Activación del suelo pélvico para mujeres embarazadas

26 Agosto, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Marcos Castro Alonso
El trabajo de suelo pélvico debería ser habitual en la rutina de entrenamiento de cualquier mujer, pero gana todavía más importancia en el transcurso del embarazo.
 

Dentro del ámbito de la actividad física, el entrenamiento personal y la fisioterapia existe un gran problema: los deportistas o pacientes desconocen en gran medida la importancia que juega el suelo pélvico. El trabajo de este debería formar parte de la rutina diaria tanto en mujeres que no realizan ninguna práctica física como de las que lo hacen de manera habitual.

Sin embargo, hay un grupo poblacional en el que debería ser clave este trabajo, y es el de las mujeres embarazadas. Si una mujer que se encuentre en este estado quiere llegar en las mejores condiciones al momento del parto, deberá prestar atención al trabajo que explicaremos a lo largo del presente artículo. Antes de profundizar más sobre ello, os explicaremos todo aquello que debes saber sobre esta importante región corporal.

El suelo pélvico

Esta parte del cuerpo, situada en la región de la pelvis en su parte inferior, se compone de diferentes órganos, músculos y ligamentos, y de ahí su vital importancia. Según diversos autores, el suelo pélvico está formado por las estructuras que mencionamos a continuación:

  • A nivel muscular: se compone por el coccígeo, el elevador del ano y el diafragma pélvico.
  • Órganos: en la zona media, útero y vaina en mujeres y próstata y vesícula en los hombres. En la zona anterior, encontramos la vejiga y la uretra, mientras que en la zona posterior se conforma por el recto y el conducto anal.
 

Lesiones en el suelo pélvico durante el embarazo

El suelo pélvico es una región corporal que durante el embarazo se suele debilitar. Esto se produce porque el útero tiene que soportar un pesa mayor del que está habituado. Al mismo tiempo tiene la desventaja del factor hormonal, puesto que las hormonas producidas por el organismo durante el embarazo actúan como relajante muscular.

Ejercicio aeróbico durante el embarazo.

Por todo ello, a la hora del parto existe la posibilidad de que se produzca algún tipo de lesión. Esta puede ser provocada tanto por el esfuerzo como por el estrés que existe durante el alumbramiento.

La ganancia de peso durante la etapa del embarazo provoca ese aumento del peso que debe soportar el útero, por lo que el suelo pélvico se puede ver dañado. Asimismo, debido a la disminución de actividad física y movimiento que existe en esta etapa, se puede experimentar estreñimiento, lo que provocará que la musculatura pélvica se someta a grandes esfuerzos.

Para que el daño del suelo pélvico sea el menor posible, será fundamental seguir una serie de pautas para que la mujer embarazada consiga llegar en las mejores condiciones al momento del parto.

 

Importancia de la activación del transverso del abdomen

Cuando queramos ejercitar el suelo pélvico, es importante conocer la función de ciertos segmentos y músculos para su buen funcionamiento. Aquí es donde aparece un músculo clave para el buen trabajo del suelo pélvico, como es el transverso del abdomen.

Su activación va a ser esencial para poder realizar los ejercicios de Kegel adecuadamente. Estos ejercicios se basan en la contracción seguida de la relajación de toda la musculatura de la región de la pelvis, con lo que se activa fuertemente en ese proceso el suelo pélvico. Esta activación del transverso favorece a que tanto los órganos de la pelvis, los anillos pélvicos y la vejiga permanezcan en su lugar.

Para que la activación del transverso sea correcta, será clave que lo apretemos como una faja, intentando que el perímetro de cintura disminuya. Esto impedirá también que las lumbares sufran al hacer estos trabajos de suelo pélvico.

Pautas para no descuidar el suelo pélvico en el embarazo

  • Mucho cuidado con tu control postural: será fundamental sobre todo mantener una buena postura lumbar, para así evitar futuras lesiones que pueda provocar el parto.
  • Rodéate de buenos profesionales: acude a un especialista para que te puede guiar en este proceso. El trabajo hipopresivo durante esta etapa es también positivo para que tu suelo pélvico se encuentre en las mejores condiciones, tanto antes como después del parto.
 
  • Sigue con un ritmo de vida activo: desde luego, esto no aplica en los casos en los que el médico indique reposo.
Ejercicios durante el embarazo.

  • No descuides tu alimentación: en esta etapa, será clave mantener una dieta equilibrada para evitar los cuadros de estreñimiento antes mencionados, que puedan causar alteraciones en el suelo pélvico debido a los esfuerzos.
  • Evita los deportes que requieran impacto: durante esta etapa no deberías causarle un estrés excesivo al periné. La natación o hacer bicicleta, por ejemplo, serán buenas alternativas para no descuidar este aspecto.

Conclusiones

Como hemos podido observar, el trabajo del suelo pélvico juega un papel fundamental en el proceso tanto del embarazo como del posparto. Os animamos a que seguíais las pautas anteriormente mencionadas y podréis ver los avances que podéis lograr con el trabajo del suelo pélvico. Por supuesto, nunca desatiendas las indicaciones del médico y siempre asesórate antes de realizar cambios en tu rutina de alimentos o ejercicios.

 
  • Carrillo, G. & Sanguineti, A. (2013). Anatomía del suelo pélvico. Revista de medicina clínica. 24 (2), 185 – 189.
  • Nygaard IE, Shaw JM. Physical activity and the pelvic floor. Am J Obstet Gynecol. febrero de 2016;214(2):164-71.