4 beneficios de los ejercicios de Kegel en mujeres

30 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Practicar con regularidad los ejercicios de Kegel puede ofrecer una serie de beneficios excelentes para el organismo. Conoce cuáles son para ponerlos en práctica.

Mucho se habla sobre los ejercicios de Kegel en mujeres embarazadas, pero estos no fueron diseñados únicamente para personas en proceso de gestación. Su creación tuvo el fin de tratar problemas de incontinencia urinaria, tanto en hombres como en mujeres.

Estos trabajos se crearon en 1948, cuando el doctor Arnold Henry Kegel publicó un artículo científico en el que exponía las contracciones del músculo pubocoxígeo. Estas contracciones permitían fortalecer dicha zona en todas las personas que realizaran los ejercicios. Con el paso del tiempo, estos trabajos recibieron su nombre, y en la actualidad son muy recomendados.

A pesar de brindar beneficios a hombres y mujeres, a continuación nos centraremos en todas las ventajas que pueden ofrecerles a las mujeres. ¡No te los pierdas!

Ejercicios de Kegel en mujeres

Los principales beneficios de la práctica regular de estos ejercicios se centran en el proceso de gestación. Sin embargo, puedes aprovechar también sus efectos positivos sin necesidad de encontrarte embarazada.

Realizar este tipo de ejercicios de manera regular ayuda a fortalecer la zona en la que se ubica el suelo pélvico. Este se conforma de diferentes músculos, ligamentos y tendones, y su función principal es de sostén.

El suelo pélvico se considera un lugar importante para el ser humano en general. A pesar de ello, suele descuidarse con facilidad y no se fortalece. Por suerte, los ejercicios de Kegel en mujeres pueden cumplir este rol de fortalecimiento muscular. Si los haces de forma correcta, puedes brindarle bienestar a la vejiga, parte de los intestinos, útero y vagina.

Los ejercicios de Kegel permiten fortalecer el suelo pélvico.

Beneficios de ejercicios de Kegel en mujeres

Tal y como se menciona anteriormente, los beneficios durante y después del embarazo son numerosos. Entre ellos, sobresale la prevención de patologías relativas al proceso de gestación, como el prolapso. No obstante, existen otros beneficios que puedes disfrutar.

Cambios durante la menopausia

La menopausia marca el inicio de la pérdida hormonal sexual en las mujeres. En esta etapa, la producción de estrógenos comienza a cesar, y también lo hacen diversas funciones que dependen de la misma.

Sumado a ello, la edad en la que aparece la menopausia ronda entre los 45 y 50 años, aproximadamente. Esto indica que el debilitamiento muscular puede hacer mella en el organismo.

Quizá te preguntes qué tiene que ver esto con el suelo pélvico. Al encontrarse conformado por diversos músculos, los cambios durante la menopausia pueden debilitar aún más esta zona.

Sin embargo, por medio de los ejercicios de Kegel, es posible mantenerla trabajada y fortalecida, con el fin de evitar un desacondicionamiento más brusco. Recuerda, estos ejercicios pueden darte una mano, pero no evitarán el debilitamiento muscular por completo.

Rehabilitación poscirugía

Existen diferentes intervenciones quirúrgicas que pueden realizarse en la región del periné, una zona compleja debido a su proceso de rehabilitación. Los ejercicios de Kegel también son propicios en estas situaciones.

Para realizar estos trabajos con esta finalidad, debes consultar con un médico cirujano con el fin de saber qué tan oportuno es realizar los ejercicios de Kegel. Una vez que tengas luz verde, ponte en marcha con su realización, preferiblemente supervisada por un profesional de la salud o actividad física.

Placer sexual

Fortalecer los músculos que rodean la vagina puede mejorar la estimulación nerviosa, y por ende, el placer sexual. Este es un punto bastante subjetivo, pero no debe considerarse un tabú.

Algunos expertos en sexología recomiendan utilizar juguetes sexuales para llevar a cabo dichos ejercicios. Te aconsejamos visitar un profesional en el área para que te instruya durante este proceso.

Mujer mayor que realiza ejercicio durante la menopausia.

Prevención de la incontinencia

La incontinencia urinaria y fecal son problemas de los que debe hablarse, pero sobre todo, buscar una solución oportuna antes de que sean más complejos de tratar. Por suerte, los ejercicios de Kegel en mujeres pueden ayudarte a tratar estas patologías.

De acuerdo con un estudio presentado en la Universidad Técnica de Ambato (Ecuador) en el 2015, las personas mayores de 65 años pudieron tratar la incontinencia urinaria de manera oportuna por medio de estos ejercicios.

Al fortalecer la zona muscular del suelo pélvico, se hace más sencillo controlar las ganas de orinar o defecar. No obstante, es necesario realizarlos en todo momento, no solo cuando se perciben episodios de incontinencia. En caso de ser un problema incontrolable, es preciso consultar con el médico.

Aprende a hacer los ejercicios de Kegel

Existe una buena cantidad de libros, artículos o guías para aprender a hacer los ejercicios de Kegel, pero lo más recomendable es contar con la guía y supervisión de un profesional, como mencionamos con anterioridad. Te aconsejamos instruirte de manera adecuada para comenzar a hacerlos y practicar con regularidad.

De este modo, ante cualquier duda que tengas, puedes preguntarle al médico. Tanto los profesionales de la salud como ciertos expertos en actividad física pueden guiarte con paciencia hasta que domines su ejecución.

  • Park, S. H., Kang, C. B., Jang, S. Y., & Kim, B. Y. (2013). Effect of kegel exercise to prevent urinary and fecal incontinence in antenatal and postnatal women: Systematic review. Journal of Korean Academy of Nursing. https://doi.org/10.4040/jkan.2013.43.3.420
  • Hooley, J. S. (1993). Kegel exercises. In Journal of the Florida Medical Association.
  • Nazarpour, S., Simbar, M., Ramezani Tehrani, F., & Alavi Majd, H. (2017). Effects of Sex Education and Kegel Exercises on the Sexual Function of Postmenopausal Women: A Randomized Clinical Trial. Journal of Sexual Medicine. https://doi.org/10.1016/j.jsxm.2017.05.006