¿El deporte mejora la concentración?

31 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por él médico Leonardo Biolatto
El deporte mejora la concentración por sus efectos sobre las neuronas y porque estimula la atención del deportista. Hay estudios científicos que han investigado esta asociación en humanos y en animales. Te lo contamos en este artículo.
 

El deporte mejora la concentración de quien lo practica. En sí, las actividades deportivas exigen que estemos atentos para su realización, y a mayor entrenamiento, exigencia y profesionalidad, más se impone esta concentración.

Todas las edades pueden beneficiarse de este efecto del ejercicio, aún entre las personas mayores. La capacidad de remodelación neuronal que hay en el deporte no se limita a la juventud.

No obstante, sí es cierto que los niños son los principales favorecidos en este ámbito. La educación física de los colegios y las currículas extraescolares enfocadas al deporte los estimulan en la mejora de la atención.

Como los niños se encuentran en un proceso de aprendizaje continuo de grandes proporciones, la posibilidad de focalizar la atención es, sin dudas, un beneficio gigante. Si a esto le sumamos que la mayoría de los jóvenes disfrutan los deportes, entonces tenemos la ventana de oportunidad para cubrir ambos intereses.

El deporte multiplica las neuronas

Según un estudio científico, la práctica deportiva incrementaría la cantidad de neuronas del hipocampo, una región del encéfalo. Para que esto suceda, el ejercicio debe ser continuado y aeróbico.

El aumento de las neuronas no puede asociarse directamente al aumento de la concentración, pero sí es un sustrato para que eso suceda. A mayor cantidad de neuronas, mejor pueden ser las opciones de conectividad entre ellas para que las funciones cognitivas se potencien.

 

Es importante la aclaración que hacen los mismos investigadores sobre la continuidad del deporte en el tiempo para alcanzar estos efectos. No se trata de ejercicios esporádicos que comienzan y terminan sin repetirse.

Chicas haciendo ejercicio aeróbico, el cual presenta muchos beneficios para el cuerpo.

El deporte puede mejorar la concentración en un contexto de estímulo, sobre todo en los niños. La estimulación depende del interés que la persona tenga en el deporte que está practicando, y es lo que también lo hará persistir en el tiempo.

El fitness nos hace más atentos

Otro estudio analizó el ejercicio aérobico —al que muchos denominan fitness— en términos de atención, que es una parte constitutiva de la concentración. Se encontró una asociación entre la práctica intensiva de esta modalidad y la mejora en las habilidades de atención.

En este caso, la hipótesis que explicaría por qué el deporte mejora la concentración reside en el consumo de oxígeno. Al realizar ejercicios aeróbicos, se exige al cuerpo de una manera particular para que sus células metabolicen a una velocidad incrementada. Ese aumento incluye a las neuronas.

 

De igual modo, el estudio en cuestión encontró mejoras en la respuesta inmediata, lo que también corresponde a la capacidad de concentración. Una respuesta inmediata es un reflejo ante los estímulos externos, y está en relación a la percepción que tiene la persona de su entorno y lo que lo rodea.

Mejores deportes para mejorar la concentración

No es fácil elaborar una lista de los mejores deportes que son capaces de mejorar la concentración. Sin embargo, con base en las investigaciones, se pueden sugerir los aeróbicos como los de primera elección.

La natación sería una opción lógica, ya que no solo implica movilidad de todo el cuerpo, sino que también afecta la respiración y el metabolismo asociado a esa función vital. En niveles competitivos, esta disciplina requiere una concentración extrema para la coordinación y la mejora de los tiempos.

Correr es otro deporte aeróbico que cumpliría los requisitos. La movilidad corporal para correr es, en sí misma, una tarea de alta coordinación y concentración, aunque parezca que se concreta de forma automática.

Al ser colectivo, el remo es un deporte que mejora la concentración.
 

Por último, también los deportes de equipo son una forma especial para la mejora de la concentración. En algunos casos, hasta se especula con la existencia de una concentración de equipo que pone en coordinación a los jugadores, como si se tratase de un solo cuerpo.

Con constancia, el deporte mejora la concentración

Como bien aclaramos antes, el deporte mejora la concentración si somos constantes en su práctica. No hay beneficios en el ejercicio esporádico, sino en las rutinas que se sostienen en el tiempo. De esta forma, la atención es estimulada y ejercitada a la par de los músculos.

La elección del deporte dependerá del interés personal. Aunque algunos ejercicios pueden resultar mejores para la concentración que otros, en definitiva es fundamental el gusto que genere en el deportista para lograr su persistencia.

 
  • Luque-Casado, Antonio, et al. Differences in sustained attention capacity as a function of aerobic fitness. Medicine & Science in Sports & Exercise 48.5 (2016): 887-895.
  • Nokia, Miriam S., et al. Physical exercise increases adult hippocampal neurogenesis in male rats provided it is aerobic and sustained. The Journal of physiology 594.7 (2016): 1855-1873.
  • Dosil, Joaquín. Psicología de la actividad física y del deporte. Madrid: McGraw-Hill, 2004.
  • Loaiza, Héctor Haney Aguirre, Carlos Federico Ayala Zuluaga, and Santiago Ramos Bermúdez. La atención-concentración en el deporte de rendimiento. Educación Física y Deporte 34.2 (2015): 8.