Causas de la hiperlordosis lumbar

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman
Hay que tener cuidado y prevenir la hiperlordosis, ya que puede dar lugar a numerosas consecuencias negativas. ¿Qué malas conductas llevan a padecerla?
 

Los dolores de espalda pueden afectar a cualquier persona en cualquier momento. Suelen ser problemas que se van gestando con el tiempo y que debilitan las estructuras que la conforman. Cuando esto ha ocurrido, sin que nos demos cuenta, cualquier mal gesto o movimiento puede detonar la aparición de un problema mayor. En este caso, vamos a hablar de la hiperlordosis lumbar, un problema bastante frecuente que tiene un claro impacto sobre la salud de la espalda.

Hiperlordosis lumbar

Primero, veamos en qué consiste esta patología. La hiperlordosis lumbar es una exageración de la curvatura lumbar de la columna vertebral. En la columna hay cuatro curvas que, según su dirección, se clasifican en lordosis o cifosis; tanto la curvatura cervical como la lumbar son lordosis.

Estas curvas son normales, fisiológicas; es decir que es normal tenerlas. Sin embargo, por diversos factores, se pueden hacer más pronunciadas, y ahí es cuando empiezan a surgir los problemas. El cuerpo está hecho para convivir con las curvas en su estado natural, y este cambio significativo puede desequilibrar esta convivencia.

Causas de la hiperlordosis lumbar

¿Por qué se acentúa la curvatura lumbar? ¿Qué factores pueden hacer que una curva fisiológica se convierta en patológica y dañe las estructuras, no solo que la rodean, sino también las que dependen de estas? A continuación, detallaremos algunos de los principales.

 

Desequilibrio muscular

La columna vertebral no es una estructura individual. De ella tiran muchas fuerzas en diferentes direcciones, por lo que hay que intentar que todas lo hagan de manera similar. En este caso, miraremos la pelvis, donde se engancha la parte más baja de la columna.

De la parte anterior de la pelvis tira, hacia arriba, la musculatura abdominal, y hacia abajo, el psoas ilíaco. Por detrás tiran, hacia arriba, la musculatura paravertebral y el cuadrado lumbar, y hacia abajo, los isquiotibiales.

Hombre que padece de dolor por hiperlordosis lumbar.

En el caso de la hiperlordosis, la pelvis está inclinada hacia adelante; médicamente se dice que existe una anteversión pélvica exagerada. Esto quiere decir una de dos cosas: que los músculos que tiran de ella hacia adelante son demasiado fuertes o que los que hacen el movimiento contrario están débiles.

Por lo tanto, la hiperlordosis lumbar puede ser debido a un acortamiento del psoas ilíaco o a la debilidad de la musculatura abdominal. Por supuesto, también pueden ocurrir ambas. Asimismo, otra posibilidad es tener los isquiotibiales débiles o la musculatura paravertebral acortada.

 

En este sentido, una vida sedentaria en la que se pasan muchas horas sentado es muy perjudicial. Este comportamiento debilita la musculatura abdominal y hace que el psoas esté constantemente acortado, lo cual nos lleva a la segunda causa de esta patología, las malas posturas.

Malas posturas

Tener buena higiene postural es clave para mantener todas las curvas de la columna en su sitio. El ejemplo más claro, como hemos visto, es pasar muchas horas sentados.

La cadera siempre está flexionada y se suele tener la espalda redondeada. Esto debilita la musculatura paravertebral, acorta los psoas y mantiene inactiva la musculatura abdominal.

Por otra parte, si al andar no mantenemos la espalda recta —sacar pecho, apretar un poco el abdomen y mirar al frente—, también vamos a favorecer la debilidad abdominal, entre otras cosas. De igual modo, si levantamos un peso de manera incorrecta, la zona lumbar será la que más se resentirá.

Hombre trabaja en casa y se queja de un dolor en la espalda.

Por lo tanto, es importante saber sentarse, andar y coger pesos bien e intentar no llevar una vida sedentaria en general.

 

Pisada incorrecta

Una mala pisada puede dar lugar a numerosos trastornos, ya que el pie es la base del cuerpo. Un arco exagerado, un pie plano o una pisada en el borde exterior o interior acarrean problemas distintos. Por lo tanto, si la espalda sufre y vemos que desgastamos los zapatos por el mismo lado, es importante acudir a un podólogo.

Alteraciones congénitas

También puede ocurrir que la hiperlordosis lumbar aparezca debido a causas genéticas. En estos casos, lo primero es asegurarse de que un médico diagnostique el problema y seguir sus indicaciones. En segundo lugar, hay que ayudar al cuerpo llevando una vida activa.

Muévete e infórmate para prevenir la hiperlordosis lumbar

Como hemos visto, para prevenir las principales causas de la hiperlordosis lumbar, el elemento principal es evitar el sedentarismo. Se trata de una forma de vida bastante común hoy en día, pero sumamente nociva.

Para evitarlo, mantén una vida activa y aprovecha los momentos libres para caminar o practicar deporte. Finalmente, si tienes que permanecer sentado muchas horas, ¡por lo menos siéntate bien!

 
  • S. Lopes, A. Martins, L. Rocha et al. Effect of a health promotion session on the knowlge of postural hygiene in 1st cycle of private school. Annals of Physical and Rehabilitation Medicine. Volume 61, supplement, page 466. 2018
  • D. Hernández. Equilibrio postural y dolor de espalda: lumbalgia y biomecánica. Bol Soc Esp Hidrol Méd. Volume 31, Número 2, 203-209. 2016
  • J. Martínez, D. Sánchez. Lumbalgia mecanopostural en actividades laborales, una caracterización de programas preventivos. Revista electrónica de terapia ocupacional Galicia, Volume. 14, Número 25. 2017