Tipos de tejido muscular

Antonio Reyes·
21 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto al
01 Enero, 1970
El tejido muscular es uno de los más especializados de nuestro cuerpo. Aunque su principal función es el movimiento, existen otros tipos de tejidos musculares que desempeñan funciones muy importantes, como la respiración.
 

El tejido muscular es uno de los tejidos más importantes del cuerpo. Se trata de un tipo de tejido altamente especializado, capaz de generar movimiento mediante la contracción de sus células, llamadas miocitos. Existen varios tipos de tejido muscular, y todos ellos están formados por estos miocitos.

Dependiendo de determinadas características estructurales y funcionales, podemos diferenciar tres tipos de tejido muscular, los cuales vamos a explicar en este artículo. ¡Conoce todo al respecto!

Tejido muscular: tipos de fibras

El tejido muscular tiene unas características comunes a todos ellos, independientemente del tipo de tejido al que nos refiramos. Como dijimos, todos cuentan con el miocito como estructura básica. El miocito es una célula que es capaz de acortarse o alargarse como respuesta a un estímulo externo.

Este estímulo suele ser nervioso, ya que los músculos están inervados y supeditados al control del sistema nervioso, sea de carácter voluntario o no. Por ejemplo, los músculos de nuestro cuerpo reciben sus estímulos de neuronas que se encuentran en la porción anterior de la médula espinal.

Los miocitos son células alargadas con muchas mitocondrias, orgánulos celulares que se utilizan para obtener energía a partir del metabolismo aerobio. Estas células se unen entre ellas y forman estructuras alargadas denominadas miofibrillas, que a su vez se agrupan en fibras musculares. En el cuerpo humano vamos a encontrar, fundamentalmente, dos tipos de fibras musculares:

 
  • Fibras de tipo I, lentas o rojas. Estas fibras se especializan en contracciones lentas y duraderas. Cuentan con muchas mitocondrias y con mioglobina —que transporta oxígeno y le da su color rojo. Son las que se suelen trabajar en los gimnasios, ya que estas fibras musculares tienden a crecer más porque son más capaces de retener glucógeno.
  • Fibras de tipo II, rápidas o blancas. En este caso, se trata de fibras que realizan contracciones muy rápidas y precisas. Es el tipo de célula que se encuentra en los músculos de los ojos. Estas fibras son blancas porque no tienen tanta mioglobina ni mitocondrias, por lo que se fatigan con más facilidad. En deportes como la halterofilia existe un gran predominio de este tipo de fibras en el tejido muscular.
La halterofilia demanda el esfuerzo de ciertos tipos de tejido muscular.

Tipos de tejido muscular

Como ya adelantamos antes, los diferentes tipos de tejido muscular se diferencian entre sí por parámetros tanto funcionales como estructurales. Estos parámetros van a ser, esencialmente, dos:

  • Si poseen una serie de bandas transversales regulares conocidas como estriaciones, lo vamos a conocer como músculo estriado. Si no cuenta con estas bandas, lo llamaremos músculo liso.
 
  • También los vamos a diferenciar dependiendo de qué tipo de inervación tengan. Esta inervación puede ser voluntaria o involuntaria.

Músculo liso

El músculo liso es el tipo de tejido muscular más elemental que tenemos. Es un músculo sin estriaciones y de carácter involuntario. Se encuentra en muchas de nuestras vísceras.

Por ejemplo, contamos con una capa muscular a lo largo de todo el aparato digestivo que permite el peristaltismo. También en los bronquios existe músculo liso, que regula la broncodilatación y la broncoconstricción. En otros conductos como el biliar, hepático o los uréteres también existe músculo liso.

Otra localización muy importante del músculo liso es en el sistema circulatorio, ya que todas las arterias de calibre mediano y grande tienen una capa muscular gruesa. Las arteriolas y pequeñas arterias también cuentan con esta capa.

La contracción o relajación del músculo liso en los vasos sanguíneos es muy importante a la hora de regular el flujo de sangre por nuestro organismo. Su inervación viene del sistema nervioso autónomo.

Músculo cardíaco

Es el músculo que forma las paredes del corazón. Aquí los miocitos se conocen como ‘miocardiocitos’ porque forman el miocardio, la capa gruesa de músculo que hace que el corazón se contraiga. Este tipo de músculo sí que tiene estriaciones, por lo que se le conoce como músculo estriado cardíaco.

 

Su contracción es involuntaria, dependiendo de los potenciales de acción que llegan del marcapasos natural del corazón —el nodo sinusal—, aunque también recibe fibras del sistema nervioso autónomo, que regulan el aumento o la disminución de la frecuencia cardíaca.

La resistencia cardiorrespiratoria influye en el funcionamiento del organismo y puede mejorarse con ejercicio.

Músculo esquelético

El músculo que nos permite movernos y realizar deporte es el músculo esquelético. También cuenta con estriaciones, por lo que se le conoce como músculo estriado esquelético.

Este músculo constituye casi la mitad de nuestro peso corporal y, además del movimiento, tiene otras funciones importantes como la protección de los órganos abdominales, dar estabilidad a la columna o participar en la micción, respiración o defecación.

Este músculo es de carácter voluntario. Nosotros podemos elegir cuándo contraemos cada músculo y cuándo lo relajamos. La decisión de contraer un músculo procede de la corteza cerebral y desciende por la médula espinal, que cuenta con unas motoneuronas que inervan estos músculos y los contraen.

 

Finalmente, algunos músculos también cuentan con fibras del sistema nervioso autónomo, por lo que pueden ser involuntarias en determinados casos, como las de los músculos respiratorios.

  • Lindstedt SL. Skeletal muscle tissue in movement and health: positives and negatives. J Exp Biol [Internet]. 2016 Jan [cited 2019 Sep 12];219(2):183–8. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26792329
  • Shadrin IY, Khodabukus A, Bursac N. Striated Muscle Function, Regeneration, and Repair. Cell Mol Life Sci [Internet]. 2016 [cited 2019 Sep 12];73(22):4175. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5056123/
  • Gillies AR, Lieber RL. Structure and function of the skeletal muscle extracellular matrix. Muscle Nerve [Internet]. 2011 Sep [cited 2019 Sep 12];44(3):318–31. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21949456