¿Qué tipos de flexiones de pecho existen?

30 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
A pesar de ser dirigidos a los mismos grupos musculares, los diferentes tipos de flexiones de pecho pueden variar para aumentar su dificultad. ¡Conoce aquí cuatro alternativas!

Las flexiones son el tipo de ejercicio infaltable en una rutina debido a sus grandes beneficios y, en teoría, a lo sencilla que resulta su ejecución. Sin embargo, su complejidad varía según los tipos de flexiones de pecho que se realizan.

¿Cuántos tipos de flexiones de pecho conoces o haces? Te invitamos a revisar tu rutina para conocer qué variantes de las flexiones realizas y cuáles puedes escoger para adaptar a tu plan de entrenamiento. ¡No te las pierdas!

Tipos de flexiones de pecho

El objetivo de las flexiones de pecho, tal y como lo indica su nombre, es fortalecer los músculos relativos a esta zona. Allí sobresalen también los grupos musculares de los brazos, los cuales deben realizar el mayor esfuerzo durante la ejecución.

La gran mayoría suelen ejecutarse en una posición horizontal en decúbito ventral, es decir, acostados boca abajo. Sumado a ello, los diferentes tipos de flexiones cuentan con cuatro apoyos: las puntas de los pies y palmas de las manos.

Sin embargo, dichos apoyos pueden presentar variables de acuerdo con la flexión que desea hacerse. La idea, claro, es no realizar esfuerzos o movimientos erróneos que ocasionen alguna lesión articular o muscular.

Con base en lo anterior, te mostraremos cuatro tipos de flexiones de pecho que puedes llevar a cabo. A continuación, describiremos desde cómo ejecutarlas hasta de qué manera incluirlas en tu rutina.

1. Flexiones de pecho en diamante

El nombre de esta flexión se debe al apoyo realizado por las manos, que se ubican dibujando un diamante. Para ello, se deben unir los dedos pulgares e índices de cada mano.

Las flexiones de pecho diamante son uno de los tipos de este ejercicio.

Estas deben ir a la altura del pecho, lo que exige un apoyo más cerrado de los brazos, y por ende, se eleva su complejidad. Esto aumenta el esfuerzo por parte de los músculos tríceps braquial y pectoral mayor.

2. Flexiones asimétricas

También conocidas como flexiones de pecho espartanas, las asimétricas suelen caracterizarse por el apoyo de manos en alturas distintas. Una mano debe ir un poco más arriba de la cabeza y la otra a la altura del pecho.

Con respecto a la flexión en diamante, el apoyo se realiza de manera más amplia, pero la dificultad tiende a aumentar mucho más. Aparte de ello, las manos deben variar entre flexiones; en cada repetición se cambia el apoyo. Esto quiere decir que debes llevar la que estaba arriba de la cabeza hacia el pecho y viceversa.

3. Flexiones tigre

Dentro de los tipos de flexiones de pecho, una de las menos conocidas son las flexiones «tigre», encargadas de trabajar los tríceps braquiales, principalmente.

El apoyo continúa en cuatro partes; no obstante, en estas deben apoyarse las manos junto con los antebrazos. De dicha manera se ejecuta una flexión y extensión de brazos un poco más compleja.

Las flexiones tigre se realizan con apoyo de los antebrazos.

Se recomienda tener bien fortalecida la extremidad superior, especialmente a la altura de la muñeca y el antebrazo. Con ello, será más fácil evitar cualquier tipo de lesión por sobreesfuerzo.

4. Flexiones en «T»

Su nombre se da gracias a la posición que adopta el cuerpo durante su ejecución, la cual emula la letra «T». Debe partirse de la posición inicial, que es igual a la de las flexiones de pecho comunes —puntas de pies y palmas de las manos—.

También suele ser conocida como flexión con rotación de torso, debido al movimiento realizado. En primer lugar, se hace la flexión común bajando el pecho lo más cercano al suelo; después, se sube para dejar solo tres apoyos.

La mano que deja de apoyar sube mientras el torso rota, esto hasta formar la letra «T» con todo el cuerpo, incluso los brazos, como se ilustra en la portada de este artículo.

Incluye diferentes tipos de flexiones de pecho en tu rutina

Los diferentes tipos de flexiones de pecho pueden ser incluidos en la rutina, siempre y cuando tengas bien fortalecidas algunas zonas. Una alternativa es comenzar con un número pequeño de series y repeticiones; así, el organismo se adapta al esfuerzo de manera paulatina y sana.

Por otra parte, antes de incluir algún tipo de flexión diferente al común, te invitamos a consultarlo con algún experto en entrenamiento deportivo. Este especialista podrá aconsejarte oportunamente con respecto a la intensidad y el volumen de cada ejercicio.

  • Vossen, J. F., Kramer, J. E., Burke, D. G., & Vossen, D. P. (2000). Comparison of Dynamic Push-Up Training and Plyometric Push-Up Training on Upper-Body Power and Strength. Journal of Strength and Conditioning Research. https://doi.org/10.1519/00124278-200008000-00002
  • Yang, J., Christophi, C. A., Farioli, A., Baur, D. M., Moffatt, S., Zollinger, T. W., & Kales, S. N. (2019). Association Between Push-up Exercise Capacity and Future Cardiovascular Events Among Active Adult Men. JAMA Network Open. https://doi.org/10.1001/jamanetworkopen.2018.8341