Beneficios de la rosa mosqueta para la salud

24 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Si estás interesado en mejorar la salud de la piel, no te pierdas lo que te vamos a contar a continuación. La rosa mosqueta es un aceite que te puede ayudar en gran medida.

¿Has escuchado hablar de la rosa mosqueta? Este aceite es un producto cosmético muy utilizado que presenta beneficios a nivel de salud. Se emplea en todo el mundo y es capaz de ayudar a cuidar el órgano más externo del cuerpo humano: la piel.

La rosa mosqueta se elabora en ciertos lugares de Sudamérica, donde las condiciones climatológicas son adversas. A partir de ahí, se comercializa a todo el mundo.

Si te fijas en la lista de ingredientes de un gran número de productos dermatológicos, muchos de ellos están elaborados con rosa mosqueta. A continuación, te explicaremos más en detalle todos los beneficios que este aceite aporta.

La rosa mosqueta mejora la salud de la piel

Desde el punto de vista nutricional, el aceite de rosa mosqueta destaca principalmente por su contenido en omega 3, omega 6 y vitaminas A,C y E. Además, contiene antioxidantes de gran potencia, como el retinol. Muchos de estos nutrientes son capaces de modular los procesos inflamatorios del organismo, según un estudio publicado en la revista International Journal of Molecular Sciences.

Las sustancias mencionadas intervienen no solo en la inflamación, sino que también pueden influir en el funcionamiento del sistema inmune. La vitamina C, por ejemplo, ha demostrado ser capaz de reducir la incidencia de los catarros comunes, así como de mejorar su pronóstico y reducir el tiempo de recuperación.

Sin embargo, y en contra de lo que pudiera parecer atendiendo a sus nutrientes, la rosa mosqueta no se suele ingerir, sino que se usa de forma tópica. De todos modos, muchos de ellos tienen la capacidad de atravesar las capas superficiales de la piel, y así ejercer sus efectos en las zonas profundas de la dermis.

Planta de la rosa mosqueta.

Beneficios de su aplicación

Utilizar una loción de rosa mosqueta de manera regular ayuda a aliviar las manchas y cicatrices de la superficie de la epidermis. Al mismo tiempo, hidrata este órgano y lo nutre, de modo que estimula los procesos de circulación sanguínea. Resulta también eficaz a la hora de mejorar el acné, así como en la prevención de las arrugas.

Es importante utilizar siempre una loción de rosa mosqueta de alta calidad, priorizando aquellas con origen ecológico y sin aditivos o productos químicos en su composición. De este modo, se previenen las posibles reacciones alérgicas que se puedan desencadenar.

¿Y qué hay de su consumo?

No resulta habitual ingerir rosa mosqueta como tal. No obstante, ciertos productos de origen farmacológico pueden contener este aceite en su composición. De este modo, se pueden aprovechar los nutrientes del aceite, junto con otros ingredientes y complementos alimenticios.

Debido a su perfil lipídico, la rosa mosqueta puede mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular, así como reducir la oxidación de la lipoproteína LDL. Además, este aceite puede contribuir en la prevención del envejecimiento, ya que contiene en su composición una gran cantidad de antioxidantes que protegen frente a la formación de radicales libres.

A pesar de ello, lo más habitual es su uso tópico, de forma que no se aprovechan todas estas propiedades. En este sentido, el aceite de rosa mosqueta es eficaz para el tratamiento de la piel de niños y bebés. Estos últimos necesitan un cuidado especial, dada la sensibilidad del cutis. La rosa mosqueta permitirá asegurar una hidratación óptima sin causar efectos adversos.

El aceite esencial de rosa mosqueta suele usarse para el cuidado de la piel.

La rosa mosqueta, un aceite bueno para la salud

Si has llegado hasta aquí, probablemente ya te hayas dado cuenta de los beneficios que la rosa mosqueta ofrece para el cuidado de la piel. Este aceite es capaz de regenerar la dermis y de mejorar ciertos procesos patológicos como el acné. Asimismo, resulta eficaz a la hora de curar las cicatrices.

Aunque su uso principal sea el tópico, es relativamente frecuente encontrar el aceite como ingrediente en diferentes complementos alimenticios. De este manera, se aprovechan muchos de sus nutrientes esenciales, como los ácidos grasos insaturados que contiene o las vitaminas liposolubles.

Como recomendamos con anterioridad, vigila siempre la procedencia de la rosa mosqueta. Prioriza aquellos productos que certifiquen su procedencia ecológica, puesto que la calidad del aceite será muy superior.

En última instancia, recuerda que es esencial completar los tratamientos de belleza con una adecuada nutrición, así como con la práctica deportiva regular. La exposición solar también te ayudará, pero has de tomar las medidas de precaución oportunas.

  • Stella AB., Cappellari GG., Barazzoni R., Zanetti M., Update on the impact of omega 3 fatty acids on inflammation, insulin resistance and sarcopenia: a review. Int J Mol Sci, 2018.
  • Bucher A., White N., Vitamin C in the prevention and treatment of the common cold. Am J lifestyle Med, 2016. 10 (3): 181-183.