¿Qué son las bebidas deportivas?

12 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Las bebidas deportivas a menudo están enriquecidas con sustancias 'quemagrasas' que no han podido demostrar sus propiedades en estudios científicos. Conoce más sobre estos productos a continuación.
 

Las bebidas deportivas se caracterizan por poseer ciertos nutrientes indispensables para garantizar el rendimiento del atleta y minimizar las complicaciones asociadas a la práctica de ejercicio. Te proponemos conocer más sobre ellas en el siguiente artículo.

Este tipo de productos sirven para contribuir a la hidratación del atleta. Además, cuentan en su composición con ciertas ayudas ergogénicas, nutrientes y minerales. En las siguientes líneas, te vamos a enseñar en profundidad la composición de las bebidas deportivas y sus funciones dentro del ejercicio.

Las bebidas deportivas y su contenido de carbohidratos

La base de todas las bebidas deportivas es la misma, el agua. No obstante, es habitual que en su composición cuenten con una proporción de carbohidratos. Esta nunca será superior al 8 %, para de este modo evitar molestias gástricas durante el desarrollo de la prueba.

Además, el carbohidrato elegido suele ser otro que la fructosa. La administración de azúcares durante el ejercicio trae consigo una serie de beneficios vinculados al retraso en la aparición de la fatiga, según un estudio publicado en el año 2016.

Además, la ingesta de azúcares durante el ejercicio se vincula con una menor tasa de depleción del glucógeno, lo que puede incidir positivamente en el rendimiento.

En las pruebas deportivas de corta duración, se suele optar por bebidas deportivas ricas en azúcares simples. Sin embargo, cuando se trata de eventos de resistencia, resulta beneficioso elegir aquellas que contengan carbohidratos complejos.

 

Los electrolitos y su función en estos productos

Además de azúcares, las bebidas deportivas suelen contener una gran cantidad de electrolitos en su composición. De este modo, se garantiza el balance electrolítico en el organismo y se reduce el riesgo de complicaciones.

La cantidad de cafeína presente en las bebidas energéticas puede tener efectos en algunas personas sensibles a este elemento.

Un ejemplo de estos contratiempos sería la aparición de calambres musculares vinculados a la disminución de los niveles de potasio o magnesio del organismo, según un artículo publicado en la revista BMJ Clinical Evidence.

Mantener un aporte correcto de minerales previene la aparición de complicaciones graves, como la hiponatremia o los déficits en los niveles de calcio. Las carencias de este nutriente pueden dificultar la transmisión del impulso nervioso.

Para evitar problemas de esta índole, se recomienda añadir un poco más de sal común de lo habitual a las comidas circundantes a la práctica deportiva. Esto puede tener contraindicaciones para personas con ciertas condiciones de salud, por lo que es recomendable consultar con un nutricionista previamente.

 

Ayudas ergogénicas en las bebidas deportivas

Además de los elementos ya tratados, es habitual que las bebidas deportivas contengan suplementos en su composición. De esta manera, se puede incluir cafeína o algún otro estimulante que mejore el rendimiento cognitivo o deportivo.

Es relativamente común añadirle aminoácidos ramificados a este tipo de productos. Con esta adición, se busca la reducción del daño muscular, lo cual podría acelerar la recuperación una vez terminado el ejercicio.

Por otra parte, también podemos encontrar en el mercado bebidas deportivas que cuentan en su composición con ciertas sustancias ‘anticatabólicas’. Este es el caso de la glutamina, que se utilizó durante un tiempo como un preservador de la masa magra en el marco de la dieta hipocalórica. Desgraciadamente, los estudios actuales no defienden su uso más allá de la clínica y los posoperatorios.

También existe una línea de bebidas deportivas que cuenta con elementos ‘quemagrasas’ en su composición. Habitualmente, se utilizan el ginseng, los extractos de té verde o la guaraná.

La evidencia de estas sustancias sobre la pérdida de peso y la oxidación del tejido graso es limitada. Solamente el té verde ha mostrado indicios de ser verdaderamente eficaz en esta función, dentro del marco de una dieta hipocalórica. Por este motivo, no se suele recomendar la utilización de bebidas con esta función.

 

¡Consúmelas con responsabilidad!

En el mercado nos podemos encontrar con muchos tipos de bebidas deportivas distintas. La mayoría de ellas presenta como función garantizar la hidratación y el equilibrio electrolítico. Algunas, además, poseen objetivos más ambiciosos, como incidir positivamente en el rendimiento del atleta o desempeñar funciones concretas, como la quema de grasas.

No todas las bebidas deportivas son apropiadas para todos los deportistas.

Debido a la amplia gama de productos existentes, suele ser recomendable acudir a un especialista que recomiende un producto acorde a las necesidades de cada individuo. No se debe olvidar que estas bebidas no son sustitutas de una alimentación variada y equilibrada.

Las bebidas deportivas simplemente suponen un complemento a la práctica deportiva que, bien utilizadas, pueden influir positivamente en algunos parámetros asociados al rendimiento.

Finalmente, recuerda utilizar productos de fabricantes que certifiquen la ausencia de sustancias dopantes en su composición. De este modo, te evitarás sustos en el caso de tener que pasar un control antidopaje.

 
  • Escobar KA., VanDusseldorp TA., Kerkisck CM., Carbohydrate intake and resistance based exercise: are current recommendations reflective of actual need? Br J Nutr, 2016. 116 (12): 2053-2065.
  • Young G., Leg Cramps, 2015. BMJ Clinical Evidence. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25970567/?from_single_result=magnesium+muscular+cramp+exercise&expanded_search_query=magnesium+muscular+cramp+exercise