¿Cuáles son los quemagrasas más potentes?

Virginia Duque·
14 Febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales al
01 Enero, 1970
Si buscamos quemar grasa de forma eficiente hemos de concienciarnos de que no se trata de una tarea rápida y de que deberemos de ser constantes, así como de combinar alimentación con hábitos saludables
 

Los quemagrasas son un ayudante ideal en nuestra carrera por tener un cuerpo diez. Al quemar grasa de nuestro cuerpo, si los estamos combinando con una buena dosis de entrenamiento, damos lugar a los músculos y estos crecen más rápidamente tonificando nuestro cuerpo. Ahora bien, en el mercado hay tantos quemagrasas que se nos puede hacer difícil elegir.

Qué quemagrasas elegir

Ante la tesitura de escoger un quemagrasas nos encontramos con los termogénicos y la L-Carnitina. Veamos en qué consisten cada uno y qué función cumplen.

Termogénicos

Este se compone de sustancias que incrementan la temperatura corporal y así se genera un aumento de la quema de calorías durante todo el día. Con esta quema, obviamente, se disminuye el tejido grasoso.

Algo que puede resultar una desventaja para algunos es que por norma general, estos quemagrasas se fabrican a partir de sustancias excitantes como el té verde, la cafeína o el guaraná, los cuales hacen que el ritmo cardiaco se acelere creándonos taquicardia o incluso ansiedad.

Para consumirlos lo más recomendable es hacerlo por la mañana o por la tarde, antes de comer o antes del ejercicio. No se recomienda hacerlo de noche, ni siquiera cuando llevamos a cabo el entrenamiento a esa hora, pues podría evitar que durmamos y descansemos bien.

 

Para que su funcionamiento sea efectivo, hay que tomarlo por ciclos o solo los día que entrenemos, porque de otra manera se creará una especie de tolerancia que no aportará los resultados deseados.

L-Carnitina

La L-Carnitina es una sustancia natural que genera nuestro organismo y que se encarga de transportar la grasa y convertirla en fuente de energía, eliminándola de manera natural del organismo.

La desventaja frente a los quemagrasas termogénicos es que con este hay que hacer ejercicio de intensidad si queremos que funcione. No es milagrosa, nada lo es, pero combinada con un ejercicio aeróbico de al menos 40 minutos será el ayudante ideal para lograr nuestros objetivos.

Hablamos de un tipo de ejercicio en el que se sude, salir a caminar, por ejemplo, no sería suficiente. ¿Por qué? Porque el cuerpo necesita verse sometido a un esfuerzo para captar la necesidad de movilizar los lípidos y trasformarlos en energía. La dosis recomendada de L-Carnitina de es entre 1 000- 2 000 mg diarios, o los días que tengamos entrenamiento.

¿Son milagrosos los quemagrasas?

No, no vamos a engañarte, los quemagrasas no son milagrosos. Para que te ayuden a conseguir tu objetivo debes hacer más que solo tomarlos. Al igual que el ejercicio no funciona si comes todo lo que quieras, con esto sucede lo mismo. ¿Qué hacer entonces para que estos funcionen?

 
  • Alimentación. Este es el primer paso hacia un cuerpo saludable, por dentro y por fuera. Necesitas una dieta equilibrada que te aporte los nutrientes que necesitas. Si tu objetivo es perder peso, haz una dieta hipocalórica, es decir, una en la que consumas al menos entre 500 y 600 calorías menos de las que necesitas diariamente. Esto te ayudará a bajar medio kilo por semana aproximadamente si lo combinas con los quemagrasas.
¿Debemos fijarnos en el peso?

  • Ejercicio. Si haces dieta pero no haces ejercicio, tardarás mucho más en bajar de peso, no te sentirás bien y tu cuerpo no quedará de diez.
  • Quemagrasas. Si ya llevas una dieta equilibrada y haces ejercicio constante, al menos tres veces por semana, ya puedes comenzar a tomar quemagrasas.
  • Batidos de proteínas. Los batidos de proteínas son ideales como complemento a una dieta hipocalórica además de que ayudan a que los músculos se reparen. Combinados con los quemagrasas, tendrán mayor efectividad.
  • Omega3. Se ha demostrado que si tomas L-Carnitina y la combinas con Omega3, los resultados serán más efectivos y rápidamente visibles.
 
  • Descanso. El descanso es tan o más importante que el ejercicio y los demás alicientes.

¿Si los quemagrasas funcionan? Sí. ¿Si la dieta y el ejercicio funcionan? ¡Por supuesto! Y si combinas todo, los resultados serán increíbles, aunque te recordamos, no milagrosos.