¿Existen suplementos deportivos que ayudan a correr más rápido?

13 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
La creatina permite un aumento del rendimiento aeróbico y anaeróbico, junto con un modificación de la composición corporal. ¿Qué otros suplementos pueden servir para correr con mayor velocidad?
 

Los suplementos deportivos pueden mejorar algunos parámetros relacionados con el rendimiento. A la hora de buscar correr más rápido, el objetivo será mejorar la fuerza muscular.

Existen en el mercado ciertas ayudas ergogénicas que han demostrado ser capaces de llevar a cabo este efecto. Te vamos a mostrar cuáles son las más eficaces y cómo utilizarlas correctamente.

Suplementos que pueden ayudarte a correr más rápido

Ten en cuenta que, antes de recurrir a cualquiera de los productos que mencionaremos a continuación, es importante realizar una consulta con un nutricionista. Será este profesional el encargado de aprobar y supervisar su consumo.

Monohidrato de creatina

Se trata del suplemento deportivo por excelencia. La creatina permite aumentar los valores de fuerza, el rendimiento anaeróbico y el rendimiento aeróbico.

Sus efectos han sido evaluados en sprints, pruebas de salto y en levantamiento de press de banca con resultados satisfactorios, según un estudio publicado en el año 2019. Además, presenta la capacidad de modular positivamente la composición corporal, ayudando a aumentar la masa magra y a disminuir la grasa.

El protocolo de dosificación más eficiente es aquel que evita el período de carga. Actualmente, se utilizan entre tres y seis gramos al día en una única toma después de entrenar.

 

La suplementación se extiende en el tiempo durante dos meses, para continuar luego con un mes de descanso. Se recomienda ingerir esta sustancia con una pequeña cantidad de azúcares simples para maximizar su absorción y llegada a las células musculares.

HMB

El HMB es un metabolito de la leucina que se comenzó a utilizar con funciones anticatabólicas. Más tarde, se estudiaron sus efectos sobre la fuerza muscular y la composición corporal, y también se obtuvieron resultados satisfactorios.

No obstante, estas ganancias dependen del nivel de entrenamiento del individuo; en deportistas aficionados son más notables que en el caso de atletas de élite.

Suplemento deportivo en forma de pastilla.

De todos modos, esta sustancia ayuda a aumentar la fuerza muscular, lo cual se traduce en la capacidad de correr más rápido o levantar más peso de manera analítica. Varios estudios han comprobado su eficacia, incluso en lo que a aumento de la masa magra se refiere.

Resulta un suplemento útil para el pequeño porcentaje de individuos que no resultan respondedores a la creatina. Además, presenta otra ventaja sobre esta, y es que no conlleva una retención de agua intracelular y un aumento de peso temporal.

 

La dosis habitual suelen ser tres gramos repartidos en tres tomas a lo largo del día: una a primera hora de la mañana, otra después de entrenar y otra antes de dormir. Las alteraciones en el protocolo de dosificación podrían reducir los efectos de esta sustancia.

Otras ayudas para correr más rápido

Hasta aquí han llegado los suplementos que tienen el poder de aumentar la fuerza y, con ello, la velocidad de carrera. No obstante, existen otras ayudas ergogénicas que son beneficiosas para reducir o retrasar la sensación de fatiga y para mantener ese pico de velocidad durante más tiempo.

Las sustancias tampón, como el bicarbonato sódico o la beta alanina, son eficaces en pruebas de 400 metros. No obstante, el bicarbonato resulta poco práctico —aunque útil— debido a su protocolo de dosificación. Necesita de la ingesta de grandes dosis de sustancia previas a la competición, que pueden acarrear molestias gástricas.

Por otra parte, nos encontramos con los nitratos, presentes en el zumo de remolacha. Este resulta un suplemento muy eficaz en individuos amateurs y moderadamente efectivo en atletas de élite a la hora de mejorar el rendimiento. Sin embargo, cuenta con un sabor desagradable para muchos, lo cual hace difícil el consumo de un zumo de remolacha previo a la competición.

Los nitratos presentes en el jugo de remolacha pueden ayudar a un deportista a correr más rápido.
 

El último de los suplementos que mencionaremos, cuyo uso está muy extendido, es la cafeína. No te hará correr más rápido, pero tu sistema cognitivo mejorará su rendimiento.

Esto puede ser determinante a la hora de reducir el tiempo de reacción ante un estímulo de sprint. Por otra parte, también contribuye a retrasar la aparición de la fatiga.

Elige los suplementos en función de tus objetivos

A la hora de valorar la necesidad de suplementación, es preciso contar con la opinión de un especialista. No obstante, también es necesario valorar los objetivos y elegir el suplemento adecuado con base en ellos.

La creatina puede dar muy buenos resultados, pero implica una ganancia de peso temporal mientras dura su administración. Esto puede ser contraproducente en el caso de un atleta que sufra problemas de rodilla, por ejemplo.

En última instancia, es necesario destacar que existen pocas ayudas ergogénicas en el mercado con resultados evidenciados en la literatura científica. En todo caso, es importante no dejarse llevar por el marketing publicitario y hacer uso de aquellas que han sido probadas científicamente.

 
  • Mielgo Ayuso J., Calleja Gonzalez J., Marqués Jiménez D., Caballero García A., et al., Effects of creatine supplementation on athletic performance in soccer players: a systematic review and meta analysis. Nutrients, 2019.
  • Lowery RP., MJoy J., Rathmacher JA., Baier SM., Fuller JC., et al., Interaction of beta hydroxy beta methylbutyrate free acid and adenosine triphosphate on muscle mass, strength and power in resistance trained individuals. J. Strength Cond. Res, 2016. 30 (7): 1843-54.