¿Cómo activar el metabolismo haciendo ejercicio?

02 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Conocer cómo activar tu metabolismo a través del ejercicio puede contribuir a tu día a día y forjar un mejor hábito saludable. ¡Te lo contamos!
 

El cuerpo humano es considerado como un gran vehículo en el cual nos movilizamos día a día. Por esa razón, se afirma que debe cuidarse como a un «automóvil nuevo». Todo medio de transporte requiere de su respectivo combustible, y en este caso, se hace referencia a los alimentos. ¿Cómo activar el metabolismo para aprovecharlos?

Este proceso posee una gran importancia para el organismo. Ningún vehículo podría moverse si su combustible no es el suficiente o no es adecuado. Por ello, a continuación hablaremos sobre metabolismo y ejercicio y la estrecha relación entre ambos.

¿Qué es el metabolismo?

En términos generales, el metabolismo incluye todos los procesos químicos y físicos ocurridos en el organismo, encargados de convertir el alimento en energía o de utilizarla para la ejecución de diferentes acciones.

A nivel celular, ocurren reacciones químicas que convierten los nutrientes de los alimentos en energía para todo el cuerpo. De allí surge la comparación con el combustible de los medios de transporte.

Es por esa razón que la alimentación es un pilar fundamental de la salud. Sin embargo, los alimentos no son los únicos determinantes en el proceso metabólico; en este también están presentes la genética y el ejercicio físico.

Metabolismo: genética y ejercicio

Son muchos los factores que inciden en el metabolismo de una persona. No obstante, haremos hincapié en dos de los más relevantes: la genética y el ejercicio físico.

 

Con respecto a la genética, esta se encarga de determinar cómo se da el gasto energético del organismo en reposo total, lo que se denomina tasa metabólica basal o TMB. Todas las personas poseen un gasto diferente, y esto se evidencia en el consumo alimenticio; no todos deben consumir el mismo número de calorías porque los resultados tienden a ser diferentes.

Para activar el metabolismo, la alimentación es un factor elemental.

Por ejemplo: dos mujeres ingieren más de 2000 calorías al día; una entra en sobrepeso y la otra mantiene su peso normal. Aunque muchos factores influyen, el principal es el metabolismo determinado por la genética.

Por otra parte, el ejercicio físico es otro aspecto importante con respecto al proceso metabólico. Su realización de manera regular puede incidir sobremanera en este. ¿Cómo es eso posible?

Activar el metabolismo haciendo ejercicio

El ejercicio físico en general es muy recomendado para el organismo, tanto que es considerado como uno de los hábitos de vida más saludables. Para activar de forma adecuada el metabolismo, se hace menester ejecutar la actividad física con una intensidad mayor a la común.

 

La combinación de ejercicio aeróbico intenso y ejercicios de fuerza puede contribuir de buena forma en la activación del metabolismo. Por ende, las siguientes son algunas recomendaciones para tener en cuenta.

Ejercicios aeróbicos

Los ejercicios aeróbicos aptos para activar el metabolismo son muchos. Lo importante es la intensidad que se imprima en cada sesión. Los más aconsejables son los siguientes:

  • Saltos de tijera.
  • Saltar la cuerda.
  • Skipping.
  • Burpees.
  • Carreras de velocidad.

Ejercicios de fuerza

Al realizar ejercicios de fuerza, la masa muscular aumenta más allá de lo normal. Como consecuencia, el músculo de mayor proporción necesitará un consumo calórico en reposo mucho más elevado. Para lograr la hipertrofia muscular, se recomiendan los siguientes ejercicios en la rutina para activar el metabolismo.

  • Flexiones de brazo.
  • Fondos en banco y en barras paralelas.
  • Barras.
  • Zancadas estáticas y dinámicas.
  • Mancuernas para bíceps y tríceps braquial.
  • Sentadillas con peso.
La sentadilla es un ejercicio ideal para trabajos de fuerza en el ciclismo.

Otras recomendaciones para activar el metabolismo

 

Asimismo, es preciso recordar que el metabolismo varía de acuerdo a cada persona, teniendo en cuenta diferentes aspectos como la edad, el sexo, la genética y el ejercicio físico que se realiza. Por lo anterior, es necesario considerar otras claves para ayudar a activar este proceso:

  • Conocer la tasa metabólica basal (TMB): esto es relevante para determinar el mínimo de calorías que necesita el organismo en reposo.
  • No recurrir a dietas «milagrosas»: el cuerpo es importante y no debe someterse a todo lo que se escucha. Consultar siempre con profesionales es lo más adecuado.
  • Comer en la mañana: eliminar el desayuno es uno de los principales errores cometidos por las personas. Esto solo será apropiado si el nutricionista recomienda, por ejemplo, un ayuno intermitente para conseguir una pérdida de peso.
  • Ingerir agua: se trata de una medida fundamental no solo por el metabolismo, sino también por el resto de procesos fisiológicos del organismo.

Conocer más sobre el metabolismo

A pesar de ser un proceso que tiene lugar en el organismo, pocas personas conocen en detalle el metabolismo. Como dijimos con anterioridad, si se tiene algún objetivo en particular con respecto a la composición corporal o el rendimiento deportivo, lo más oportuno es recurrir a profesionales en el área de la salud y la nutrición.

En síntesis, prácticamente todo dentro del cuerpo funciona gracias al proceso metabólico, desde la circulación sanguínea hasta la respiración misma. Es por esa razón que no hay que tomarlo a la ligera.

 
  • Morales Durán, M., & Calderón Montero, F. (2000). Fisiología del ejercicio. Rev. Lat. Cardiol. (Ed. Impr.).
  • Boticario, C., & Cascales, M. (2012). Digestión y metabolismo energético de los nutrientes. UNED.
  • Abierta, A. (2012). Nutrición y metabolismo. In Balcells. La clínica y el laboratorio. https://doi.org/10.1016/B978-84-458-2585-3/00031-2