4 consecuencias de hacer ejercicio con agujetas

14 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman
Los únicos ejercicio que debemos hacer con agujetas son aquellos de baja intensidad, para así fomentar la llegada de sangre a la zona lesionada. Conoce las posibles consecuencias de excedernos al ejercitar en este estado.
 

Las agujetas son una de las patologías más frecuentes para los deportistas. Afectan sobre todo a personas que empiezan a practicar un deporte y todavía no tienen las estructuras acostumbradas al esfuerzo que requiere. Sin embargo, es muy importante no hacer ejercicio con agujetas.

A continuación, vamos a ver qué son las agujetas, así como las principales razones por las cuales no se debe hacer ejercicio hasta recuperarse de ellas.

¿Qué son las agujetas?

Las agujetas son microrroturas fibrilares. Es decir, se trata de la aparición de pequeñas roturas en una cantidad de fibras variable de un determinado músculo.

Estas causan un dolor de aparición tardía, lo que quiere decir que no notaremos las agujetas al dejar de practicar deporte, sino que las sentiremos al día siguiente. De ahí sus siglas en inglés, DOMS (delayed onset muscle soreness), que es como se describen en la literatura científica.

La forma de prevenir la aparición de las agujetas es la siguiente:

  • Tener los músculos preparados. Con esto nos referimos a no incrementar la carga deportiva súbitamente. Debemos trabajar con incrementos graduales y darles tiempo a los músculos a acostumbrarse a un determinado ejercicio.
  • Realizar un buen calentamiento. Esto también forma parte de preparar los músculos, solo que en este caso, más directamente. Al calentar, hacemos que los músculos estén listos y puedan soportar mayores cargas de trabajo.
  • Hidratarse antes, durante y después.Es importante mantener al cuerpo hidratado, tanto antes de practicar deporte como mientras lo realizamos y al terminar. En los tres momentos debemos darle al músculo las sustancias que necesita para funcionar correctamente. Por ejemplo, según un estudio publicado por Journal of Sports Sciences, la suplementación con proteína puede ayudar a superar las agujetas con mayor rapidez.
 
Mujer con dolor de espalda después de entrenar y correr

Efectos negativos de hacer ejercicio con agujetas

Las agujetas son una lesión muscular. Como tal, debemos asegurarnos de estar totalmente recuperados antes de reanudar la práctica deportiva. Estas son las principales consecuencias de no hacer caso a este aviso:

Recuperación más tardía

La manera más rápida de recuperarse de unas agujetas es el reposo y la alimentación. Por lo tanto, hacer ejercicio con agujetas es contraproducente, ya que no deja al músculo recuperarse.

Riesgo de lesión grave

Dentro de las lesiones musculares, las agujetas son de las más leves. Sin embargo, no debemos olvidar que se tratan de microrroturas. Esto quiere decir que si hacemos ejercicio con agujetas, nos estamos arriesgando a que las microrroturas se conviertan en roturas. De hecho, si hacemos un ejercicio intenso, lo lógico es que esto ocurra.

Imagínate que tienes en tus manos una bufanda. Si tiras de ambos extremos, aunque sea con mucha fuerza, no pasa nada. No obstante, si esa misma bufanda tiene varios hilos rotos, al estirar fuerte sí que se puede romper. Algo similar ocurriría con los músculos.

Peligros para otras estructuras

 

El cuerpo necesita estar en buenas condiciones para funcionar correctamente. Esto significa que necesita que todas las estructuras cumplan su función, ya que opera como un todo, pero está compuesto de muchas partes.

Así, si un músculo está debilitado, puede que cambiemos la manera de hacer ciertos ejercicios para intentar no hacernos daño. Al cambiar la manera de ejercitarnos, le estamos añadiendo tensión a otras estructuras; pueden ser otros músculos que tengan que trabajar más para compensar o tejidos blandos como los ligamentos, que sufren porque hacemos gestos a los que no estamos acostumbrados.

Es decir, tenemos al cuerpo preparado para trabajar de una manera, y de repente se la cambiamos. Esto no solo es perjudicial a corto plazo, y puede causar otras lesiones, sino que tendremos que readaptarnos después.

Mujer padece de agujetas en el brazo.

Menor rendimiento

Por último, está claro que no podremos ejercitarnos a pleno rendimiento si tenemos una lesión muscular. Esto se debe a que el músculo en cuestión no podrá producir la misma fuerza y las demás estructuras se fatigarán antes porque estarán obligadas a hacer un esfuerzo mayor que de costumbre.

 

¿Nada de ejercicio con agujetas?

Por todo lo anterior, parece que debemos guardar reposo absoluto mientras tengamos agujetas, pero esto no es así. Para un deportista, pasar dos o tres días sin hacer nada puede ser un golpe importante a su forma física.

Por lo tanto, sí que podremos hacer ejercicio, siempre y cuando no utilicemos la estructura lesionada. Si tenemos agujetas en la pierna, es posible trabajar los brazos y el tronco. Si las agujetas se dan en los brazos, está la opción de salir a correr.

También es importante aclarar que una buena manera de recuperarse de las agujetas es realizar el mismo ejercicio que las causó, pero a mucho menor intensidad. Por ejemplo, si tenemos agujetas por correr, será beneficioso caminar.

Por lo tanto, no guardes reposo absoluto. Sin embargo, sí intenta curarte bien antes de volver a la práctica deportiva habitual.

 
  • P. Miller, S. Bailey, M. Barnes et al. The effects of protease supplementation on skeletal muscle function and DOMS following downhill running, Journal of Sports Sciences, 22:4, 365-372, 2004.
  • L. Nicol, D. Rowlands, R. Fazakerly et al. Curcumin supplementation likely attenuates delayed onset muscle soreness (DOMS). Eur J Appl Physiol 115, 1769–1777, 2015.
  • F. Martínez. Las agujetas, ¿una entidad clínica con nombre inapropiado? Apunts: Medicina de l'esport. Vol. 26, Nº 100, págs. 125-134, 1989.