¿Cómo aumentar la fuerza en personas de edad avanzada?

24 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Aumentar la fuerza es primordial para fomentar la autonomía en las personas mayores. Si esta capacidad se encuentra fortalecida, la realización de tareas cotidianas se hace mucho más sencilla.
 

Aumentar la fuerza en personas de edad avanzada puede llegar a ser uno de los retos más grandes para los profesionales de la actividad física. Tanto los adultos mayores como los conocedores del tema deben poner de sí para que este proceso tenga buenos frutos.

El organismo requiere de ejercicio constante para que las condiciones saludables se mantengan, esto sin importar la época de la vida en la que se encuentre cada persona. No obstante, al alcanzar la edad avanzada, la supervisión debe ser aún mayor.

Llegar a ser una persona mayor no debe ser sinónimo de inactividad física. Muchas personas creen que por llegar a los 60 años o más es necesario adoptar un ritmo de vida sedentario, y eso solo trae problemas para el organismo.

¿Es necesario aumentar la fuerza?

Tal y como mencionamos con anterioridad, no importa la etapa de la vida en la que se encuentre una persona, aumentar la fuerza es sumamente importante. Cuando se es adulto mayor, la fuerza contribuye a la vida cotidiana; desde un desplazamiento en silla de ruedas hasta ponerse de pie para ir al baño requiere del uso de esta capacidad.

Por ello, aumentar la fuerza o buscar la manera de mantenerla se convierten en un objetivo primordial del día a día. En las siguientes líneas, veremos en qué consiste esta capacidad específicamente y cómo podemos hacer para mantenerla en niveles apropiados.

 

La fuerza como capacidad física

Para comprender la importancia de aumentar la fuerza, primero debemos reconocer qué es. La fuerza es una capacidad física condicional centrada en generar tensión muscular frente a una resistencia.

Atletas mayores haciendo entrenamiento de fuerza.

Al desarrollar la fuerza, el organismo adquiere mayor facilidad para realizar tareas que la necesiten: levantar objetos, lanzarlos, arrastrarlos, moverlos, entre otros. Cuanto más pesado sea algo, la capacidad debe ser más avanzada. Básicamente, allí yace la importancia de aumentar la fuerza.

No obstante, para mejorarla es necesario distinguir los tipos de fuerza que existen. Se trata de la isotónica y la isométrica.

  • Isotónica: también conocida como fuerza dinámica, debido a que los músculos se accionan ante la resistencia para mover un objeto.
  • Isométrica: contrario a la isotónica, los músculos se activan y ejercen fuerza pero no con el fin de mover un objeto. En este caso, es conocida también como fuerza estática.

¿Cómo aumentar la fuerza en adultos mayores?

 

Un alto porcentaje de personas en edad avanzada no realiza actividad física, bien sea por desconocimiento o por simple pereza. La tarea como profesionales de la actividad física, cuidadores o familiares encargados es incentivar la realización de ejercicio.

Aunque todas las capacidades físicas deben estimularse en personas de edad avanzada, aumentar la fuerza es el objetivo primordial del artículo en cuestión. Para hacerlo, os invitamos a seguir estas claves.

Rutina de ejercicio físico

En períodos extensos de inactividad física, es posible que aparezca la atrofia muscular, que es básicamente el desgaste o la pérdida del tejido muscular.

No obstante, este episodio puede verse contrarrestado por medio de la actividad física programada; formular una rutina de ejercicios para aumentar la fuerza es la principal recomendación para contribuir a la persona.

Para llevar a cabo estos ejercicios, es necesario reunir un grupo de profesionales con vistas al diseño de un plan de entrenamiento acorde a las necesidades de cada persona. La rutina para aumentar la fuerza debe considerar capacidades físicas, patologías —físicas y psicológicas—, entorno y sexo, entre otros aspectos.

Personas mayores ejercitando para aumentar la fuerza.
 

Darle importancia a la actividad física

Prácticas como caminar, sentarse, bailar u otras que impliquen un gasto energético en la vida cotidiana deben ser tenidas en cuenta con mayor relevancia. Aunque estas son actividades físicas comunes, pueden influir al aumentar la fuerza de una persona mayor. Incluir este tipo de actividad física en el plan de entrenamiento puede ser de ayuda.

No descuidar la dieta

Sin importar cuán elaborado llegue a ser el plan de entrenamiento o la actividad física realizada en el día, si no se considera la dieta, todo puede quedar en absolutamente nada. La alimentación es el principal combustible del organismo, por ello es tan importante no descuidarla.

En este punto es cuando el nutricionista juega un papel fundamental. Asimismo como debe diseñarse el plan de entrenamiento, para aumentar la fuerza es necesario construir un plan alimenticio acorde a las necesidades del adulto mayor.

Aumentar la fuerza en personas mayores: conclusión

Ser demasiado específico con respecto al mejoramiento de una capacidad física como la fuerza puede ser contraproducente. En ese orden de ideas, se aconseja considerar las claves expuestas anteriormente con el acompañamiento constante de un profesional en el área. Si se mejora la fuerza, la calidad de vida de una persona se verá potenciada, ¡de eso no hay dudas!

 
  • Chalapud Narváez, L. M., & Escobar Almario, A. E. (2017). Actividad física para mejorar fuerza y equilibrio en el adulto mayor. Universidad y Salud. https://doi.org/10.22267/rus.171901.73
  • Limón, M. R., & Ortega, M. del C. (2011). Envejecimiento activo y mejora de la calidad de vida en adultos mayores. Revista de Psicología y Educación.
  • Ministerio De Educación y Ciencia, & Ministerio De Sanidad y Consumo. (2010). Conceptos importantes en materia de Actividad Física y de Condición Física. Actividad Física y Salud En La Infancia y La Adolescencia.
  • Moreno González, A. (2005). Incidencia de la Actividad Física en el adulto mayor. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de La Actividad Física y Del Deporte.