Infusiones diuréticas, relajantes y antioxidantes: ¿cuál es su efecto en la salud?

08 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
A continuación, te vamos a contar qué infusiones diuréticas, relajantes y antioxidantes puedes incluir en la dieta y qué efecto desempeñan sobre la salud. ¡No te lo pierdas!
 

Existen en el mercado una serie de infusiones diuréticas, relajantes y antioxidantes que pueden servir para aportarle un valor añadido a la alimentación. Es necesario saber cómo utilizarlas y los efectos que causan en la salud para sacarles todo su partido. ¡Aquí te lo explicamos!

A la hora de hidratarnos, la mejor opción siempre es el agua. No obstante, en determinados momentos puede resultar beneficioso recurrir a una infusión.

Al contrario que un refresco azucarado, estos productos son capaces de aportar nutrientes importantes para el organismo y pueden elaborarse sin azúcar. A continuación, te contamos más sobre estas infusiones diuréticas, relajantes y antioxidantes.

Infusiones diuréticas

Las infusiones diuréticas se caracterizan por su poder a la hora de incrementar el volumen de orina. Esto puede ser beneficioso en la lucha contra la retención de líquidos.

Muchas personas que comienzan un plan de pérdida de peso esperan ver resultados rápidos para no perder la motivación. Introducir estas bebidas en su pauta nutricional puede resultar una estrategia para que vean reducido el número en la báscula con cierta agilidad.

Si bien no consiguen adelgazar por sí mismas, las bebidas diuréticas ayudan a perder el peso procedente de los líquidos retenidos en el cuerpo. Esta situación supone un estímulo mental que puede hacer que el paciente continúe adelante con el tratamiento dietético, hasta que por fin se pongan en marcha los mecanismos de pérdida de peso graso.

 

El té forma parte de este grupo de infusiones capaces de incrementar el volumen de orina. Además, han sido estudiados sus efectos sobre la prevención de la formación de piedras en el riñón.

Los resultados de las investigaciones se publicaron en un artículo en la revista International Journal of Molecular Sciencesen el que se propone el uso de esta bebida con el objetivo de reducir el riesgo de cálculos renales, aunque son necesarios más estudios que confirmen dicha afirmación.

El té es una de las infusiones diuréticas por excelencia.

Infusiones relajantes

Además de las infusiones diuréticas, hay otras que poseen propiedades relajantes. Este tipo de infusiones suelen contener un compendio de hierbas y, en algunas ocasiones, melatonina.

La melatonina es una hormona producida en la glándula pineal que regula los ciclos del sueño. Su producción cesa pasada determinada edad.

Se ha comprobado que la introducción de esta sustancia en el organismo de manera exógena y regular consigue incrementar la calidad del descanso. Así lo afirma un estudio publicado en la revista Neurological Research

 

Otro de los aspectos positivos de la melatonina es que carece de efectos secundarios y de dosis letal 50, por lo que se considera totalmente segura.

A la hora de elegir una infusión para mejorar el descanso o el estado de relajación, es beneficioso comprobar que contiene dicha hormona en su composición. Además, pueden encontrarse combinados de plantas que potencian tal efecto, entre las que se encuentran, por ejemplo, la pasiflora o la tila.

¿Y qué hay de las bebidas con antioxidantes?

Muchas de las infusiones que poseen los dos efectos anteriormente comentados son también antioxidantes. El té es, probablemente, la más representativa en cuanto a contenido en sustancias capaces de ejercer esta función.

Existen distintas variedades de té con distinto contenido en polifenoles. A su vez, algunas de estas infusiones vienen combinadas con otras especias con fitonutrientes, como la cúrcuma y el jengibre.

El té de jengibre se caracteriza por contener antioxidantes.

El consumo habitual de infusiones antioxidantes es capaz de ayudar en la prevención de ciertas enfermedades complejas, como algunos tipos de cáncer. Una investigación publicada en la revista Medicine asegura que la ingesta de siete tazas de té al día reduce la incidencia del cáncer de próstata de forma eficiente. No obstante, también indica que son necesarios más estudios al respecto para sentar una evidencia sólida.

 

Los extractos de té verde, comercializados en cápsulas, cuentan con buena fama respecto a sus propiedades. La literatura científica ha sugerido la capacidad de estos suplementos de estimular la pérdida de peso, además de reducir el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades complejas.

Si no quieres recurrir a los suplementos, basta con consumir el tipo de té que más te guste de forma habitual. Incluir este tipo de infusiones antioxidantes en la dieta resulta una estrategia dietética práctica y saludable.

Introduce infusiones en la dieta y aprovecha sus bondades

Como hemos visto, incluir infusiones en la pauta dietética habitual resulta una opción eficaz para alcanzar un mejor estado de salud. Además de ayudarte a reducir la retención de líquidos y a mejorar la calidad del sueño, este tipo de bebidas contribuyen a optimizar el trabajo del organismo en otros niveles, como la prevención de enfermedades.

De todos modos, se recomienda que las infusiones se introduzcan siempre en el marco de una dieta variada y saludable. Tampoco es aconsejable que se sustituya el consumo de agua como tal por infusiones.

Estas bebidas, a pesar de resultar una estrategia para mejorar el balance hídrico, han de ser introducidas de forma complementaria. Una muy buena idea es cambiar progresivamente la ingesta de refrescos por infusiones frías.

 
  • Nirumand MC., Hajialyani M., Rahimi R., Farzaei MH., et al., Dietary plants for the prevention and management of kidney stones: preclinical and clinical evidence and molecular mechanisms. Int J Mol Sci, 2018.
  • Xie Z., Chen F., Li WA., Geng X., et al., A review of sleep disorders and melatonin. Neurol Res, 2017. 39 (6): 559-565.
  • Guo Y., Zhi F., Chen P., Zhao K., et al., Green tea and the risk of prostate cancer: a systematic review and meta analysis. Medicine, 2017.