Beneficios del entrenamiento personalizado

27 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
El entrenamiento personalizado, cada vez implementado por más personas, puede lograr que consigas tus metas de una mejor manera. Te contamos sobre sus principales beneficios.

El entrenamiento personalizado ha tomado gran fuerza en los últimos años, gracias a sus múltiples beneficios y por su demanda en el mercado laboral. Muchas personas han optado por recurrir a entrenadores personales, y aquí te proponemos conocer las principales ventajas de hacerlo.

Desde celebridades hasta deportistas amateur se han sumado al mundo del entrenamiento personalizado, en el que destacan la cercanía con el entrenador y su constante monitoreo. No es una cuestión menor, ya que se trata de algo que no sucede a menudo en los gimnasios o centros de actividad física.

¿En algún momento has pensado en realizar un entrenamiento personalizado? ¿Te gustaría pero no conoces qué tan bueno puede ser? No lo dudes más, entérate de qué se trata y ponte en marcha.

Por qué elegir el entrenamiento personalizado

Tal y como su nombre lo indica, el entrenamiento personalizado hace referencia al desarrollo del plan de entrenamiento bajo la supervisión constante de un profesional en el área; en este caso, el entrenador.

Muchos lo consideran como una de las mejores alternativas para hacerle frente al problema del sedentarismo, que en la actualidad aflige al mundo entero. Por medio de este tipo de método, se realiza actividad física programa con regularidad y con la «presión» de que otra persona controla la frecuencia y el progreso.

Dentro del entrenamiento personalizado sobresalen diferentes beneficios, tanto físicos como psicológicos. Estos pueden obtenerse desde el primer día que comienza a desarrollarse el plan de ejercicios. A continuación, te enseñaremos los más relevantes.

El entrenamiento personalizado es una tendencia fitness actual.

Supervisión constante

Uno de los aspectos que más aburre a las personas en los gimnasios convencionales es la falta de supervisión. Esto no quiere decir que en todos estos sitios ocurra lo mismo, pero la enseñanza o guía dirigida a un grupo suele contar con una atención dispersa y poco enfocada.

En ese orden de ideas, uno de los principales beneficios del entrenamiento personalizado es la supervisión constante. En este caso, el entrenador se mantiene al tanto de todo lo que realizas, y así pueden corregirse errores con facilidad y es más fácil adecuar el plan de entrenamiento teniendo en cuenta cada variable.

Motivación

Hacer ejercicio tiende a ser algo complejo, especialmente en momentos en los que no existe una motivación marcada. La ventaja de contar con una persona que se encuentra atenta siempre es que esto favorece el estado de ánimo.

Como de seguro habrás experimentado alguna vez, se trata de una práctica muy recurrente de los entrenadores físico. Con frases o gestos, ellos suelen motivar al deportista mientras lleva a cabo la rutina.

Mayor seguridad

La supervisión constante del entrenador personal logra que la corrección de los ejercicios sea mayor. Al hacer ejercicio por tu cuenta, te expones a la mala ejecución de la técnica, algo que sucede por confiar en el conocimiento previo y por la falta de una opinión externa.

Para remediar esto, el entrenamiento personalizado ofrece la oportunidad de corregir sobre la marcha. Esto no solo mejora los resultados, sino que previene la aparición de diversos dolores, así como lesiones en el cuerpo.

Ahorro en implementos

Es cierto que para recibir los servicios de un entrenador personal debes pagar un monto, incluso mayor al de una suscripción mensual a un gimnasio. Sin embargo, estas clases personales contribuyen en el ahorro de implementos.

Un ejemplo claro de esto se da en el momento que decides entrenar en casa; para ello, necesitas comprar implementos —mancuernas y colchoneta, como mínimo—. Sumado a lo anterior, nadie te estará guiando.

Por lo tanto, el entrenamiento personalizado te exime de comprarlos y, como si fuera poco, sabrás que el equipamiento que usas cuenta con las condiciones reglamentarias y ergonómicas para hacer ejercicio.

Hombre haciendo flexiones junto con su personal trainer.

Favorece tu comodidad

Otra de las razones por las que la mayoría de personas optan por el entrenamiento personalizado es la comodidad. Tú pagas por un entrenador que dirigirá tu propio plan de entrenamiento, y además lo hará en el entorno que escojas.

Puede ser en casa, en un parque cercano o un polideportivo. Sumado a ello, la flexibilidad horaria es un beneficio enorme, más aún considerando el ritmo de vida que suele llevarse en la actualidad.

Anímate a probar el entrenamiento personalizado

El objetivo de todo método de entrenamiento es conseguir buenos resultados, y para ello es muy útil contar con los beneficios que aporta el entrenamiento personalizado. En este sentido, destacan la motivación y el control de la ejecución adecuada de la técnica que comentamos con anterioridad.

Con base en lo anterior, puede ser muy buena idea buscar la manera de conseguir asesoría profesional por medio de este tipo de entrenamiento. No debes pagar por toda una semana completa, pues comenzar con tres sesiones semanales ya te puede servir.

  • Chulvi, I., Pomar, R., Heredia, J., & Colado, J. (2007). El entrenamiento físico personalizado en la mejora de la salud y el rendimiento deportivo. EFDeportes.
  • Jimenez, O. (2014). Planificación del entrenamiento Deportivo. In Uma ética para quantos? https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2