría.

Vitaminas y alimentación: ¿dónde encontrarlas?

Casi todos los alimentos que nos podemos encontrar en el mercado contienen estos micronutrientes, aunque no todos en la misma cantidad. Los vegetales se caracterizan por su contenido de vitaminas, aunque son deficitarios en una muy importante, la vitamina D

Esta sustancia se puede obtener de dos maneras: de forma endógena, mediante la exposición a la luz solar, o consumiendo pescados azules, lácteos enteros, huevos e incluso algunos tipos de hongos.

Se trata de uno de los nutrientes más deficitarios en la población general, lo cual puede acarrear problemas de salud a medio y largo plazo. Por este motivo, muchos profesionales sanitarios apuestan por recomendar su suplementación de manera habitual.

 

¿Cómo ingerir suficientes vitaminas en la alimentación?

Para asegurarnos de que consumimos todas las vitaminas que el cuerpo necesita, es necesario llevar a cabo una dieta variada. Consumir alimentos de distintos tipos y no restringir ningún grupo de ellos asegura un aporte constante y correcto de la mayor parte de las vitaminas que el organismo necesita.

Si aun con una dieta adecuada existe deficiencia de alguna vitamina, como puede ser la D, se podría valorar la suplementación. A pesar de todo, no se recomienda la ingesta de multivitamínicos por defecto, pues no se conocen con precisión sus efectos sobre la salud a largo plazo.

Alimentos que son fuente de vitaminas.

De hecho, los resultados de los estudios resultan contradictorios. Hasta ahora, no existe evidencia de que el consumo crónico de grandes cantidades de vitaminas —distintas a la D— permita prevenir enfermedades o mejorar alguna función fisiológica.

Debido a ello, la principal recomendación es cuidar la ingesta de alimentos mediante la dieta. Que esta sea variada y rica en productos frescos suele garantizar el aporte de todos los nutrientes que el organismo necesita, salvo en casos patológicos.

 

Las vitaminas, nutrientes imprescindibles

Las vitaminas cuentan con multitud de funciones en el organismo, y es necesario garantizar su aporte para gozar de un correcto estado de salud. Incluso en la actualidad se investiga el papel de cada uno de estos nutrientes en distintos estados patológicos.

Mediante una dieta variada y equilibrada, deberíamos asegurar el aporte correcto de vitaminas, aunque es posible sufrir alguna deficiencia, como es el caso de la vitamina D. En esta circunstancia, se recomienda acudir a un especialista para valorar la suplementación, lo cual puede repercutir positivamente en la salud a medio y largo plazo.

No obstante, como mencionamos, no se recomienda consumir suplementos multivitamínicos de manera crónica, puesto que sus efectos no han sido demostrados a largo plazo y existe controversia en cuanto a su utilización.

En síntesis, los alimentos incluidos en la dieta y la práctica de ejercicio regular deberían ser suficientes para garantizar un correcto estado de salud, según las conclusiones de las investigaciones actuales.

 
  • Wang TJ., Vitamin D and cardiovascular disease. Annu Rev Med, 2016. 67 : 261-72.
  • Castaño E., Piñuñuri R., Hirsch S., Ronco AM., Folate and pregnancy, current concepts: it is required folic acid supplementation? Rev Chil Pediatr, 2017. 88 (2): 199-206.