Antioxidantes en el deporte: ¿qué tan importantes son?

02 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
La suplementación con antioxidantes no presenta beneficios sobre el rendimiento, salvo en casos concretos sometidos a una alta intensidad.
 

Los antioxidantes son compuestos fundamentales cuando hablamos de salud. Poseen funciones importantes a la hora de luchar contra el estrés oxidativo y el envejecimiento. Además, previenen la aparición de enfermedades complejas a medio y largo plazo.

Son sustancias que podemos encontrar en frutas y verduras, sobre todo en los frutos del bosque, como los arándanos. En deportistas, también presentan funciones relevantes para mejorar la recuperación y prevenir la aparición de lesiones.

A continuación, te vamos a enseñar las implicaciones de los antioxidantes en el atleta y si es necesaria o no su suplementación para mejorar el rendimiento. ¡Sigue leyendo!

La oxidación y el daño muscular

La relación entre el ejercicio y el estrés oxidativo es compleja. Depende de la intensidad, el modo y la duración del ejercicio. Mientras que el entrenamiento moderado parece ser beneficioso para el estrés oxidativo y para la salud, el ejercicio agudo conduce a una mayor oxidación.

El desequilibrio entre las especies reactivas de oxígeno y la defensa antioxidante es la que produce el estrés oxidativo. Para mejorar esta situación, es necesario optimizar el consumo de antioxidantes. De este modo, mejoraremos la función muscular y la inmunitaria y se reducirá el daño a nivel de tejidos y células según este artículo publicado en la revista Nutrition.

 

¿Es necesaria la suplementación con antioxidantes?

El consumo regular de antioxidantes es necesario para el deportista. Un motivo es que disminuye el daño y reduce la probabilidad de lesión. Asimismo, puede suponer una ventaja en el rendimiento para cierto tipo de atletas. No obstante, sobre su suplementación, existe bastante discordia en la literatura científica.

Los antioxidantes se pueden encontrar en frutas y verduras.

La bibliografía afirma que es posible llegar a las cantidades diarias recomendadas a partir de la dieta. A partir de aquí, no se aconseja suplementación en condiciones normales.

Sin embargo, es posible valorar una ingesta extra de este tipo de sustancias para reducir el efecto del ejercicio extenuante cuando el deportista se encuentra dentro de un plan de entrenamiento muy intenso o exhaustivo. En todo caso, esto debe ser evaluado por un nutricionista.

La importancia de una dieta variada

Para asegurarnos de que el aporte de antioxidantes sea el adecuado, lo mejor es optar por una dieta variada. El consumo regular de frutas y verduras de diferentes colores maximiza la ingesta de este tipo de compuestos, junto con las vitaminas.

 

Además, es fundamental elegir alimentos con una gran capacidad antioxidante, como los arándanos, que pueden tener propiedades a nivel de prevención del envejecimiento a largo plazo.

Antioxidantes y deporte: no es oro todo lo que reluce

A pesar de los efectos positivos que puede presentar la ingesta de algunos antioxidantes sobre el rendimiento deportivo, su consumo crónico en altas cantidades puede perjudicar el desempeño del atleta.

Así lo muestra la siguiente revisión, en la que solamente se encuentra positiva la ingesta de vitamina C y N-acetilcisteína a la hora de mejorar el rendimiento. El consumo excesivo del resto de las sustancias con capacidad antioxidante parece perjudicar las adaptaciones musculares al ejercicio. Por este motivo, es necesario ser cautos con la suplementación con este tipo de sustancias y no cronificar su consumo.

Sin embargo, mediante el aumento del consumo de alimentos ricos en antioxidantes es difícil llegar a una situación que perjudique las adaptaciones del deportista al entrenamiento. Así lo demuestra el siguiente artículo, en el que se sometió a un grupo de atletas a un entrenamiento en altura y a una ingesta alta de antioxidantes por medio de la dieta.

El té también contiene importantes antioxidantes.
 

Los resultados no muestran diferencias adaptativas en lo que al ejercicio se refiere entre el grupo control y el que ingería más antioxidantes. De este modo podemos asegurar que el consumo de antioxidantes dietéticos es totalmente seguro y beneficioso para el deportista y solo su suplementación es la que podría causar algún inconveniente.

¡Para tener en cuenta!

Los antioxidantes aseguran una correcta salud y una reducción del daño muscular y celular en atletas. Por lo tanto, es imprescindible garantizar su consumo para asegurar un rendimiento apropiado y una disminución del riesgo de lesión.

No obstante, es suficiente la ingesta de este tipo de sustancias mediante una dieta rica en frutas y verduras. Salvo casos muy determinados de estrés elevado y carga de entrenamiento, la suplementación con antioxidantes no está justificada ni respaldada por la literatura científica.

 
  • Braakhuis AJ., Hopkins WG., Impact of dietary antioxidants on Sport Performance: a review. Sports Med, 2015. 45 (7): 939-55.
  • Pingitore A., Lima GP., Mastorci F., Quinones A., Iervasi G., Vassalle C., Exercise and oxidative stress: potential effects of antioxidant dietary strategies in sports. Nutrition, 2015. 31(7-8): 916-22.
  • Antonioni A., Fantini C., Dimauro J., Caporossi D., Redox homeostasis in sport: do athletes really need antioxidant support? Res Sports Med, 2019. 27 (2): 147-165.
  • Koivisto AE., Paulsen G., Paur I., Garthe I., et al., Antioxidant rich foods and response to altitude training: a randomized controlled trial in elite endurance athletes. Scand J Med Sci Sports, 2018. 28 (9): 1982-1995.