Gachas para desayunar

Jorge Camón Claveria·
12 Enero, 2019
La mezcla de la avena con leche o agua y frutos o semillas, da como resultado un desayuno perfecto, ya que es sano y muy completo, por lo que te aporta la energía necesaria
 

Las gachas o porridge son copos de avena que se cocinan en leche o agua con especias y se le puede añadir frutas o más alimentos que se te ocurran. Es un alimento típico británico que lo utilizan en el desayuno, a día de hoy ya ha llegado a Europa.

Además, algunos aseguran que ayuda a adelgazar, ya que la avena es un hidrato de carbono de absorción lenta y te mantendrá más tiempo con la sensación de saciedad. Y los cereales integrales, ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Vamos a comentar algunas recetas de avena para poder hacer vuestros desayunos más sanos y equilibrados, son recetas fáciles, rápidas y económicas.

Gachas de avena clásicas

Para preparar esta receta necesitaremos, un tercio de taza de copos de avena, -que equivale a treinta gramos mas o menos-, una taza de leche, -para que tenga menos calorías puedes poner leche desnatada o de soja o incluso agua-, endulzante – stevia, por ejemplo- y canela al gusto.

Gachas de avena clásicas.

Si utilizas agua deberás añadir más frutas o especias para que no sea tan insípido. Y empezamos con los pasos a seguir para su elaboración:

 
  1. Ponemos un cazo con la leche o agua, el endulzante y la canela.
  2. Cuando empiece a desprender vapor añadiremos la avena.
  3. Removiendo con frecuencia, cocinamos la mezcla anterior a fuego medio durante unos cinco o diez minutos – depende de lo espeso que te guste-.
  4. Servir calientes o frías, al gusto, y añadir las frutas, semillas…

Gachas de avena con chocolate

Para preparar esta receta necesitaremos, un tercio de taza de copos de avena, -que equivale a treinta gramos más o menos-, una taza de leche, -para que tenga menos calorías puedes poner leche desnatada o de soja o incluso agua-, una cucharadita de cacao en polvo desengrasado sin azúcares añadidos, endulzantestevia, por ejemplo- y canela al gusto. 

Si utilizas agua deberás añadir más frutas o especias para que no sea tan insípido. Además deberás añadir mas endulzante para quitar el sabor amargo del cacao. Y empezamos con los pasos a seguir para su elaboración:

  1. Ponemos un cazo con la leche o agua, el endulzante, el cacao y la canela.
  2. Cuando empiece a desprender vapor añadiremos la avena.
  3. Removiendo con frecuencia, cocinamos la mezcla anterior a fuego medio durante unos cinco o diez minutos – depende de lo espeso que te guste-.
  4. Servir calientes o frías, al gusto, y añadir las frutas, semillas…

Gachas de avena con yogur y plátano

Para preparar esta receta necesitaremos, un tercio de taza de copos de avena, -que equivale a treinta gramos más o menos-, una taza de agua, medio plátano machacado, un yogur desnatado cero por ciento, endulzante – stevia, por ejemplo- y canela al gusto.

 

Y empezamos con los pasos a seguir para su elaboración:

  1. Ponemos un cazo con la leche o agua, el endulzante, y la canela.
  2. Cuando empiece a desprender vapor añadiremos la avena.
  3. Removiendo con frecuencia, cocinamos la mezcla anterior a fuego medio durante unos cinco o diez minutos – depende de lo espeso que te guste-.
  4. Servir calientes o frías, al gusto, y añadir el yogur y el plátano machacado.

Gachas de avena con clara de huevo y chía

Para preparar esta receta necesitaremos, un tercio de taza de copos de avena, -que equivale a treinta gramos mas o menos-, una taza de leche, -para que tenga menos calorías puedes poner leche desnatada o de soja o incluso agua-, dos claras de huevo, una cucharadita de semillas de chía, endulzante – stevia, por ejemplo- y canela al gusto.

 

Si utilizas agua deberás añadir más frutas o especias para que no sea tan insípido. Y empezamos con los pasos a seguir para su elaboración:

  1. Ponemos un cazo con la leche o agua, el endulzante y la canela.
  2. Cuando empiece a desprender vapor añadiremos la avena.
  3. Removiendo con frecuencia, cocinamos la mezcla anterior a fuego medio durante unos cinco o diez minutos – depende de lo espeso que te guste-.
  4. Casi a final de la cocción a fuego lento, añadimos las dos claras de huevo y la cucharadita de chía hasta que se integre bien.
  5. Servir calientes o frías, al gusto, y añadir las frutas, semillas…

Curiosidades

Los alimentos más comunes de añadir con los copos de avena son: frutas frescas, frutos secos, semillas, coco rayado, chocolate rayado, miel…

Como opción más rápida de hacer este desayuno, podemos dejar la avena a remojo la noche de antes con el agua o la leche y después calentar un minuto al microondas para que se espese, una opción perfecta para llevarse este desayuno.