Malestar gástrico: ¿cómo evitarlo en el deporte?

09 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
El consumo frecuente de alcohol daña la mucosa estomacal, con lo que aumenta el riesgo de padecer malestar gástrico. ¿Qué otros factores pueden originar este problema?
 

El malestar gástrico puede ocasionar problemas de rendimiento en los atletas; en ocasiones, hasta imposibilita la práctica deportiva. Por este motivo, te ofrecemos una serie de consejos con el objetivo de reducir este tipo de dolencias.

Evita las ingestas grandes de grasas

Las grasas tienen una digestión más lenta que otro tipo de nutrientes. Por tal razón, si se consumen cerca del momento de realizar actividad física, pueden originar un malestar gástrico.

Ante esto, se recomienda que las comidas precompetición sean lo menos ricas en grasas posibles. Estas han de caracterizarse por su contenido en carbohidratos y proteínas, y es preciso que se hagan al menos dos horas y media antes del comienzo del evento deportivo.

Los alimentos con una gran cantidad de lípidos como los aceites, los lácteos enteros y las carnes grasas se desaconsejan en los momentos anteriores a la actividad física.

Reduce o elimina el consumo de alcohol

El consumo de alcohol suele generar malestar gástrico. Además, su ingesta aumenta el riesgo de cáncer de estómago y de colon, tal y como afirma un artículo publicado en la revista International Journal of Molecular Sciences.

El consumo de alcohol debería limitarse para vivir unas fiestas saludables.
 

Esta sustancia es capaz de dañar la mucosa gástrica, lo cual se asocia con el incremento del riesgo de padecer molestias. Por este motivo, se desaconseja el consumo de bebidas alcohólicas antes y después de realizar actividad física.

Ingiere probióticos para prevenir el malestar gástrico

Las personas que sufren de enfermedad por helicobacter suelen tener malestar gástrico frecuente. A la hora de mejorar la sintomatología y promocionar la remisión de la enfermedad, es necesario valorar la suplementación con probióticos.

Estas bacterias consiguen mejorar el pronóstico de los pacientes de esta patología, según una investigación publicada en la revista Applied Microbiology and Biotechnology.

Otra opción para abordar el tratamiento de esta enfermedad resulta el consumo de antibióticos previamente pautados por el especialista. No obstante, en los últimos años se ha demostrado que la administración de probióticos ofrece mejores resultados y menores efectos secundarios sobre el organismo.

Disminuye el consumo de alimentos meteorizantes

Algunos alimentos como las legumbres presentan la característica de estimular la formación de gas durante su digestión. Esto puede causar molestias incómodas que llegan a imposibilitar la práctica deportiva.

Debido a ello, puede resultar útil evitar este tipo de alimentos en los momentos previos a una competición deportiva. También se han de retirar la salsas picantes y los condimentos irritantes.

 

Vigila las intolerancias para reducir el malestar gástrico

Las personas que sufren intolerancias a ciertos nutrientes puede presentar malestar gástrico tras su consumo. Un ejemplo es el de los intolerantes a la lactosa. No obstante, ha de ser el especialista quien diagnostique esta condición a partir de las pruebas pertinentes.

En la actualidad se ha puesto de moda considerar que la lactosa hace daño a la población en general y se suele aconsejar evitar su consumo. Esta afirmación no ha sido respaldada por la ciencia.

Mujer rechaza vaso de leche porque sufre de intolerancia.

Muchos de los casos que se diagnostican erróneamente como intolerancia a la lactosa están ocasionados por un proceso de disbiosis intestinal. El aporte de probióticos suele corregir satisfactoriamente este tipo de situaciones.

Optimiza la dieta para evitar malestar gástrico

Evitar las molestias gástricas es uno de los objetivos de la nutrición deportiva antes de una prueba o competición. Para ello, es necesario poner en práctica una serie de estrategias, entre las que se destacan la necesidad de incluir en las comidas alimentos de digestión fácil, como aquellos que presentan bajas cantidades de lípidos.

 

Por otra parte, ha de reflejarse la necesidad de restringir el consumo de alcohol, por los daños que ocasiona sobre la mucosa gástrica. Al mismo tiempo, deben evitarse otra clase de alimentos o productos irritantes, como pueden ser los picantes.

Existen algunos casos de malestar gástrico vinculados a patologías existentes, bien sea por Helicobacter pylori o por intolerancias alimentarias. Para revertir estos procesos, es necesario realizar un diagnóstico preciso que identifique realmente el problema. Muchas de estas situaciones responden bien al tratamiento con probióticos.

En el caso de las intolerancias alimentarias, como es el ejemplo de la intolerancia a la lactosa, la única solución puede ser la retirada de este nutriente de la dieta. De este modo, se previenen las posibles molestias digestivas derivadas de su consumo, las cuales pueden afectar negativamente al rendimiento del atleta.

 
  • Na HK., Lee JY., Molecular basis of alcohol related gastric and colon cancer. Int J Mol Sci, 2017.
  • Goderska K., Agudo Pena S., Alarcon T., Helicobacter pylori treatment: antibiotics or probiotics. Appl Microbiol Biotechnol, 2018. 102 (1): 1-7.