3 señales de que tienes carencia de hierro

12 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
¿Conoces las señales propias de la carencia de hierro dietético? Te contamos cuáles son y cómo un déficit de este mineral puede influir en la salud del organismo.
 

La carencia de hierro se puede manifestar por medio de la aparición de una serie de señales. Este es un mineral de especial importancia para el organismo, pues interviene de forma directa en el transporte de oxígeno a través de la sangre. Es necesario garantizar su ingesta para prevenir trastornos complejos, que pueden condicionar el estilo de vida de quien los sufre.

Algunos tipos de dietas pueden ser deficitarias en este mineral; un ejemplo de ello son las dietas veganas. El hierro procedente de los alimentos animales presenta una biodisponibilidad mucho mayor que aquel que procede de los productos vegetales. Restringir la ingesta de carnes puede condicionar la absorción de este nutriente, a falta de administrar una dosis de vitamina C que potencie su absorción a nivel intestinal.

La carencia de hierro se manifiesta con cansancio

Una de las señales típicas de la carencia de hierro es la aparición de una sensación de fatiga o de cansancio extremo. Este síntoma se vincula con el desarrollo de la anemia, una patología provocada por el déficit de este mineral, entre otras cosas.

Para revertir la situación, es necesaria la administración de hierro, bien por vía oral o bien por vía parenteral. Así lo afirma una publicación realizada en la revista The Medical Clinics of North Americaen la que se vincula esta patología a una pérdida de hierro producida a partir de la menstruación o a partir de sangrados gastrointestinales.

 

Si experimentas cansancio y no sabes por qué se puede estar produciendo esta sensación, acude a un especialista para que mida los niveles de ferritina sérica. Con esta prueba diagnóstica, será capaz de identificar un proceso de anemia derivado de un aporte de hierro escaso o de un incremento en las pérdidas de este.

Mujer padece de cansancio debido a la carencia de hierro.

El dolor de cabeza constante indica carencia de hierro

Otro de los signos típicos que pueden hacer sospechar de una carencia de hierro es un dolor de cabeza constante, que no desaparece. Este síntoma forma también parte de un proceso de anemia producido por un déficit en el aporte de dicho mineral.

Incluso algunos tipos de migraña se han podido vincular con esta condición, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Wiener Klinische Wochenschrift

De todos modos, no es sencillo identificar la procedencia o las causas de la migraña. Muchas veces se producen por cambios hormonales; en otras situaciones, son los desequilibrios dietéticos los que condicionan la aparición de esta patología. Sea como fuere, todo parece indicar que existe una predisposición genética a padecer este tipo de trastornos.

 

El hierro bajo también afecta a la piel

La última de las señales que alertan de una carencia de hierro que comentaremos son los cambios relacionados con el aspecto de la piel y de las uñas. Si el aporte de este mineral mediante la dieta no es el adecuado, pueden quebrarse las uñas con una mayor facilidad. Además, es común que la piel se vuelva más pálida y que las manos y los pies se encuentren más fríos de lo normal.

Si experimentas una sintomatología de este tipo, acude a tu médico para que este te realice una analítica de suero con la que se puedan comprobar los niveles de hierro del organismo. En el caso de que estos se encuentren por debajo de lo recomendado, será necesario establecer un ajuste dietético y, en algunos casos, pautar una suplementación.

Una uña rota puede ser también señal de una carencia de hierro.

La falta de hierro debe corregirse

La carencia de hierro suele desencadenar la aparición de una serie de señales que alertan sobre este déficit. Una gran parte de ellas están relacionadas con el desarrollo de una anemia provocada por la falta de este mineral.

 

Si sientes fatiga o cansancio de forma frecuente, junto con mareos o dolores de cabeza, valora acudir al médico para obtener un diagnóstico preciso. Si lo que te sucede es que no cubres los requerimientos de hierro, será necesario ajustar la dieta.

También puede ser posible que las señales de que tienes carencia de hierro se manifiesten de forma externa, sobre la piel y las uñas. En estos casos, pueden producirse fracturas de estas estructuras con mayor facilidad, así como un cambio progresivo en el color de la piel, que tomará un tono más pálido.

 
  • DeLoughery TG., Iron Deficiency Anemia. Med Clin North Am, 2017. 101 (2): 319-332.
  • Pamuk GE., Serif Top M., Sevki Uyanik M., Koker H., et al., Is iron deficiency anemia associated with migraine? is there a role for anxiety and depression? Wien Klin Wochenschr, 2016. 128: 576-580.