¿Qué posturas se realizan en el aeroyoga?

14 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
Saber qué posturas se realizan en el aeroyoga nos puede ayudar a tomar la decisión de asistir a una clase y empezar a practicar esta disciplina que parece moderna, pero es antigua.

El aeroyoga también se conoce como yoga aéreo, y es una de las disciplinas con más auge de los últimos tiempos. Esta modalidad implica «colgarse» de una especie de columpio de tela y realizar asanas de manera acrobática.

Antes de comenzar a practicarlo, muchos se preguntan qué posturas se realizan en el aeroyoga y si es muy difícil llevarlas a cabo. Todo depende de cada persona, pero sí hay que tener en cuenta que se requiere de cierta constancia para poder alcanzar los objetivos y llegar a lograr las diferentes asanas.

¿Qué es el aeroyoga?

El yoga aéreo o aeroyoga es una de las tantas opciones que tenemos dentro del yoga. Se basa en el uso de un columpio o hamaca, mayormente de tela, para realizar las diferentes asanas (posturas corporales) en estado de suspensión o de semisuspensión.

Con el columpio no dependemos del suelo, es decir, no estamos en contacto con otra superficie que no sea la tela. Esta modalidad del yoga es bastante «atractiva» por su novedad y su desafío; sin embargo, no es para nada nueva: en la Antigua India ya los ascetas la practicaban colgando telas de árboles para realizar posturas invertidas por más tiempo.

El aeroyoga es muy creativo y nos permite realizar diferentes posturas. Existen dos tipos de práctica, según el columpio usado: el enfocado en la técnica y el basado en la estética.

En el primero, el columpio tiene tres piezas —dos brazos y un cuerpo—, en tanto que en el segundo se trata de una hamaca de una única pieza, por decirlo de alguna manera. Ambos son muy intensos, pero este último es más visual.

Es bueno saber también, grosso modo, cuáles son los principales beneficios del yoga. En este sentido, una publicación de Manual MSD que detalla las bondades del ejercicio físico en general, y entre los que podemos incluir al yoga, destaca los siguientes:

  • Aumento de la flexibilidad y fuerza.
  • Mejora del movimiento en articulaciones.
  • Activación de la circulación sanguínea y el drenaje linfático.
  • Incremento del autoestima y el estado de ánimo.
  • Alivio de la depresión y la ansiedad.
  • Reducción de dolores de espalda.
Las posturas del aeroyoga son más complejas que las del yoga normal.

¿Cuáles son las posturas se realizan en el aeroyoga?

Ya hemos hablado de las características y los beneficios del yoga aéreo. Ahora es momento de detallar qué posturas se realizan en el aeroyoga, al menos las principales y que seguramente estarán presentes desde las primeras clases:

1. Postura intensa del oeste aéreo

Su nombre en sánscrito es Vaihayasa Paschimottanasana. Para realizarla, debemos estar sentados sobre el columpio, con los pies en los estribos bajos. Al inhalar, se extienden los brazos hacia arriba, y al exhalar, se trata de tocar la punta de los pies.

2. Postura del pez aéreo

Es muy gracioso pensar en un «pez aéreo», pero la realidad es que con la Vaihayasa Matsyasana lo que hacemos es emular a un pez como si estuviese en el agua. Con el cuerpo paralelo al suelo, dejamos que la cabeza «caiga» y la columna vertebral se estire por completo. Luego, miramos hacia atrás lo más lejos que podemos.

La postura del pez aéreo de aeroyoga.

3. Postura del saludo al sol aéreo

Vaihayasa Suryanamaskara es el nombre de esta postura. Para realizarla, nos tenemos que sentar en el columpio y estirarnos hasta quedar paralelos al piso, con las piernas sujetadas en los estribos bajos y los brazos tomando los estribos altos.

Los músculos que más se activan en esta postura del aeroyoga son los del abdomen. Mantener la mirada al cielo ayuda a relajar la musculatura del cuello.

4. Postura del ángulo cerrado aéreo

Esta es una de las posturas se realizan en el aeroyoga más complicadas porque debemos quedar de cabeza. Comenzamos la Vaihayasa Baddha Konasana sentados, y posteriormente enrollamos las manos en la zona baja y agarramos la tela del columpio a la altura de la cintura.

Después, descendemos el tronco hacia atrás y subimos la pelvis, a la vez que separamos las piernas y flexionamos las rodillas.

Postura del ángulo cerrado aéreo de aeroyoga.

Para terminar una clase de aeroyoga, se realiza la llamada Savasana, que sin dudas adquiere otro significado si la practicamos en el aire. Sentados dentro de la hamaca, nos envolvemos como si estuviésemos en un capullo, en el seno materno.

Levemente, el movimiento de la tela va disminuyendo y solo quedamos suspendidos, como si flotásemos. Una manera muy relajante de terminar esta sesión de ejercicio físico tan diferente a todas las demás.

  • Brian D. Johnston. 2018. Beneficios del ejercicio. Manual MSD. https://www.merckmanuals.com/es-us/hogar/fundamentos/ejercicio-y-forma-f%C3%ADsica/beneficios-del-ejercicio
  • Baduel, G. - Aeroyoga: el placer de colgarse como un murciélago - Clarin – Agosto 2017 - https://www.clarin.com/sociedad/aeroyoga-placer-colgarse-murcielago_0_Hythm7Wv-.html
  • Gonzalez, M - Cuáles son las posturas más beneficiosas si practicas aeroyoga – Noviembre 2019 - ABC - https://www.abc.es/bienestar/fitness/abci-cuales-posturas-mas-beneficiosas-si-practicas-aeroyoga-201911030313_noticia.html