Eres Deportista
 

¿En qué alimentos podemos encontrar la vitamina k?

La vitamina K está relacionada con la coagulación sanguínea y la diferenciación de las células que conforman el tejido óseo, de modo que reduce el riesgo de problemas con este sistema. ¿Dónde podemos encontrarla?
¿En qué alimentos podemos encontrar la vitamina k?

La vitamina K cuenta con una función esencial a la hora de modular la coagulación sanguínea. Gracias a este nutriente, se evita que un sujeto se desangre si sufre una herida que curse con la rotura de los vasos sanguíneos. Es cierto que su ingesta debe limitarse en el contexto de ciertos tratamientos farmacológicos, pero por lo general, resulta beneficiosa.

A continuación, te vamos a enseñar qué alimentos contienen vitamina K y la importancia de esta sustancia dentro del organismo humano. De esta manera, podrás diseñar un menú que evite carencias de este nutriente, lo que repercutirá positivamente sobre el estado de salud.

¿Cuál es la función de la vitamina K?

Como hemos afirmado, la vitamina K interviene principalmente en la mediación de la coagulación sanguínea. No obstante, un estudio publicado por Biomedical Research International y otras investigaciones afirman también que puede tener implicaciones en el metabolismo óseo y produciría un incremento en la dureza de los huesos a través de un aumento en la génesis de tejido.

En el caso de que no existiese vitamina K en el organismo, se incrementaría el riesgo de sufrir una hemorragia incontrolada ante una herida. De hecho, sería necesario incluir en la pauta un fármaco que solventase este problema, o de lo contrario, la salud podría empeorar.

A pesar de todo, existen personas con patologías cardiovasculares que toman anticoagulantes para evitar el desarrollo de placas de ateroma. En estos casos, con la finalidad de no reducir la acción del fármaco, ha de limitarse la ingesta dietética de vitamina K, según un estudio publicado en European Journal of Emergency Medicine.

Alimentos que contienen vitamina k

Los vegetales de hoja verde están entre los alimentos que contienen más hierro.

Normalmente, la vitamina K se encuentra en los vegetales de hoja verde. Así, verduras como la col, las acelgas, el perejil, la lechuga y las espinacas presentan cantidades elevadas del nutriente.  También se encuentra en algunas crucíferas como el brócoli. Incluso el zumo de zanahoria o de granada destaca por la concentración de este nutriente.

En condiciones normales, no es habitual experimentar un déficit de esta vitamina. Tampoco existen casos en la bibliografía que aseguren qué sucede en caso de sobredosis, ya que se trata de un suceso extremadamente poco común.

Por norma general, no existen problemas relacionados con el aporte de este nutriente. Es más frecuente sufrir déficits de otras vitaminas, como es el caso de la D.

¿Qué hacer en caso de tomar anticoagulantes?

Si estás bajo tratamiento con anticoagulantes, deberías suprimir de la dieta todos los alimentos mencionados. De lo contrario, se reduciría el efecto del fármaco y se incrementaría el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular.

Sin embargo, esta situación puede conducir a un déficit de antioxidantes. Para garantizar una ingesta adecuada de estos, puede ser preciso recurrir a la suplementación, así como incrementar el consumo de especias culinarias como la cúrcuma.

Además, puede ser beneficioso en el transcurso de las patologías cardiovasculares aumentar el aporte de ácidos grasos omega 3. Esto se debe a que estos cuentan con funciones antiinflamatorias, lo que genera un impacto positivo sobre la salud del corazón. Incluso la suplementación con estos nutrientes puede generar un beneficio, aunque siempre pautada por un profesional.

Vitamina K, un nutriente importante

La vitamina k también puede encontrarse en las zanahorias.

A pesar de que no es tan famosa como otras, la vitamina K cuenta con funciones esenciales dentro del organismo humano. Como explicamos, un déficit de esta puede generar problemas en caso de heridas. También puede haber problemas en lo que a la salud ósea se refiere, ya que se reduciría la densidad del tejido e incrementaría el riesgo de fractura.

Por este motivo, es importante que incluyas alimentos con vitamina K en la dieta, más allá de que el déficit de este micronutriente no es algo habitual. Solamente en el caso de estar bajo tratamiento farmacológico podría reducirse la necesidad de consumo de este elemento.

En última instancia, recuerda que la base de la dieta saludable es la variedad. Que aparezcan frutas y verduras de forma diaria no solo asegura un aporte adecuado de vitamina K, sino también de antioxidantes necesarios para luchar contra el envejecimiento prematuro.

También estos compuestos son capaces de bloquear la aparición de radicales libres, y generan así un menor riesgo de desarrollar patologías complejas a medio plazo. Si tienes más dudas al respecto, consulta con un nutricionista, quien podrá plantear un menú adecuado a tus necesidades individuales para mejorar el funcionamiento del organismo.

¿En qué consiste la dieta astringente?

¿En qué consiste la dieta astringente?

La dieta astringente consigue reducir las diarreas a partir de una modificación de la microbiota y de una restricción de la fibra insoluble.



  • Akbari S., Rasouli Ghaharoudi AA., Vitamin K and bone metabolism: a review of the latest evidencie in preclinical studies. Biomed Res Int, 2018.
  • Lapostolle F., Siguret V., Martin AC., Pailleret C., et al., Vitamin K antagonists and emergencies. Eur J Emerg Med, 2018. 25 (6): 378-386.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.