4 consejos para aumentar la potencia de las piernas

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Aumentar la potencia de las piernas favorece la salud del cuerpo y, además, puede convertirte en un mejor deportista. ¡Inténtalo!
 

Por mucho que te esfuerces en tu entrenamiento semanal, no logras los resultados que esperas. ¿Te pasa algo similar? Procura enfocarte en tu organismo como un todo y apoya tus rutinas con otras recomendaciones útiles, no dejes que la potencia de las piernas sea algo inalcanzable para ti.

Con base en lo anterior, te ofreceremos una serie de consejos relativos a la mejora de la fuerza y capacidad de reacción de las extremidades inferiores. ¡Anímate a ponerlos en práctica!

¿Qué es la potencia de las piernas?

En términos generales, la potencia física hace referencia a la capacidad que emplea un individuo para realizar ciertos movimientos; esta relaciona la fuerza utilizada junto con la velocidad de ejecución de la acción. La potencia en sí es la manera de aplicar fuerza en un período corto de tiempo.

Con respecto a la potencia de las piernas, tiene que ver con dicha capacidad, pero centrada en las extremidades inferiores. Esta suele ser necesaria en el día a día, especialmente para desarrollar movimientos o gestos técnicos relativos a algún deporte.

¿Se puede aumentar?

La mayoría de las disciplinas deportivas requieren extremidades inferiores bien fortalecidas. Sin embargo, algunos deportes específicos necesitan sí o sí de una excelente potencia de las piernas. ¿Realmente se puede aumentar esta capacidad?

 

Un gran número de personas se centra en el entrenamiento de piernas para mejorar su masa muscular y fortalecer diferentes capacidades físicas. Si bien esto no está del todo mal, las rutinas de entrenamiento funcionan siempre y cuando estén bien planeadas y ejecutadas.

Consejos para aumentar la potencia de las piernas

Para aumentar la potencia de las piernas, se hace necesario tener una buena rutina, apoyada de otros factores que expondremos a continuación.

El salto al cajón puede ayudar a entrenar la potencia de las piernas.

1. Tener en cuenta la estabilidad

El tono muscular es la contracción parcial y pasiva de los diversos grupos musculares, la cual ocurre de manera continua para mantener la postura del organismo. No obstante, al hacer referencia a la práctica deportiva, los músculos deben ser fortalecidos para mejorar la estabilidad de todo el cuerpo.

Si se busca aumentar la potencia de las piernas, no pueden realizarse entrenamientos enfocados únicamente a esta zona del cuerpo; a la larga, esto podría ocasionar inestabilidad. Por lo tanto, es necesario incluir también ejercicios para fortalecer la zona core.

 

2. Trabajar los glúteos

Un error muy común a la hora de desarrollar potencia es el de realizar ejercicios centrados en el cuádriceps o los gastrocnemios. Este segundo consejo tiene que ver con no olvidar músculos tan relevantes como los glúteos.

Más allá de brindar estabilidad y buena postura, trabajar estos músculos favorece en gran medida la potencia de las piernas. Además, previene la aparición de lesiones en otros grupos musculares, como los lumbares o isquiotibiales.

3. Centrarse en la fuerza y velocidad

La potencia muscular es la convergencia de fuerza y velocidad. Por tal razón, se hace menester enfocarse en ejercicios de esta índole. Recomendamos los siguientes:

  • Sentadillas: existen muchas variables, y la más aconsejable es la que se realiza con peso.
  • Peso muerto: trabaja la zona posterior del muslo, incluyendo los glúteos.
  • Planchas: contribuyen a la estabilidad de la zona del core y la resistencia muscular.
  • Pliometría: los saltos son excelentes para trabajar la fuerza explosiva. Deben hacerse de manera intensa y constante.

4. Competir en el entrenamiento

Lo ideal es centrarse en las capacidades propias para evitar alguna lesión o problema en el organismo. No obstante, para aumentar la potencia de las piernas también se puede realizar un entrenamiento con una persona de mayores capacidades físicas.

Mujeres entrenando jugando al voleibol.
 

Esta contribuye en diferentes ejercicios y motiva a forzar un poco más el cuerpo con vistas al aumento de esta capacidad. Debe ser una competencia sana y con control; practicar con un amigo podría ser de ayuda.

Trabajar la potencia de las piernas, siempre con cuidado

Realmente es necesario aumentar esta capacidad física en las extremidades inferiores con el fin de tener buenos resultados a nivel competitivo. Asimismo, también es clave para evitar lesiones musculares o articulares en el organismo.

Lo primero antes de enfocarse en una rutina de entrenamiento debe ser la visita al médico de cabecera para un chequeo. Además, es preciso solicitar el asesoramiento de un entrenador con el fin de tener resultados deseados.

 
  • Angulo, M. T. (2010). Fuerza, trabajo y potencia muscular. Reduca (Enfermería, Fisioterapia y Podología).
  • Rebelo, A. N., & Oliveira, J. (2006). Relação entre a velocidade, a agilidade e a potência muscular de futebolistas profissionais. Revista Portuguesa de Ciências Do Desporto. https://doi.org/10.5628/rpcd.06.03.342
  • Hansen, J. T., & Lambert, D. R. (2006). Miembro inferior. In Netter. Anatomía Clínica. https://doi.org/10.1016/b978-84-458-1580-9.50004-7