4 errores de las mujeres al querer ganar músculo

07 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Si eres de las mujeres que desean ganar masa muscular, procura cometer la menor cantidad de errores posible. Adquiere conocimiento y comienza por estas cuestiones básicas.

Las mujeres que quieren ganar músculo pueden recurrir a diversas alternativas con el fin de mejorar la condición física e imagen personal. Se trata de un cambio positivo, tanto para tareas cotidianas como para conseguir mejores resultados en alguna práctica deportiva.

Sin embargo, así como las alternativas para ganar músculo son numerosas, los errores siempre están a la orden del día. ¿Crees que has cometido alguna equivocación al momento de aumentar la masa muscular?

Lo más probable es que sí hayas tomado el camino equivocado, aunque sea de manera inconsciente. Por tal razón, te invitamos a conocer algunos de los errores que las mujeres cometen al querer ganar músculo. Quizás te sientas identificada.

¿Qué errores cometen las mujeres al querer ganar músculo?

Los errores dentro del entrenamiento para ganar músculo pueden surgir gracias a diversos aspectos, entre los que sobresalen la falta de información, impaciencia o mal asesoramiento. A continuación, te expondremos algunos de los más relevantes, prácticas que debes cambiar o mejorar para que tus resultados sean mejores.

1. Evitar el levantamiento de pesas

Puedes leerlo algo contradictorio, pero uno de los errores más comunes en las mujeres al querer ganar músculo se centra en este aspecto. De entrada, si quieres aumentar la masa muscular, es necesario que levantes peso externo por medio de las pesas.

Sin embargo, este error se produce gracias a un mito que siempre ha existido en el ámbito del entrenamiento: «levantar mucho peso te hará hipertrofiar como un hombre». Lo cierto es que esto no va más allá de ser un simple mito, que solo gana popularidad debido a la desinformación.

La concentración está muy vinculada con la salud mental de los deportistas.

En el proceso de ganancia muscular incide una hormona llamada testosterona, que tiene mayor presencia en las personas de sexo masculino. Esta es la razón por la que un hombre logra una mayor hipertrofia muscular en su organismo con relación a una mujer.

2. Alimentarse mal

Otro error común que puedes cometer a la hora de querer ganar músculo es quitarle responsabilidad a tu alimentación, o incluso pensar que esta no tiene nada que ver con la rutina de entrenamiento.

No se trata de implementar dietas «milagrosas» o dejar de comer —una práctica bastante dañina para el organismo en general—, sino incluir en la ingesta diaria alimentos saludables en porciones aptas para un desarrollo muscular saludable.

3. Utilizar fajas

La utilización de fajas, especialmente durante el entrenamiento, también se encuentra sujeta a diferentes mitos. Entre ellos sobresale el de la pérdida de masa grasa por medio de la sudoración.

Debes comprender que el proceso de sudoración se centra en la regulación de la temperatura corporal. Esto quiere decir que, al momento de encontrarse por encima de los índices normales, el organismo comienza a sudar con el fin de nivelarlos nuevamente.

Por lo anterior, necesitas comprender que la sudoración no es sinónimo de bajar grasa, y mucho menos de tonificar. Tenlo siempre presente.

En cuanto a esto, cabe mencionar que la función de las fajas es la protección de zonas musculares como la región lumbar o abdominal. Por ello, su uso disminuye la probabilidad de hernias o problemas vertebrales.

4. No salir de la zona de confort

Las mujeres al querer ganar músculo se centran en las mismas rutinas de entrenamiento, incluso manejan las mismas cargas e intensidades. Este puede ser el error en el que estás estancada y por el cual no percibes ningún avance.

Mujer haciendo fondo de tríceps para su rutina de ejercicio anaeróbico.

Esta es una costumbre común porque genera comodidad. Así, empiezas en una rutina y al principio te causa dificultad, pero llega un momento en el que te acostumbras, y ese gusto construye una zona de confort de la que no quieres salir. Lo peor es que piensas que tu cuerpo obtiene buenos resultados, pero el entrenamiento debe ser progresivo y estructurado para ser efectivo.

Ganar músculo con conocimiento y disciplina

Tal y como se expresa anteriormente, la mayoría de errores que cometen hombres y mujeres a la hora de ganar músculo se centra en la falta de conocimientos o asesoramiento.

En ese orden de ideas, te aconsejamos adquirir la mayor cantidad posible de información sobre el tema; busca fuentes confiables y, si no comprendes lo que encuentres, procura apoyarte en profesionales. Además, no dejes de lado el trabajo de un buen entrenador.

Sumado a ello, recuerda que debes ser disciplinada para poner en marcha los conocimientos adquiridos y realmente puedas ganar el músculo que deseas. ¡Ánimo y a entrenar!

  • Borba Pinheiro, C. (2014). Efectos de un programa de entrenamiento concurrente sobre la fuerza muscular, flexibilidad y autonomía funcional de mujeres mayores. Revista Ciencias de La Actividad Física.
  • Kraemer, W. J., & Spiering, B. A. (2008). Crecimiento muscular. Entrenamiento de La Fuerza.