Problemas médicos asociados a las competencias de ultrarresistencia

20 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por él médico Leonardo Biolatto
La posibilidad de que aparezcan problemas médicos en las competencias de ultrarresistencia está bien documentada. Este deporte exige al cuerpo en un punto extremo y pone a prueba los mecanismos de adaptación.

Al hablar de problemas médicos que se asocian a las competencias de ultrarresistencia, en realidad estamos focalizándonos en las ultramaratones. Esto es así porque se trata del deporte de esta categoría más estudiado desde la medicina, entre todos aquellos que involucran esfuerzos casi sobrehumanos.

Para definir una carrera de ultrarresistencia, hay que considerar la distancia que se recorre o el tiempo promedio que se empleará en la misma. Así, un recorrido mayor a 42 kilómetros o superior a las seis horas se categoriza como ultramaratón.

La salud en las competencias de ultrarresistencia

Estas competencias son cada vez más populares. No se asemejan a la difusión que tienen otros deportes, pero han ganado adeptos y han instaurado fechas de calendario mundial que son relevantes.

Algunas distancias son en realidad verdaderas exigencias, por encima del estándar de cualquiera. Basta mencionar los 246 kilómetros que se corren en Grecia y que se conocen con el nombre de Spartathlon.

Resulta lógico pensar en la existencia de problemas médicos en estas carreras de ultrarresistencia. Aunque compitan atletas de élite y entrenados, múltiples factores pueden modificar el entrenamiento y cambiar las condiciones al momento de correr.

Cabe mencionar también que estos deportistas regulan al detalle su índice de masa corporal y su grasa proporcional, ya que pueden hacer diferencia de hasta minutos con respecto a sus competidores. Los cambios dietarios que no se controlan pueden ocasionar alteraciones importantes.

Veamos algunos de los problemas médicos más frecuentes asociados a las competencias de ultrarresistencia y cuáles son sus causas. Mencionaremos tres de los más relevantes.

Las competencias de ultrarresistencia son muy exigentes para el organismo.

Hiponatremia o falta de sodio

El sodio es un elemento que el cuerpo necesita sí o sí. No se puede vivir sin él, y no se puede funcionar de manera correcta sin tenerlo en determinados valores dentro de la sangre.

Este elemento es adquirido mediante lo que comemos y tomamos, y sale del organismo por la transpiración y la orina. Su regulación es un mecanismo aceitado que involucra diversos órganos para mantener siempre una pequeña oscilación que no sea patológica.

La hiponatremia como problema médico de la ultrarresistencia se deriva, principalmente, del sudor. Correr seis horas, a veces bajo climas agobiantes y calurosos, nos predispone a una pérdida extrema de líquidos. Estos líquidos se llevan tras de sí a los electrolitos, incluido el sodio.

Esta pérdida de electrolitos no es lo mismo que una deshidratación, pero se asemejan; a veces aparecen las dos condiciones al mismo tiempo. Dependerá en gran parte de cómo se rehidrate el atleta durante la competencia; es decir, si lo hace solo con líquido o también con electrolitos externos.

La forma clásica de la hiponatremia en estos atletas inicia con la transpiración excesiva que elimina sodio, mientras el deportista ingiere agua con pocos electrolitos durante la carrera. El resultado final es una dilución del sodio que quedó en la sangre, como explica un estudio que publicó Advanced Sports Medicine Concepts and Controversies.

El colapso en la ultrarresistencia

La hiponatremia y la deshidratación pueden culminar en un colapso, o sea, una pérdida súbita del conocimiento con pérdida de fuerzas brusca y desmayo. Es una situación benigna casi siempre, pero puede derivar en complicaciones.

Algunos corredores de ultrarresistencia presentan este problema médico de inmediato, al final de la carrera. En este momento, disminuyen su ritmo por haber terminado, cambia la presión de los vasos sanguíneos y se desploman.

La medida más rápida que se debe tomar es levantar los pies. En general, la sangre vuelve a circular por gravedad y se reactivan las funciones cerebrales colapsadas. Es muy raro que se necesite otra medida extra.

Problemas digestivos en las ultramaratones

Menos conocida que los trastornos médicos previos es la alergia al esfuerzo. Muchos corredores ni siquiera saben que existe y se asombran si se las nombran. El nombre más técnico de la condición es anafilaxia alimentaria inducida por esfuerzo.

Corredora se esfuerza durante una prueba de ultrarresistencia.

Para que suceda la alergia al esfuerzo, se debe combinar, primero, con la ingesta de determinados alimentos; lo habitual son los granos, la lactosa y el gluten. Al iniciar la carrera, el intestino reacciona a esos componentes de mala manera y aparecen síntomas digestivos, como diarrea.

También se explican las alteraciones digestivas por un aumento en la permeabilidad intestinal al correr por largos períodos. Podría ser debido al movimiento de la mucosa ante el golpeteo abdominal que se produce al correr, o una respuesta del intestino a la deshidratación propia de la sudoración excesiva.

La preparación para las competencias de ultrarresistencia

Es fundamental que el atleta de ultramaratones esté preparado física y mentalmente. No es una competencia cualquiera, y se podría decir que no admite un acercamiento amateur.

Los problemas médicos de la ultrarresistencia aparecen incluso en aquellos que se consideran élite del deporte. Por lo tanto, con más razón hay que prestar atención a la dieta y al ejercicio previo a las carreras de tan larga duración. Parecen trastornos benignos, pero sus consecuencias podrían ser peores a mediano plazo.

  • Rehrer NJ. (2001). Fluid and electrolyte balance in ultra-endurance sport. Sports Med. 31 (10): 701-715.
  • Verbalis JG, Goldsmith SR, Greenberg A, Schrier RW & Sterns RH. (2007). Hyponatremia treatment guidelines 2007: expert panel recommendations. Am J Med. 120 (11:1): S1-S21.
  • Knechtle, Beat, and Pantelis Nikolaidis. Competencias de Ultra-Marathon. PubliCE Premium (2017).
  • Krabak, Brian J., Kelsey M. Parker, and Anthony DiGirolamo. Exercise‐Associated Collapse: Is Hyponatremia in Our Head? PM&R 8 (2016): S61-S68.
  • McKay, A., et al. The impact of chronic carbohydrate manipulation on mucosal immunity in elite endurance athletes. Journal of Science and Medicine in Sport 21 (2018): S29.