¿Qué exámenes médicos son necesarios antes de iniciar un deporte?

02 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por él médico Leonardo Biolatto
Los exámenes médicos son necesarios antes de iniciar un deporte porque permiten detectar factores de riesgo que pueden complicar la práctica deportiva. Incluso se pueden encontrar alteraciones que requerirían tratamiento inmediato.
 

Saber qué exámenes médicos son necesarios antes de iniciar un deporte es una cuestión que hasta los médicos discuten. Si bien existen guías con recomendaciones sobre lo que debe rastrearse en un deportista, no siempre están de acuerdo todas las especialidades.

Hay bastante consenso para afirmar que la cardiología es ineludible. Esto es así sobre todo al considerar la existencia de la patología conocida como muerte súbita, la cual es un temor entre varios deportistas.

La muerte súbita es el paro cardíaco que sucede sin causa aparente previa y que interrumpe el flujo sanguíneo de manera aguda. No se relaciona a un trauma y no tiene síntomas que adviertan de que va a suceder. De allí la incógnita y el temor que desata.

Lo cierto es que la muerte súbita se hace eco en las noticias cuando sucede en medio de un deporte, pero es más frecuente en la población general. De todos modos, su mala fama en el ejercicio se vincula a los exámenes médicos que son necesarios antes de iniciar un deporte.

En realidad, el chequeo previo al inicio de un deporte no siempre detectará alteraciones, y hasta los deportistas de élite, quienes cuentan con equipos de salud específicos, padecen muerte súbita. La recomendación para el chequeo se fundamenta en la búsqueda de factores de riesgo como la hipertensión arterial, las arritmias, la diabetes o la dislipemia.

 

¿Cuáles son los exámenes mínimos necesarios?

Si tuviésemos que enumerar cuáles exámenes médicos son necesarios antes de iniciar un deporte, y que serían ineludibles, entonces tendríamos que poner en la lista los siguientes:

Obtener una mejora en el estado cardiovascular no requiere ni de grandes inversiones de tiempo ni de dinero.

Sin embargo, valen algunas aclaraciones porque no es necesario que las tres pruebas sean indicadas en todos los deportistas. No es lo mismo el ejercicio cotidiano no profesional que el que se realiza a niveles competitivos. Las distintas exigencias obligan a rastrear diferentes factores de riesgo.

El electrocardiograma deberían realizárselo todos. Es una prueba que mide la actividad eléctrica del corazón y permite detectar algunas alteraciones, incluidas las arritmias.

En segundo lugar, la ergometría se prescribe a los deportistas mayores de 40 años, a los que tienen antecedentes de riesgo y más de 30 años, y a los que realizan ejercicio intenso. Una ergometría es una prueba eléctrica del corazón que se realiza en movimiento, forzando al cuerpo.

 

Finalmente, el ecocardiograma doppler se reserva para quien realiza deporte de alto rendimiento. Este examen es una ecografía del corazón que permite ver la actividad cardíaca en vivo a través de una pantalla.

Los exámenes médicos se complementan en el consultorio

Los exámenes médicos que son necesarios antes de iniciar un deporte deben acompañarse de una consulta médica. El examen físico y el interrogatorio médico son tan importantes como las pruebas complementarias.

En el consultorio, el médico puede medir muchas variables fundamentales para el deportista:

  • Talla y peso: con estos datos se calcula el índice de masa corporal —IMC—, con el cual se cataloga a la persona en peso normal, bajo peso, sobrepeso u obesidad.
  • Frecuencia cardíaca: se estipula que una frecuencia cardíaca normal oscila entre 60 a 100 latidos por minutos. En las personas entrenadas, ese valor puede ser menor sin significar una patología. Al contrario, el ejercicio continuado hace más eficiente al corazón.
  • Tensión arterial: la medición de los valores tensionales es clave, sobre todo en personas de mayor edad que van a practicar un deporte. Los hipertensos pueden realizar ejercicio, pero siempre y cuando sus cifras de presión arterial estén dentro de límites aceptables. Una vez alcanzada la estabilidad, la actividad física ayuda al control de la patología.
 

¿Es necesaria la revisión osteoarticular?

Así como el aspecto cardiológico no se discute como parte de la revisión inicial para el deportista, pasa lo contrario con lo osteoarticular. Algunos profesionales plantean que deben realizarse métodos complementarios para articulaciones y huesos, mientras que otros lo consideran innecesario.

Mujer en una consulta médica.

La propuesta más aceptada es concretar, en una consulta médica, las maniobras básicas de evaluación traumatológica. Esto implica la observación de la columna y de los movimientos de los miembros superiores e inferiores.

Si en ese examen físico el médico detecta una alteración o sospecha una anomalía, podría solicitar de forma añadida una radiografía, una tomografía o una resonancia. De esta forma, se focaliza la búsqueda del problema sin aumentar el volumen de uso del sistema de salud por parte del deportista.

Los exámenes médicos son necesarios antes de iniciar un deporte

Como conclusión, los exámenes médicos son necesarios antes de iniciar un deporte para detectar y controlar los factores de riesgo que pueden complicar la salud. En el ejercicio físico exigimos el cuerpo, y si tenemos la oportunidad de reducir la posibilidad de un evento patológico, no debemos dudarlo.

 
  • Martínez, Oscar Felipe Erazo, and Jorge Norvey Alvarez Ríos. Muerte súbita en el deporte, propuesta de intervención temprana. Revista Iberoamericana de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte 7.1 (2018): 23-33.
  • Titos Gil, Alfredo. Hipertensión arterial y actividad física. Medicine & Science in Sports & Exercise 16 (2017): 269-274.
  • Chávez Casanova, Sandra Mariel, Edward Arturo Ramos Ruiz, and Roberto Carlos Salas Castillo. Clínica del Deporte.(2017).
  • Pérez, América, Miguel Resnik, and Jorge González Zuelgaray. Muerte súbita en el deporte. Aspectos legales acerca de su prevención. Insuficiencia cardíaca 5.1 (2010): 17-24.